Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Charlando con Ana María Cabanellas, reina del mundo editorial



ana-maria-cabanellas.jpg

Ella gobierna el mundo editorial
Por: Marcelo Suárez Ramírez

La publicación de libros en Latinoamérica se encuentra en un muy buen momento, pese al auge de la piratería. Así lo afirma la argentina Ana María Cabanellas, la primera mujer en ser presidenta de la Unión Internacional de Editores (UIE), entidad que desde 1896 representa los intereses de las cámaras editoriales de todo el mundo. Cabanellas destacó el fenómeno de que en la región cada vez se imprimen más títulos, aunque con tiradas menores.

– ¿Cuál es la función de la Unión Internacional de Editores?
– La UIE es una entidad que agrupa a las cámaras del libro de todo el mundo. Casi todos los países tienen una cámara del libro, que son nuestras asociadas; como dijo Alfonso Cortez, somos la FIFA del libro. Nosotros también representamos a los editores ante organizaciones como la Unesco y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Asimismo, hay cada vez más instituciones internacionales que se ocupan de la problemática del libro, por ejemplo, la Organización Mundial del Trabajo y la Organización Mundial del Comercio, con las que nosotros coordinamos nuestras tareas.
– ¿Hasta qué punto les corresponde atender la problemática específica del sector?
– Dependiendo de los casos. Yo, por ejemplo, no puedo ir a Chile y decirle al Gobierno que retire el IVA del 17%; yo necesito que la Cámara Chilena del Libro nos diga: “No queremos ese IVA, ayúdennos”. Entonces nosotros podemos buscar documentación y poner como ejemplo otros casos, como el de Suecia, donde cobraban un 28% de impuestos, pero después lo bajaron 16 puntos, lo que causó que la venta de libros también suba un 16%.
– El impuesto del 13% que se cobra en Bolivia es una de las principales quejas de los libreros…
– De acuerdo, están en su derecho porque eso se convierte en un obstáculo para su trabajo desde el momento en el que entra un libro y tienen que pagar ese porcentaje sobre el monto de la factura. De ahí resulta el encarecimiento del libro importado.
– ¿Cómo está la realidad del mercado editorial latinoamericano?
– Actualmente hay muchas amenazas para la propiedad intelectual. Hay un criterio de que todo lo que está en Internet es gratis. Hay mucha piratería editorial y no me refiero sólo a esa piratería de un libro igual a otro libro. A las fotocopias hay que sumar los libros que se copian en un CD-Rom y se venden en un puesto de la calle a un precio que sólo es el doble del costo del CD vacío.
No obstante, también hay un crecimiento muy significativo del mercado editorial latinoamericano, pues la mayoría de los países han aumentado en número de editoriales. Si bien en un momento parecía que disminuían por las fusiones entre ellas, paralelamente fueron apareciendo otras. Asimismo, el mercado ha crecido mucho en cuanto a la diversidad, y eso se ve en los registros del ISBN, que es un número que tienen todos los libros, lo que permite comercializarlos y determinar dónde ha sido editado y con cuántos ejemplares.
– Se ha comprobado que el soporte papel y el electrónico son compatibles. ¿Cuáles son las ventajas y los obstáculos?
– Yo no hago una diferencia entre el libro electrónico y en papel. El libro es libro siempre y cuando esté hecho por un escritor, con su respectivo editor y tenga su número de ISBN. Claro que no todos los escritores y editores están dispuestos a publicar en soporte electrónico. Podemos decir que la digitalización le ha traído al mundo editorial grandes ventajas: la rapidez con que se hacen los libros, la facilidad para armarlos, para corregirlos, etc. Por otro lado, la digitalización conlleva una serie de peligros relacionados con la facilidad con la que los libros se pueden copiar.
– ¿Qué es necesario para que una editorial se mantenga?
– Lo importante es que exista el reconocimiento que se logra gracias a la solvencia intelectual de la editorial. Es saber que si compro un libro no me van a vender papel pintado, que la redacción va a ser buena; en síntesis, un trabajo hecho con respeto hacia el usuario.
– ¿Qué acciones ha desarrollado la UIE para luchar contra la piratería en el continente?
– Permanentemente estamos buscando la forma de acabar con este mal, pero el problema es que se trata de mafias a nivel continental. A eso se le debe añadir la falta de conciencia de las autoridades, que no ven el daño que hace la piratería en nuestros países. Recuerdo una vez que en La Paz, el secretario de Cultura de la Alcaldía dijo que se podían piratear los libros de autores extranjeros pero no así los de autores nacionales. Eso es una falta de respeto, no creo que les guste que en Argentina pirateen libros de autores bolivianos. El problema es de educación, hay que educar al público, al librero, al juez, al fiscal; todo el mundo debe darse cuenta del mal que causa la piratería.

Perfil

Abogada ligada a los libros
Ana María Cabanellas nació en Buenos Aires. Es abogada y escribana, egresada de la Universidad de Buenos Aires. Fue socia fundadora de Editorial Heliasta S.R.L., empresa de carácter familiar que en 1978 adquirió Editorial Claridad S.A, de la que es presidenta desde 1983.
Desde 1989 trabajó en el ámbito gremial empresario editorial donde ha ejercido diversos cargos. Fue miembro del comité ejecutivo de la Cámara Argentina entre 1989 y 1993. En 2000 presidió el comité organizador del 26º Congreso de la Unión Internacional de Editores y en el periodo 2001-2003 integró el comité ejecutivo, cargo que conservó en 2004. Fue miembro del comité ejecutivo de la Asociación de Derechos Intelectuales en 1990.
De 1993 a 2003 se desempeñó como integrante del comité organizador de las Jornadas de Profesionales en la Fundación El Libro; en 2002 presidió el Comité de Relaciones Internacionales de la misma institución y el comité organizador de las Jornadas de Profesionales en 2003. Integró la Unión Internacional de Editores entre 1996 y 2000 en representación de Argentina, país organizador del congreso de esa entidad, de la que, a su vez, fue vicepresidenta entre 2000 y 2004 y presidente en la actualidad.

Fuente: http://www.eldeber.com.bo/brujula/2008-06-14/nota.php?id=080613211609



Escribe tu comentario