Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Príncipe y una mente brillante



cien.jpg

Príncipe y una mente brillante
Por: Marcelo Suárez Ramírez

(La vasta obra de Gabriel René Moreno le ha valido ser considerado El príncipe de las letras bolivianas y uno de los más altos valores de la literatura y la historiografía hispanoamericana.)
El próximo lunes [5 de mayo] no será un día cualquiera, pues se recordarán los 100 años de la muerte de Gabriel René Moreno, considerado el Príncipe de las letras bolivianas y una ilustre personalidad que generó pensamiento y cultura gracias a una mente brillante y un profundo sentido de la investigación.
Al margen de bibliógrafo y literato, René Moreno hizo del ensayo, la escritura, el periodismo, la abogacía, la sociología, la biografía, la historia, la crítica y la publicidad sus armas de trabajo en el área de las ciencias sociales, aspectos que lo catapultaron dentro de este ámbito como uno de los eruditos de la época.
René Moreno señaló los vicios de la sociedad boliviana y profundizó en su censura respecto a la obra de indios y mestizos en la estructuración nacional, manifestando cierta tendenciosidad al estudiar la obra del criollo y de la Colonia. A raíz de esto se ganó detractores en las esferas de la política y círculos literarios que lo catalogaron de racista.
Aunque esas acusaciones no tuvieron el respaldo suficiente para ser comprobadas, le afectaron personalmente y mancharon en cierta forma una labor excepcional. No obstante, tal como lo señaló el historiador Alcides Parejas, la calidad de su obra prevaleció por encima de todo. “Afortunadamente se está valorando en su real dimensión la obra de René Moreno y eso se debe en gran parte a la escuela historiográfica cruceña, que continuaron hombres como los hermanos Vázquez-Machicado y Enrique Finot”, afirmó Parejas.
Su obra cumbre
Últimos días coloniales en el Alto Perú es, fundamentalmente, la obra de un historiador-investigador y prosista, empeñado en escudriñar los aspectos más sutiles del pasado colonial boliviano. Como expresión estético-literaria, la obra figura como una de las joyas más preciadas de la literatura boliviana e iberoamericana”, asegura el historiador René Arze, que junto a Alberto Vázquez se han encargado de publicar las obras completas de Gabriel René Moreno.
Arze también indicó que, desde una perspectiva meramente historiográfica, Últimos días… es la historia precursora de las mentalidades de aquella época pre-independentista. “En el examen que hizo del siglo XVIII y principios del XIX, René Moreno llegó a recrear en sus páginas un periodo histórico caracterizado por profundas contradicciones. Los protagonistas, sus intrigas y confrontaciones en la lucha por el poder, el ambiente social e intelectual, el complejo entramado de aquella época y el escenario de la ciudad de La Plata, constituyen las partes más relevantes de la obra”, aseguró.
Su nombre hoy
Durante la contienda por el Pacífico con Chile, el presidente Hilarión Daza encargó a René Moreno llevar hasta La Paz las bases chilenas para un acuerdo entre los dos países, por el que Bolivia se comprometía a apartarse de la conflagración a cambio de que Chile respetara nuestra soberanía. Cuando Daza tuvo en sus manos los documentos, acusó al escritor de traidor y vendido a Chile. “Fue injustificado en ese entonces, como lo es ahora, calificar de traidor a Gabriel René Moreno, pues de lo que más escribió fue de Bolivia, por más que hubiera pasado gran parte de su vida en Chile”, dijo Parejas.
No pocos intelectuales de las recientes generaciones han ampliado saludablemente sus horizontes para escudriñar, con genuina preocupación, el pasado y el presente del país sin prescindir de las diversas visiones autocríticas de generaciones pasadas. Arze afirma que la historiografía es, esencialmente, acumulación de saberes y es por esta razón que aunque discrepemos con Gabriel René Moreno no podemos prescindir de sus aportes a la posteridad. “Si en Argentina se ponen de pie por Borges, en Chile por Neruda y en Perú por Vallejo, pongámonos de pie también nosotros por el legado que nos dejó Gabriel René Moreno y que merece ser recogido por las generaciones futuras”, finalizó.
Su obra es monumental
Gustavo Prado Robles | Director del Iles (Uagrm)
La obra de Gabriel René Moreno es el resultado de la labor paciente, sistemática e ingeniosa de un bibliógrafo y de un historiador talentoso que decidió consagrar su vida a rastrear, catalogar y estudiar libros, folletos, periódicos y documentos relevantes para escribir la historia del país. Últimos días coloniales en el Alto Perú es, sin duda, su trabajo más notable, pero también escribió excelentes ensayos sobre varios episodios de la convulsionada vida política del país en las primeras décadas de la República, como Matanzas de Yáñez, Daza y las bases chilenas y El general Ballivián, entre otros. René Moreno también publicó gruesos e ilustrativos catálogos con documentos y notas bibliográficas, históricas y biográficas sobre Bolivia, Perú y Argentina. Parte apreciable de los escritos de René Moreno sobre una diversidad de temas literarios e históricos apareció en folletos y en revistas académicas chilenas.
Es el bibliógrafo boliviano más notable del siglo XIX y un acucioso catalogador de documentos, libros, folletos, periódicos y hojas sueltas. Su catálogo de libros y folletos de la Biblioteca boliviana, que publicó en 1879 y complementó con dos entregas posteriores, es admirable por su metodología y cobertura. Su Archivo de Mojos y Chiquitos, publicado en 1888, contiene fuentes y comentarios valiosísimos para la investigación histórica del oriente boliviano. Su ensayo sobre los periódicos de Bolivia, que cubre el periodo 1825-1905, es una guía de enorme utilidad para los estudiosos del siglo XIX. Merece ser recordado como un intelectual cruceño con espíritu universal que amó profundamente al país; como un hombre que dedicó su vida a coleccionar, ordenar y glosar materiales impresos indispensables para escribir la historia de Bolivia.
Moreniano
– Nació el 7 de noviembre de 1836 en la población de San Lorenzo de la Barranca en Santa Cruz de la Sierra. Fue hijo de Gabriel José Moreno y Sinforosa del Rivero de Moreno.
– Estudió la primaria y la secundaria en Santa Cruz y en el colegio Junín de Sucre. Sus estudios superiores los realizó en el colegio San Luis y en el Instituto Nacional de Santiago de Chile.
– Se tituló de abogado en la Universidad Nacional de Chile en 1868 y posteriormente se dedicó a la docencia dando clases de aritmética e historia de América en el colegio San Luis.
– Fue nombrado secretario de la Legación de Bolivia en Santiago entre los años 1873 y 1874, y ejerció el periodismo a través de su trabajo en los periódicos El Mercurio y El Imparcial.
– Posteriormente asumió la dirección de la Biblioteca y cátedra de Literatura del Instituto Nacional de Santiago, ocupación que tuvo hasta el final de sus días.
– Sus principales obras son: Introducción al estudio de los poetas bolivianos, Matanzas de Yáñez, Elementos de literatura preceptiva, Estudios de literatura boliviana, Biblioteca Boliviana, Daza y las bases chilenas de 1879, Poetas bolivianos: Biografía de Néstor Galindo y Últimos días coloniales en el Alto Perú: Documentos inéditos de 1808.
– Falleció el 28 de abril de 1808 en Valparaíso, Chile. Sus restos fueron trasladados a Santa Cruz de la Sierra y depositados en el Colegio Nacional Florida.
Fuente: www.eldeber.com.bo



Escribe tu comentario