Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




En desagravio de Gary [Daher]



En desagravio de Gary
Por Martín Zelaya Sánchez

(Creemos que equivocarse es moneda común en los seres humanos, lo que no es, es pedir disculpas por nuestros errores. Recientemente el escritor peruano Bryce Echenique pidió disculpas por los plagios cometidos, lo que es, para nosotros, suficiente. Es así que el editor del suplemento literario Fondo Negro de La Prensa, Martín Zelaya, pide disculpas por lo errores, dice involuntarios, cometidos en un artículo del escritor, se dice nacional, Gary Daher. Pero pedir disculpas es un acto en extremo difícil. Los que no me creen y que son hijos, intenten pedirle disculpas a sus padres por las travesuras de infancia, y por las que seguimos haciendo. Moneda común del ser humano es andar con nuestro orgullo a cuestas y errores y no sacarlos a relucir pretendiendo que nadie se ha dado cuenta. Aquí, en ecdotica, publicamos la nota de Gary Daher, la que tomamos de Fondo Negro y las cartas de algunos enfurecidos lectores que le decían de todo a Gary. Gary, con la sensibilidad que le caracteriza, además de honestidad, por que, simplemente los poetas son así, de verdad, honestos, por que es a través de ésta que nos cuentan el mundo, su particular formar de verlo/entenderlo, nos mandó una carta, que también publicamos y su artículo completo, lo que ha provocado, como corresponde una nota de desagravio, que publicamos a continuación).
La letra “r” está muy lejos de la “n” en el teclado, y ello empeora aún más la errata. Es desagravio a gary daher Canedo hay que explicar algo que ya fue explicado en su oportunidad y en privado al afectado y que, por malas interpretaciones y elucubraciones poco afortunadas, causó más de un mal entendido y entredicho, según se puede leer en algunos blogs literarios.
Dos errores fueron cometidos en la edición de Fondo Negro del 24 de junio; los dos, lamentablemente, afectaron a Gary. El oficioso duendecillo que suele rondar de cuando en cuando las redacciones periodísticas, y que sobrepasa incluso a redactores, editores y correctores (para qué explicar que alguien que debió hacer copy y paste con el titular del artículo referido prefirió transcribir éste, con la consabida falla), se interpuso esta vez para que saliera la palabra “arillos” en lugar de la correcta y original “anillos”, en el artículo La huella y los anillos en que el autor esboza una mirada sobre la literatura cruceña. Primero.
Por falta de verificación de datos, e imperdonable confianza en una –ahora evidente– mala memoria, el que suscribe creyó saber que Daher era paceño, y en lugar de reconfirmarlo, como era su deber, simplemente lo deslizó en el pie de página, a manera de identificar al autor. Segundo.
Y tercero. Los recortes en el texto original que tan gentilmente el poeta y novelista envió fueron exclusivamente por motivos de espacio, en uso del derecho reservado a los editores, y en ningún momento hicieron variar el sentido global del trabajo (“se ha suprimido –se queja el autor– el hecho de que los nombres fueron sugeridos por el escritor Roberto Alifano, amanuense de Borges, y Jorge Martínez, cónsul de Argentina en Bolivia, pues éste era un ejercicio de un texto panorámico destinado a la revista PROA de Buenos Aires”).
Jamás fue ni será intención de Fondo Negro manipular o tergiversar las colaboraciones, ni mucho menos generar controversia como ésta, tan penosas en estos momentos en que en el país es tan difícil hablar de regiones e identificaciones.
Revisando con cuidado, como debí hacerlo desde un principio, las anteriores publicaciones de Gary, observo su destacable posición de identificarse como boliviano y punto. ¿Acaso no somos todos sobre todo eso, bolivianos? es cuanto asumo, acepto y difundo –ojala no demasiado tarde– en buena fe de rectificación.



Escribe tu comentario