Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Veinticinco años de cárcel para el novelista asesino



Veinticinco años de cárcel para el novelista asesino
Por: Ramiro Villapadierna. Corresponsal Berlín de www.abc.es

El cuerpo de Dariusz Janiszewski fue pescado hace siete años del río Oder, en la frontera polaco-alemana; el misterio en torno a este modesto empresario de la publicidad, maniatado, torturado, asesinado, resultaba inaprensible. Hasta que un agente, de los que leen novela negra para hacerse cargo de hasta dónde puede llegar la mente criminal, dio perplejo con la clave: el asesino era el joven autor Krystian Bala.
No era esta vez la vida la que imitaba al arte, sino al revés: el escritor de 33 años, que imparte filosofía del lenguaje y filosofía social en la universidad de Wroclaw, se había visto compelido cuatro años después de un crimen de amor y celos a describir en algunos pasajes de la novela «Amok» (2003, Ed. Croma, Wroclaw) un caso demasiado similar al fatídico acaecido a Janiszewski. Hasta el nombre del protagonista, Chris, resulta diminutivo del autor.
Un juez de la antigua Breslau, junto al río del crimen, condenó ayer al autor a 25 años de cárcel, por «planear y ordenar» un delito promovido por celos. Al parecer Bala sospechaba que el publicista estaba liado con su aún mujer, de la que él estaba separado. Varios testigos informaron durante el juicio de que el escritor estaba «patológicamente celoso». La juez dice que Bala trataba a su mujer «como una propiedad» y los psiquiatras han apreciado «tendencias sádicas». Según los forenses el empresario fue maniatado y arrojado al Oder. Cuando años después un docudrama de la televisión polaca reinterpretó el crimen.
Hasta el último momento Krystian Bala, aficionado a la fotografía y al submarinismo, ha negado su implicación: «No soy el responsable de la muerte de Dariusz», insistió en su última declaración. La fiscalía asegura que durante los interrogatorios el escritor llegó a confesar el crimen pero luego se habría retractado. La fiscal Bogumila Fiuto no ha obtenido pruebas periciales concluyentes de la autoría de Bala. «No hay prueba directa de su culpabilidad, pero sí numerosas pruebas circunstanciales».
Psicólogos y expertos en novela negra han confirman similitudes entre los rasgos de Bala y los de su protagonista. Ante la falta de prueba final, la juez Lidia Hojenska explicó que la condena habla sólo de «planear y dirigir» el asesinato de Janiszewski.
El policía lector, que había dado con un foro en internet en que se debatía la trama del libro, se vio tentado a investigar las acuciantes similitudes que empezaban a cruzarse en su mente. Hasta ese momento la policía estaba sumida en la frustración por un caso del que no tenía un solo indicio. Bala dice haberse inspirado en recortes de prensa sobre el crimen. Pero la policía descubrió que el autor había llamado a la víctima el día de su desaparición y había vendido su teléfono móvil en internet cuatro días después del asesinato. «Aunque mi cliente llamara a la víctima, no se puede matar a nadie con un teléfono», insistía aún ayer su abogado. En todo caso, en la ficción. el autor logra irse de rositas.



Escribe tu comentario