Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Arte inspirado en historias de bandoleros



pat-garret-and-billy-the-kid.jpg

Arte inspirado en historias de bandoleros
Por: Darwin Pinto

Habían pasado 12 años desde que los hermanos Lumière patentaran el cinematógrafo en Francia, cuando en en 1908 se filmó en Estados Unidos la primer película de bandoleros denominada: Jesse James en Missouri (ese mismo año morían en Bolivia los bandidos gringos Butch Cassidy y Sundance Kid).
Así nacía no sólo el western como género sino también el “romance” entre el arte y los forajidos que se habían convertido en leyenda en territorio gringo después de su guerra civil (1861-1865) y antes del inicio de la conquista del oeste inexplorado por parte del ferrocarril que llevaba a la civilización sobre sus rieles.
Pero Jesse James en Missouri sería apenas la primera de las 38 películas que se harían sobre este ex guerrillero sureño que había combatido a las tropas de Lincoln. Las cintas incluyeron títulos como Forajidos Americanos (2001) con Colin Farrel interpretando a Jesse James; y El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (2007) con Brad Pitt.
Acabada la guerra civil estadounidense, Jesse James, un ex guerrillero confederado, se rindió a los soldados de la Unión, pero, al no ser respetados los términos de la capitulación, retomó las armas (1866). Él, su hermano Frank y los hermanos Younger, adquirieron fama por la audacia de sus asaltos a bancos y trenes. Murió asesinado en 1883 por dos miembros de su banda, Charlie y Robert Ford.
Otro bandolero famoso que sigue teniendo su auge en la pantalla gigante es Billy The Kid (1859-1881). Menos caballero o galán que Jesse James, Billy The Kid ha inspirado varias cintas. Desde que en 1911 se presentó el filme Billy The Kid, se hicieron otras 49 películas sobre este personaje que murió a balazos a los 22 años. Las cintas incluyeron Jóvenes pistoleros (1990), con Emilio Estevez y Billy The Kid (1989), con Val Kilmer.
Además de eso, este bandido inspiró el libro El bandido adolescente (1965) de Ramón J. Sender y las canciones: Blaze of Glory ( Jon Bon Jovi), Pat Garrett & Billy The Kid (Bob Dylan), Billy The Kid (Charlie Daniels) y Billy y yo (Bruno Míllara).
¿Pero quién era este niño Billy? Tras la llamada guerra del condado de Lincoln (en la que el joven pistolero se vio envuelto) se declaró una anmistía que Billy desobedeció porque creyó que no le cumplirían los términos. Dada la fuga de éste, el gobernador de Nuevo México contrató a un antiguo amigo de Billy: Pat Garret. El ex bandolero fue nombrado sheriff del condado y tres meses después Garret y sus ayudantes cercan a Billy en las proximidades de Fort Sumner, dándole muerte.
Otros bandidos “de película” fueron Robert Parker y Harry Longabaugh, conocidos por sus nombres de forajidos: Buch Cassidy y Sundance Kid. Lo que hace atractivo para Sudamérica a estos personajes fue que huyendo de los Pinkerton (una especie de abuelos del FBI), Cassidy y Sindance Kid llegaron a Argentina y tras pasar por Chile fueron muertos por la Policía en un poblado miserable de Bolivia cerca de Tupiza en 1908.
Dos hombres y un destino es un western filmado en 1969, que cuenta la historia de los famosos ladrones de banco norteamericanos Butch Cassidy (Paul Newman) y su compinche The Sundance Kid (Robert Redford). La película, que no es una representación acabada de la verdad histórica, sin embargo popularizó la leyenda de estos personajes que fueron íconos del Lejano Oeste. La cinta afianzó la fama de Paul Newman y Robert Redford en el mejor momento de sus carreras. La cinta fue dirigida por George Roy Hill y producida para la 20th Century Fox por John Foreman con un guión de William Goldman. El filme ganó cuatro Oscar en 1970: mejor guión original, mejor canción original, mejor banda sonora y mejor fotografía.
En 1982 Robert Redford creó el Instituto Sundance para jóvenes cineastas. El nombre del centro cinematográfico lo dio en honor al personaje al que dio vida en la película de 1969. Tres años más tarde, surgió el festival de cine independiente del mismo nombre.
En Bolivia, el dramaturgo cochabambino René Hohenstein escribió a propósito de estos dos bandidos la obra de teatro Gringos bandoleros, mientras que la productora cruceña Safipro llevó a la pantalla en la década de los 80 la historia de Carmelo Hurtado, un perseguido por la ley que repartía justicia para los pobres.
En Argentina también se dio el fenómeno de los bandidos juticieros ensalzados por el arte popular como Mate Cocido, Martina Chapanay o Juan Bautista Bairoletto (que es considerado un santo entre los pobres de ese país). Junto a estos personajes aparecen otros de la misma naturaleza en la canción de León Gieco, Bandidos rurales.
Butch Cassidy y Santa Cruz
René Hohenstein / Dramaturgo
Butch Cassidy y Sundane Kid llegaron a Bolivia en 1906. En nuestro país también se dedican al asalto y finalmente caen muertos luego de una persecución. El cine hollywoodense en la película dirigida por George Roy Hill, plantea un final en el que el ejército boliviano dificultosamente los mata. Los informes policiales de la época sostienen que aparentemente al verse rodeados y perdidos, Butch Cassidy mata a Sundance de un tiro en la cabeza y luego se suicida. Lo interesante es que se puede encontrar una carta que escribió Butch Cassidy a un amigo en Estados Unidos, donde comenta que estuvo en Santa Cruz, y relata que si sale de la persecución a la aque se halla sometido, se irá a este lugar ideal donde sería un
ganadero respetable. Sostiene que allá la tierra es buena, con suficiente agua y pasto y dice que si puediera regresar veinte años atrás, en Santa Cruz sería feliz.
Bandidos de película Hollywoodense
Jesse James. (5 de septiembre de 1847-3 de abril de 1883). Ex guerrillero sudista, una leyenda del robo de bancos. Fue muerto por su secuaz, Robert Ford.
Billy The Kid. El niño Billy fue un temible pistolero que no sólo era hábil con las armas sino también en el viejo arte de robar ganado. Lo mató Pat Garret.
Patt Garret. Había sido compinche de Billy The Kid por lo que no le fue complicado asesinar a esa leyenda que apenas vivió 22 años.
Butch Cassidy. Perseguido por los Pinkerton tras robar varios trenes en EEUU, Cassidy llegó a Bolivia donde fue asesinado en un caserío potosino.
Sundance Kid. Murió junto a Cassidy en 1908 tras huir por Argentina y Chile y llegar a Bolivia. René Hohenstein escribió: Gringos bandoleros. Es sobre ellos.
Fuente: www.eldeber.com.bo



Escribe tu comentario