Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Kikin teatro gana el Bertolt Brecht de teatro



diego.jpg

El Kikin de Diego Aramburo
Por: Mabel Franco

(El grupo cochabambino acaba de imponerse en el concurso nacional Bertolt Brecht de teatro.)
Kikinteatro va dejando una impronta en la actividad escénica de Cochabamba. Si se habla de teatro en esa capital, ahí está, en primer lugar, el grupo cuyo nombre apela a una partícula quechua —kikin— para describir la amplitud de conceptos que maneja su director, Diego Aramburo. ´Dependiendo del contexto en el que se use la palabra, kikinteatro puede significar como el teatro o el teatro mismo´, explica el llajtamasi radicado en La Paz.
Si en los inicios del proyecto kikin, en los 90, la primera acepción tranquilizaba a Aramburo —´pues yo quería hacer cine desde que estaba en el colegio´—, hoy, él y sus actores optan claramente por la segunda. ´Estamos haciendo teatro, aunque con la certeza de que las fronteras con las otras artes no son rígidas´ y se pueden traspasar.
El Kikinteatro acaba de ganar el X Festival nacional Bertolt Brecht que se organiza en Cochabamba, con la obra Romeo y Julieta, una adaptación libre del clásico de Shakespeare.
La noticia se dio a conocer el anterior domingo, apenas unos días después del preestreno que se hizo en Patiño de La Paz y en pleno ajuste de la relación de la obra con el espectador. Porque la cercanía de ambos es vital para la puesta que ahonda en el ser adolescente de los personajes. Algo que permite a Aramburo dramaturgo hallar similitudes con una Bolivia también adolescente, según él la ve, sumida en una confrontación tan inútil como destructiva.
Aramburo empezó a hacer teatro en la escuela y con grupos de amigos. Como adolescente, se acercó a Peter Travesí e integró el elenco juvenil de Tra-la-la. Pero lo que quería hacer era audiovisuales. Así que envió su solicitud a Cuba antes de salir bachiller. No obtuvo la beca, porque el 89 fue un año difícil para la isla, luego de la caída del muro de Berlín y otros cambios mundiales.
Mientras esperaba, escribió una obra y la montó con aficionados. ´Como no sabía nada de teatro, era más fácil hacerlo´, bromea. Al mismo tiempo, postuló a otra beca en la Alianza Francesa y esta entidad le puso en contacto con actores nacionales y extranjeros. Así, ´la gente y la vida me fueron llevando al teatro´.
Lo propio pasaría en Sao Paulo (Brasil) a donde fue a estudiar cine y terminó en el escenario, con beca incluida. Desde allí envió una carta a Grotowski, que aún vivía, sin sospechar que desde la escuela de este maestro, en Italia, le responderían invitándole a acudir a probar suerte.
Con estas señales, el joven Aramburo decidió asumir el teatro como profesión. Y nació Kikinteatro, un espacio para la experimentación de donde han salido actores y actrices, como Glenda Rodríguez, y una dramaturga como Claudia Eid (El masticadero, premio Dirección destacada del Bertolt Brecht por La partida de Petra y Bodas de sangre). Lo que no es poco decir.
Aramburo ha viajado mucho. ´Moverse te permite abrir la cabeza´, dice. Estuvo becado en Canadá y se fue a Francia —donde hizo de director asistente de Hubert Colas en la obra Macbeth—. ´Esto es parte de lo que me ha dado el teatro: poder hablar de Bolivia´ allí donde no se sabía nada o se tenía una imagen romántica y hasta folklórica.
Otra recompensa que reconoce el teatrista es la satisfacción de sentir que la gente, el público, de Cochabamba y de los festivales de Santa Cruz y La Paz, ha aceptado seguir las propuestas, a veces muy conceptuales, como fue el caso de Cuento del amor, con una consecuencia no siempre a la par de la crítica nacional.
La prueba del reconocimiento está en que siete de sus obras han sido premiadas en el país. Una de ellas, Crudo, ha recorrido Latinoamérica con excelente crítica de los especialistas de diarios como Página 12 de Buenos Aires y El Tiempo de Bogotá.
Pero, ¿qué le ha dado Aramburo al teatro? ´Creo, espero, estar aportando a una visión boliviana de entender las artes. Bolivia desborda cultura y por eso se da poca atención a la producción artística. A este debate me interesa aportar: cómo es producir, pensar el arte, consumirlo´. Y, ´a estas alturas en que se ha logrado una madurez en la técnica, lo prioritario es el concepto, esto me preocupa´.
Otro aporte ´es la construcción de una obra a través de muchos montajes, una identidad detrás de toda la producción´. Lo que, podría añadirse, le ha dado identidad a Kikinteatro. Sus obras pueden ser, para el punto de vista de la crítica, una muy buena y otra no tanto. Pero es un hecho que hay un sello propio. Este año, Aramburo ha confirmado la solvencia de su mirada y factura con dos obras. La primera, una puesta de Happy Days, de Samuel Beckett (agosto, La Paz), con una impresionante actuación de Patricia García, y la segunda, con la puesta en marcha de Romeo y Julieta, actuada por Lía Michel (premio de actuación) y Jorge Alanis.
Sobre esta última obra, el jurado del Bertolt Brecht ha destacado la ´búsqueda continua de una interpelación al público, la propuesta escénica y los códigos y elementos utilizados, la adaptación a un contexto contemporáneo y la dirección de actores´. Y ha ponderado la coherencia de la propuesta dramatúrgica entre el texto y la puesta en escena, destacándose la construcción estética con una adecuada utilización de los elementos plásticos´, así como ´el nivel de compromiso de los actores con sus roles´.
El premio consiste en el auspicio de una gira por las principales ciudades del país. Así que la historia de los amantes adolescentes, con su carga de obsesiones, excesos, caprichos y contradicciones que les ha aportado la mirada de Aramburo, estará en La Paz, seguramente también en el marco del Festival Internacional de Teatro (Fitaz) que se realizará el 2008.
LOS BERTOLT BRECHT 07
Romeo y Julieta • Primer lugar. Reconocimiento a la actriz Lía Michel y menciones por su escenografía y adaptación de la obra (Diego Aramburo).
Otros • Dirección destacada, Claudia Eid (La partida de Petra y Bodas de sangre); actor, Alejandro Marañón; escenografía (Bodas de Sangre); Dramaturgia (La partida de Petra). Menciones: Saúl Alí (actor de Macabro, La Paz), Cynthia Díaz (actriz de Usted me obligó a hacerlo, La Paz).
Fuente: La Razón



31 Respuestas »

  1. anonimo dice:

    La obra ganadora es muy aburrida. Romeo y Julieta se masturban mientras se inyectan droga. Acudir a que los actores se toquen entre ellos para que la gente se incomode y “tener una reacción” es un acto desesperado.

    Las actuaciones son falsas, y los gritos de la chica desesparentes porque sólo son gritos, ni siquiera llora de verdad.

    Mal jurado.

  2. No la ví pero había escuchado malos comentarios de la obra de Diego, así que me sorprendió la decisión del jurado y pensé que la persona que me lo dijo no la había visto. Se sabe quienes eran los miembros del jurado?

  3. anonimo dice:

    la dramaturgia es muy mala, es poco coherente ademas de exagerada.
    diego ya no sabe como llamar la atencion del publico una cosa es armar una obra solida y otra muy distinta una payasada

  4. anonimo dice:

    el jurado esta acostumbrado a dar premios a los mismos grupos.

  5. Si, pero por que dárselo a Diego. La obra debe tener algo bueno. O es que las otras eran muy malas?

  6. anonimo dice:

    Creo que acá el asunto fue que se premió a la trayectoria de Diego. Que me parece, hasta “Crudo”, fue impecable; la trayectoria se merecía un premio, pero en este festival se debía premiar a la obra, y “Romeo y Julieta” fue terrible.

    (Hasta “Crudo”, ayudaron mucho las actuaciones de Glenda Rodríguez y Patricia García, como personas relacionadas con el grupo en forma permanente) (de hecho, la obra “Happy Days, que hizo Kíkin el año pasado en La Paz, fue alucinante, por ella)

    Hasta ese momento, las obras de su grupo fueron muy buenas; excelentes, sin duda; pero esta obra, en especial, raya en lo patético. Terrible, porque trabajos anteriores fueron muy buenos.

    Se premió a la trayectoria que tuvo su grupo, pero sin duda, la obra no merecía una gira nacional, por ser “la mejor”.

    Las otras obras sí estaban, efectivamente, muy mal. La segunda, que tenía más méritos para ser “la mejor obra”, era la obra del Masticadero, pero el trabajo actoral femenino era pobre, y la directora, no tan renombrada como Aramburo.

    El premio a mejor actriz, me parece también regalado; se premió a una persona “comprometida con su papel”, pero su interpretación fue un chillido constante, molesto e incómodo; Michel siempre actúa el mismo papel, los mismos gritos, el mismo llanto que no llega a lágrimas. Dice mucho sobre el pobre nivel actoral del festival que se la observe como “mejor actriz”

    Creo que aunque alarmante, si no existe mejor actriz, ni mejor obra, alamantemente, el premio debió declarse desierto.

  7. De la lectura de tu nota, la cual agradezco, deduzco dos cosas: a) que se premia la trayectoria de diego, lo que es inaceptable; b) que si bien no la merecía, no había más de donde agarrarse. Es decir, el festival no convoco buen nivel teatral, fue mediocre a tu gusto. Qué se hace?

  8. anonimo dice:

    Esto se llenó de anónimos, por la susceptibilidad de los teatreros cochabambinos, seguramente.

    Ahora aclaro, que este es mi tercer comentario, los del 10 de enero no me pertenecen.

    Yo creo firmemente que se premió la trayectoria de Aramburo, y pasó también algo muy importante: la gente lo apoyó por el hecho de ser DIEGO ARAMBURO. La crítica de Xavier Jordán (que siempre alaba el trabajo de Kíkintearo, no es novedad) lo demuestra. Jordán habla de incomodidad del público en la presentación, gente que no “entendía” la obra; y hace elogios que solamente -porque la considera elitista- él logró apreciar en la obra (por los comentarios que he recibido).

    Suele pasar que se confunde “buen teatro” con teatro ‘alternativo’ y en este caso, la obra fue realmente pésima. Seguramente, en la gira la obra tendrá cambios, en todas sus obras, Aramburo ha cambiado sus puestas en escena.

    Sobre qué se debió hacer, creo que “de los males el menor”. Sin duda, haciendo una lista de defectos y virtudes (y no agarrándonos del currículum del grupo y director) el jurado debió otorgarle el premio a Masticadero.

    Esto por lo siquiente: la obra de Aramburo, si bien va en lo “experimental” que ahora el Bertolt dice apoyar, falla en más puntos que la obra de Eid.

    Primero, ambas obras se denominaron “estrenos” en el Festival, pero Kíkin tuvo un ‘preesteno’ en La Paz, por ello, tuvo un respuesta del público, y cambios, que hacen que la presentación en el Bertolt no haya sido un verdadero estreno. Segundo, la obra es una traducción (pésima, como alguien dijo arriba), por tanto, no es un trabajo de dramaturgia tan profundizado como el de Eid.

    Las actuaciones en la obra del Kíkin, ambas (Alaniz y Michel, si no me equivoco) fueron actuaciones exageradas, como dije antes. La de Michel es exagerada y repetitiva en todo el trabajo que ha hecho; y la de Alaniz, totalmente carente de fuerza, hasta aburrida. Las acciones que se realizan en escena (masturbación, drogadicción, son en sí fuertes, pero el trabajo actoral no lo fue). Pasó lo mismo con la obra Psicosis de Aramburo, Michel en esa obra, como actriz, no fue una maravilla, en esa obra el texto tenía fuerza por sí sola, cosa que no pasa en el texto de “Romeo y Julieta”, creo que por eso el trabajo deficiente de Michel se delata completamente en este caso.

    La obra del Masticadero, tiene como fuerte de donde agarrarse, el trabajo del actor varón (no recuerdo el nombre), que me parece, ganó a mejor actor del festival. También la dinamicidad con el público, la VERDADERA conexión con el público, que en la obra del Kíkin fue inexistente.

    Sobre ¿qué se debe hacer? Hasta diciembre nada… absolutamente nada; Kíkin tendrá la gira por tres meses (inmerecida, me parece). Con suerte la obra tendrá cambios, y los actores lograrán un trabajo que sea bueno.

    Para la versión de este año, me parece que podría ser una buena idea que el público participe de alguna manera en la decisión, el público que asista a ver la obra. Talvez de alguna forma eso podría evitar que los jurados que están acostumbrados a premiar a Kíkinteatro lo premien sólo por la costumbre.

  9. Me llamó mucho la atención de que la obra de Aramburo ya se haya presentado en La Paz, lo que no la hace inédita. Esto ciertamente va en contra del buen espíritu que debe tener toda competencia.
    Que vote el público puede ser una solución a un problema que no debía haber existido. Si el jurado hubiera seleccionado de manera correcta, para que pedírselo al público. Por eso insisto que la mayor interrogante del Brech está en quienes conforman el jurado, quienes favorecieron una obra mala que no debería haber ganado y se la dieron únicamente por trayectoria. Entonces que cambien las bases y premien la trayectoria.

  10. anonimo dice:

    “El jurado del Bertolt Brecht ha destacado la búsqueda continua de una interpelación al público”

    En eso se resume la premiación, y lo que correctamente dices; que talvez las bases deberían ser cambiadas.

    Estando esta discusión terminada (me parece) fue un gusto intercambiar ideas contigo.

    Hasta alguna otra ocasión.

  11. anonimo dice:

    Y aclaro: el jurado estuvo integrado por dos actrices argentinas, colegas de un Enrique Escóbar, un actor cochabambino residente en Buenos Aires, que trabajó con el Kíkinteatro como actor, y dirigió a Aramburo como actor cuando manejaba a un grupo en Cochabamba, hace 5 o 4 años.

    Un gusto, adiós.

  12. gracias por, como dicen los gringos, el enlighten. y espero, de verdad, que te animes ser el corresponsal de ecdotica en temas del teatro nacional. conoces de cerca lo que sucede y no tienes una mirada parcializada. si lo prefieres, puedes mantener tu nombre en el anonimato o utillizar un pseudónimo.

  13. anonimo dice:

    aquí hay algo mal, pero muy mal.
    Marcelo, me parece muy buena la iniciativa de los comentarios en esta pagina, lo malo, pues se llenan de anónimos, y eso le quita mucha veracidad a la pagina.
    en tu ultimo comentario le pides a la persona que escribe sobre teatro (que no se quien sea y pienso que debería poner su nombre si es que va a dar esa clase de comentarios) que sea tu corresponsal, me parece bien, pero que le des la opción de mantenerse en el anonimato, pues no me parece.
    acá en cocha hay un dicho: GENTE DE TEATRO, GENTE DE MIERDA y pues lamentablemente es verdad, pero lo que hace que la gente sea así, es que entre la misma gente de teatro se van dando palo sin abrirse a la critica.
    creo que si alguien tiene algo que decir sobre una obra de teatro (hablo de teatro porque hago teatro) primero tiene que dar la cara, segundo, que si va a criticar, debe estar abierto a la respuesta, y eso es lo que no pasa acá.
    el teatro cochabambino esta mal, muy mal, y eso es por muchas cosas, uno que no hay gente que hace teatro, de veras que no hay, pocos, hasta hace unos años, el único grupo que hacia teatro constante era el kikinteatro, había grupos pequeños, pero no pasaban de una obra al año y con dos o tres ensayos por semana, dos, porque la gente de acá es muy cerrada, se conforma, con poco, vi un montón de obras de teatro, donde muestran un lugar muy cómodo para hacer teatro, no se arriesgan para nada, y eso para mi no vale nada, para que estar en un lugar que es cómodo? donde esta el riesgo de ser un artista? o es que no quieren ser artistas?

    me salgo del tema para decir que el anónimo que escribió los comentarios, pues no sabe mucho de teatro como parece eh, por si acaso, glenda Rodríguez (que me parece una muy buena actriz) no colaboro para nada en la obra crudo, patricia garcía si, la obra 4:48 psicosis (este es el nombre verdadero y no solo psicosis como le dice el anónimo, y no es de aramburo, es de sarah kane) no por nada fue ganadora de un premio travesi, invitada al festival de teatro internacional de teatro de santa cruz y además con gira internacional en Paraná, Tandil, Córdova y buenos aires en argentina, así que le pediría al anónimo, que si va a escribir datos sobre “teatro nacional” pues que averigüe bien, y no es pues decir por decir no mas “un” enrique escobar, el kike es una de las personas que se animo a irse a otro lugar a estudiar teatro, y creo que eso se debe respetar.
    así que anónimo, a informarse antes de escribir mal.
    es verdad, romeo y julieta tuvo un preestreno en la paz, pero fue para invitados, sobre todo gente de teatro, y bueno, no creo que ese hecho de ser o no estreno lo haya tomado en cuenta el jurado.

    es verdad, la obra del masticadero (que se llama La partida de Petra, y el anónimo debería referirse con ese nombre hacia ella si es que dice saber mucho de teatro) es muy buena, sobre todo la actuación de Alejandro marañon (otro dato para el anónimo sabedor de teatro) y no es que claudia eid la directora tenga menos trayectoria que aramburo, yo respeto el trabajo de ambos.

    y pues es cierto también, los teatreros están susceptibles, y no puede ser, que sean mas abiertos que acepten criticas, que las defiendan, que no se conformen con las alabanzas de la familia, o de los amigos, que es normal ver como un director o un actor se agranda cuando son los amigos o la familia quienes dicen que su trabajo estuvo bien.

    al inicio dije que acá esta algo mal y lo mantengo, se hace critica, pero se la defiende también, y creo que el anónimo debería tener mas cuidado al hablar del trabajo de otros.
    espero respuesta a este comentario.

    esito no mas, y pues hasta que el anónimo no diga quien es y ya que el internet te da la facilidad de mantenerte en el anonimato, pues aprovecho eso.

    chau

  14. diego aramburo dice:

    hola Marcelito y anónimos:
    si, soy Diego Aramburo y escribo como siempre dando la cara, y realmente espero que Marcelo no me censures y dejes este comentario al aire.
    Algunas cosas chicos:
    1. Me parece absolutamente desatinado y falto de ética proparte tuya Marcelito el tomar partido sobre algo que no viste. Es peligroso en esas condiciones animarte a deducir que el jurado premió trayectoria, etc…
    2. Me parece que anónimo (el invitado a corresponsal), no sabe nada de teatro pues jamás analiza la obra desde la propuesta de la obra.
    Para criticar cualquier propuesta artística, antes de hacerlo se debe analizar la propuesta y las observaciones se hacen en la relación propuesta/resultados. Si la propuesta es aburrir, exagerar, incomodar, entonces una obra que haga esto será buena ante su cometido. Y es el cometido autoral, la existencia de visión autoral o no, que determina si una obra alcanza el estatus de obra. Luego se pasa a ver si está mas o menos bien lograda.
    Con esto ni defiendo ni descarto Romeo y Julieta. Al ser trabajo mio no me corresponde ni criticarlo ni defenderlo, puede ser bueno, malo, inspirador o altamente descartable, no importa, sólo me corresponde plantear la producción con una coherencia interna ante mis cometidos autorales.
    3. Consecuentemente, me parece absolutamente desatinado por parte tuya mi querido Marcelo, invitar para corresponsal sobre teatro de tu página a una persona que evidentemente carece de herramientas para abordar tal responsabilidad y que para colmo se esconde en el anonimato para decir varias cosas que ni corresponden con la realidad (como se puede dar cuenta uno gracias al comentario del último anónimo que corrige muchos datos, antes de este mi envío). Esto demuestra no sólo la carencia de criterios teatrales y de arte en general por parte del invitado a corresponsal, sino su falta de tino y ética en realación al tema.
    4. Un par de cosas sí me atrevo a defender: la obra de Claudia Eid evidentemente es excelente (y lo digo con criterios teatrales y analizando lo que se lee que su propuesta en relación a su resultado); y, por otra parte, Lía Michel ha sido destacada por reconocidos críticos internacionales, en festivales especializados de teatro en Bolivia y el extranjero como una de las más grandes actrices de Bolivia. ¿Será porque esos especialistas ven en ella algo que anónimo no es capaz de entender?
    5. Si el cuasi corresponsal teatral supiera un poquito más de teatro, sabría que en todo el mundo una obra pre-estrenada jamás rompe con el estatus de obra “no estrenada”. Que los pre-estrenos son la cosa más frecuente a nivel generalizado y que son parte de la actividad teatral profesional. (A ti tampoco te sienta mal tener ese dato mi querido Marce, me parece un enlightening -no enlighten-, menos de cocina que si Enrique Escóbar alguna vez hizo algo conmigo, así como hizo algo con Claudia Eid; …el nivel de lo que pudo ser una conversación crítica dio en chisme de bajo nivel, seguramente por la falta de información y argumentos artísticos reales).
    6. Finalmente lo que siempre digo: todos y cada uno de los respetables espectadores asistentes a una obra de teatro tienen todo el derecho del mundo (el derecho que les otorga haber pagado su entrada), de gozar o detestar la obra y también de luego expresar su gusto o disgusto (y mis obras no tienen por qué ser menos o más detestables que ninguna otra propuesta, entonces no hay de qué sorprenderse en que más de uno las encuentre desatinadas, desagradables o detestables y sobre gustos yo no discuto). Pero ceder al espectador común el espacio de crítico es otra cosa.

    En consecuancia, me parece que lo que resta es la necesidad de que aclares Marcelo que este sitio es un espacio de libre expresión de espectadores comunes y no hay responsabilidad sobre el tino o desatino, la ética o falta de tal de cualquier contribuyente…
    Un saludo cordial y sin duda les agradezco por prestarle atención a mis propuestas, así no las entiendan o les desagraden. Como ya dije, yo construyo para proponer algo y, si hay reacción, quiere decir que algún resultado se está logrando. Luego, la discusión sobre la eficacia artística de mis propuestos me la reservo para sostenerla con gente mínimamente conocedora del tema artístico y teatral.
    Gracias otra vez,
    Diego

  15. lo que pienso de ecdotica es que esta se debe de convertir en lo más pública como sea posible en la que todos puedan expresar lo que sientan, incluso si están equivocados.

    lo del anonimato no es malo per se, es decir, se puede usar. me interesa mucho el mundo del teatro y me gustaría informar desde ecdotica lo que está sucediendo. en teatro no hay críticos reconocidos y gente de teatro viene y va, no se queda, salvo contadas excepciones.

    en el caso de la música, es decir, la crítica tampoco existe.

    no se, pienso que hay muchos vacíos en el arte boliviano, pero la crítica es fundamental. quiero seguir leyendo muchas perspectivas y difundirlas. ahora, esto se debe hacer en el marco del respeto, sin descalificar así por así.

  16. Hola Diego, te respondo desde ecdotica y no desde la oscuridad o de manera personal.

    Reitero plenamente lo que he dicho y lo siento si ofende, especialmente a personas como tu que lo han dado todo por la cultura o el teatro (nunca me animaría a censurarte o no ponerte, ni mucho menos).

    Algunas aclaraciones que son necesarias. Yo no me pienso cargar el muerto por lo que opinan otras personas. Lo que digo, y lo ratifico, es que ecdotica quiere reflejar el mundo cultural, por eso invito a todos con sus colaboraciones, incluso si son anómimos.

    Un blog tiene esa posibilidad, de discutir sobre lo publicado (por eso está habilitado el sistema de comentarios). A alguien no le gusto tu obra y piensa que ganaste el premio por tu trayectoria (esto, pienso, puede ser muy halagador, no sentía que te descalificaba ni mucho menos, sino que la obra no era la ganadora, pero no había otras mejores a la tuya) pero el premio no se trataba de premiar trayectoria, sino la obra a presentarse. Comento del preestreno en La Paz y me alegra saber que esta no rompe las reglas de teatro.

    Ahora, que quede claro que los comentarios se dan por el artículo publicado en ecdotica por Mabel Franco.

    Ahora, te aseguro que lamentablemente seguirán existiendo no verdades o verdades a medias en los artículos que publicanos, por eso es sumamente importante que se conozcan varios puntos de vista.

    Me alegra que tu hayas entrado en el debate, que ciertamente lo enriquece y respeto mucho el hecho de que aceptes, como artista que eres, que puedes gustar o no. Esta por demás decirte lo mucho que ha sido descalificado García Marquez, pero ese es otro asunto.

    Ojala nos sigan llegando cosas de teatro, que difundamos lo que se hace en Cochabamba, en Bolivia. Que fortalezcamos el teatro y la crítica, necesarias ambas.

  17. Ahora, releyendo lo que escribí, tampoco hay que ser tan vanidoso o pretencioso. Ecdotica no está para fortalecer nada, sino para reflejar lo que suece y el teatro en Bolivia aún está creciendo y eso es. La crítica no es muy sólida aún y eso es. Eso lo percibo yo y admito que puedo estar equivocado y eso es.

  18. diego aramburo dice:

    Totalmente de acuerdo en dar espacio para el debate y para el debate de las artes mejor aún.
    Y no entiendas que me ofenden los comentarios. Es común que una obra no sea aceptada o entendida o ambas. Eso ni problematiza ni ofende a ningún creador habituado al ejercicio de ofrecer su obra.
    El único punto que si puedo percibir como problema surge cuando un editor (de página literario/cultural en este caso), valida lo que “opina” un ciudadano ignorante situándolo como entendido del tema, y peor si lo valida sin haber presenciado los hechos en cuestión, la obra en cuestión.
    Notoriamente ignorante en relación al tema abordado, me refiero a eso cuando digo ignorante.
    Esa sí es una equivación que por responsabilidad con las propias buenas intenciones es mejor corregir, me parece.
    El posible aporte de las buenas intenciones puede terminar perjudicando si no se contextualiza las cosas, pues que en Bolivia no exista la crítica teatral como oficio profesional regularizado, no quiere decir que el terreno esté abierto a que se lo vandalice aporvechando el estatus (falso además), de “ocupemos la tierra de nadie, pues aquí no hay leyes”.
    No nos engañemos pues ahora más que nunca, en este mundo globalizado, podemos acceder a la información de teatro, de artes, y tener noción de lo que es hacer crítica o comentario artístico antes de otorgar rol oficial sobre escribiente de cualquiera de estos oficios a alguien que puede tener intenciones (buenas o malas), pero herramientas no tiene ni si quiera las básicas.
    Sólo eso y para no eternizar una conversación abierta, apenas dejo la sugerencia (que puedes tomarla en cuenta o no, claro), de que se cuide que los aportes a las artes en esta supuesta “tierra de nadie artística” (que en realidad ya no es tal), los aportes sean aportes y no sean una propuesta con efectos perversos más grandes y peligrosos que las buenas intenciones.
    El situarte como editor de una página que administra comentarios para el teatro requiere del rigor mínimo de informarte para contextualizar correctamente y no corroborar gratuitamente algun aporte antes de saber cuan equivocado puede estar.
    Por eso la observación mía no es al aporte de una persona que expresa sus gustos o disgustos con todo el derecho del mundo desde la inocencia de la ignorancia, cosa normal y admisible (y no entro en el campo de las posibles razones esquivas para que alguien se escude en el cobarde anonimato). En todo caso, la observación mía es al desatino de corroborar y validar esas cosas sin fundamento ni rigor previo (siendo administrador de un espacio literario/cultural).
    No quiero decir que ningún espacio (este por ejemplo), se deba cerrar a que se tenga sólo aportes de conocedores ni que ponga límites de ninguna naturaleza. No digo nada por el estilo ni mucho menos.
    Pero sí me parece muy necesario que quien administra un espacio de una categoría así, contextualice o al menos que no descontextualice las cosas.
    Eso nada más.
    Otro abrazo y felicitaciones por la inciativa.
    Adelante con Ecdótica!

  19. Diego,

    Son distintos puntos de vista. Si el artículo lo merece, incluso si lo escribe un anónimo, lo publicaremos en la página central del blog.

    Los comentarios no serán censurados, incluso si me ofenden (que no me mente la madre, claro).

    Ahora, por los comentarios que leo, me cuestiono muchas cosas de las que publico ya que no se puede estar en todo. Por eso, estas plataformas sirven para dar opiniones, incluso erradas. pero es verdad que hay que ser lo más cuidadoso posible.

    En lo que trataremos de ser lo más rigurosos como nos sea posible, y en esto concuerdo contigo, es en los artículos que colgemos en el blog, pero reitero que eso escapa incluso al buen ojo crítico.

    Esto me lleva a otro tema. Has visto los libros de la biblioteca gratuita? Te gustan todos? Probablemente no. Pero ahí está la idea de tener una memoria de lo que se produce en Bolivia.

  20. Santos amador dice:

    hola queridos amigos de ecdotica para no perder tiempo ni dinero ni el aliento en anonimatos o cometarios sin argumentos claros y concretos con respecto al trabajo de uno u otro grupo ya sea por su trayectoria o por haber ganado el bertolt del año pasado… quiero decir tres cosas la primera que diego te pasaste con la obra a mi gusto fue una provocacion visual impactante lo que se complemento con el trabajo actoral en particular de lia que sin duda es una actriz que tiene mucho mas que dar como actriz. lo segundo es que en general las propuestas del brech del año pasado si bien tuvieron “un algo bueno y malo de todo” hubo buenos trabajos dignos de ser destacados personalmente me gusto el trabajo de la partida de petra el monologo de macabro la obra colectiva de la paz que conto con la presencia de muy buenos actores y romeo y julieta. lo tercero es que creo que seria interesate lanzar un analisis critico con respecto a las obras mas destacadas para de esa manera concretar algunos criterios y abrir un dialogo sincero y constructivo para tener una mejor vison de lo que se hace en materia de teatro en nuestra querida bolivia. gracias y hasta pronto. santosamador

  21. Pienso que la clave está en buscar críticos para el teatro boliviano. Pienso que el teatro se desarrollará a medida que crezca la crítica profesional. Hay festivales de teatro, aparece la crítica que especialmente viene de los suplementos culturales y éstos dan su opinión. Las mismas personas hablan de cine, literatura, teatro, música, etc. Las escuelas de teatro deben tener clases de crítica teatral, escrita para que conozcamos criterios profesionales, no únicamente personales. Así todos finalmente opinaremos sobre una y otra cosa, sin dejar de ser totalmente válido, pero será lindo leer crítica profesional, lo que nos falta en muchos sectores del quehacer cultural.

  22. anonimo dice:

    diego acostumbrado a meterce en chismes y lios, le encanta eso y mas si es de teatro y bueno tiene a su cuartada que le ha tapado siempre todo.
    Vayan hacer teatro, dejen de tradicionales comentarios, riñas, y sobre todo peleas que lo unico que hacen es dejar atras el teatro cochabambino.
    dediquence hacer teatro y no chismes de cocina, hay tanto arte en nuestro pais que nadie deberia osarce ha criticarlo de esta manera.
    gracias

  23. anonimo dice:

    el trabajo y la trayectoria teatral que tiene el Kikin teatro. Sigan adelante chicos

  24. Carlos dice:

    Amigos ya amigas esta pagina esta creada para las criticas constructivas, entonces haganlo.

  25. Pienso que nadie critica la trayectoria de Diego, más bien se critica a la obra ganadora del Brecht. Ahía la discusión. Primero no todo lo que hace un director de teatro puede ser necesariamente bueno, aunque se le nota el talento. Segundo, a todo lo que se hace, incluso lo bueno, recibe crítcia (los ejemplos son muchos). Tercero, no hay una crítica especializada en teatro en Bolivia y eso va en desmedro del teatro y de quienes lo consumen. Cuarto, los chismes de cocina como los llama nuestro anónimo son necesarios: es decir, no el chisme, sino el de discutir ciertos temas. Lo dificil es aceptar las críticas a nadie le gusta. Tenemos que apoyar al teatro en Cochabamba no sólo apoyando a los que hacen teatro, yendo a sus funciones, llenando los teatros, pero también reforzar la crítica especializada: actuación, escenografía, luces, dirección, etc.

  26. LUCAS dice:

    PARA TI TAL ANONIMO (O ANONIMOS) CREO CON SINCERIDAD QUE TE HACEN FALTA DOS COSAS PRIMERO ESTUDIAR TEATRO EN SERIO ES DECIR QUE PARA TI VA A SER TODA UNA EXPERIENCIA. POR OTRO LADO QUE TENGAS EL VALOR DE DAR LA CARA Y DECIR LAS COSAS DE FRENTE SIN OCULATARTE Y HABLAR HUEV….. Y BIEN PARA LA GENTE DE TEATRO EN COCHA Y EN CUALQUIER PARTE DEL PAIS ES NECESARIO Y RELEVANTE ASUMIR UNA POSICION SERIA Y RESPONSABLE CON RESPECTO AL ASPECTO CRITICO QUE ES NECESARIO TANTO PARA ACTORES, DIRECTORES, ACTRICES, PRODUCTORES, ESPECIALISTAS, “ANONIMOS”, Y DEMAS.
    EL TEATRO NACIONAL SOLO CON RELACION A LATINOAMERICA ESTA EN UN ESTADO DEPRIMENTE YA SEA POR LAS PEQUEÑAS ELITES DE UN LADO Y DE OTRO O POR LAS PREFERENCIAS Y HALAGOS O ATAQUES INFUNDADOS Y FALTOS DE ARGUMENTOS QUE NO FAVORECEN AL QUEHACER TEATRAL SINO MAS BIEN DAN RISA.
    EL TEATRO ES UN ASUNTO SERIO QUE MERECE LA PREOCUPACION Y OCUPACION DE TODOS PARA PODER EVOLUCIONAR Y DESARROLLAR NUEVAS PROPUESTAS RICAS EN ESTRUCTURAS QUE NO RESPONDAN A TAL O CUAL TENDENCIA SINO QUE SEAN REALES, AUTENTICAS Y POR QUE NO SALVAJES, PROVOCATIVAS O SIMPLEMENTE “DIFERENTES” PERO NO MEDIOCRES.
    EL TEATRO ES TEATRO DEFINIRLO ES IMPOSIBLE Y ADEMAS ES URGENTE GENERAR MAS Y MEJOR TETRO NACIONAL.
    SE NECESITA CRITICA ESPECIALIZADA PERO NO HAY QUE ESPERARLA HAY QUE HACERLA Y NO MAÑANA SINO HOY.
    LUCAS

  27. paola motto dice:

    Hola, es un mensaje para Diego Aramburo, no sé cómo es el funcionamiento de estas páginas, la he encontrado buscando con el google forma de comunicarme con él. Les agradezco si lo pueden publicar o reenviar a él.
    Hola Diego, me llamo Paola Motto y soy de Argentina, hace unos diez años vi tu obra Feroz en Córdoba, me ha impactado mucho y acompañado en el corazón durante todo este tiempo. Hace unos días entré al teatro donde la había visto, caminé por el escenario en silencio y allí apareció Feroz dándome paz y alegría al alma. Al día siguiente abrí una de las revistas del Teatro de los Andes justo en una página que tiene un texto escrito por vos acerca del trabajo de tu grupo, y allí las tantas afinidades, otra gran emoción. Me gustaría mucho comunicarme contigo. Mi dirección paolamotto@gmail.com. Muchas gracias y un gran abrazo. Paola.

  28. Marcelo dice:

    Paola,
    El mail de Diego Aramburo es: diego.aramburo@gmail.com
    Cordiales saludos,
    Marcelo Paz Soldán

  29. Paola Motto dice:

    Muchas gracias Marcelo. Estamos comunicados. Saludos para ti también. Paola

  30. anonima dice:

    jajajaj genial, la gauchita rompio una discusion sin pies ni cabeza!

  31. Silver Reyes dice:

    Increíble que encuentre este post después de 4 años del último comentario.

    La obra de Diego será presentada en el Festival Internacional de la Cultura en la ciudad de Sucre, mañana 19 de octubre. Estoy buscando información sobre esta puesta en escena, que los organizadores del FIC me dijeron es impresionante.

    Lo que me parece impresionante es que un Director y autor tenga la osadía de llamarse a sí mismo “artista”, sin importar el contexto, cuando no muestra absolutamente nada de humildad ni respeto por los criterios (técnicos o no) del público. LAMENTABLE.

    Marcelo: con todo respeto, creo que fue algo apresurada la invitación a ser corresponsal al anónimo. Pero eso no creo que pase de una corrección y listo.

    Algo que no se puede corregir con un comentario es la mala comprensión por parte de los auto-denominados “artistas” sobre el significado de esa palabra. Señores y señoras, creo que deberíamos todos pensar en que el arte es primero una filosofía, luego una técnica.

    Me enseñaron que el artista es el que crea hasta el día de su muerte, pero creo que muchas personas que logran algo novedoso ya de por sí creen que eso los hace artistas. ¿Moda o tendencia?

    Para terminar, aclaro que yo no tengo nada que ver con el estudio científico de teatro. Soy estudiante de música (en serio, 11 años para una licenciatura) y por eso no hablo de la parte técnica de teatro. Pero debo decir que las respuestas de Diego me quitaron todas las ganas de ver su obra. Que pena Diego, estoy seguro que tu trabajo es merecedor de muchos reconocimientos, pero así se premia en música a muchos que solo hacen show y nada de arte… pienso que eso llega desde el hecho de no considerar la filosofía antes que el status.

    Saludos.

Escribe tu comentario