Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Entrevista a Rodrigo Hasbún



rodrigo.jpg

“Ganar concursos literarios no te hace un mejor escritor”

(Rodrigo Hasbún acaba de ganar el Premio Unión Latina. Es considerado uno de los escritores más importantes de la nueva narrativa boliviana)

El 2007, el nombre de Rodrigo Hasbún destacó entre los 39 escritores menores de 39 años más importantes de Latinoamérica. Ahora, este cochabambino de 27 años suma para el país un nuevo galardón: el Premio Unión Latina a la Novísima Narrativa Breve Hispanoamericana 2008.

A pesar de una agenda “súper apretada”, el escritor aceptó desgranar aspectos de su vida y sobre su obra premiada, Familia, destacada por el jurado del certamen de Unión Latina por “su diestro manejo de voces paralelas que, con lenguaje preciso, tejen un marco urbano donde personajes sumidos en desencuentros, irrealidad y ensueños añoran un sentido improbable”.

Ha escrito usted cuento y novela. ¿Qué diferencias esenciales ha encontrado entre esas formas de escritura?
Son géneros que respiran distinto, que propician y exigen ritmos diferentes. La mecánica del cuento, su maquinaria oculta, suele ser más precisa: lo que no contribuya a la tensión y a la intensidad debe quedar afuera, suprimirse. La de la novela, en cambio, debido a su naturaleza digresiva, a menudo cobra fuerza en sus desvíos y suele disponer de mejores condiciones para ahondar en los personajes, para matizarlos y explorar quiénes son. No hace falta añadir que hay textos valiosos que conflictúan esas delimitaciones generales.

¿De qué trata el cuento ganador?
La historia es mínima: un padre y su hija se encuentran después de tiempo de no verse. Pero la verdadera apuesta del cuento va por otro lado. Me refiero a la textura de la escritura, a su cadencia y velocidad, y también a los sentimientos subterráneos, a lo que no se nombra pero está ahí.

¿Vive usted de la escritura?
No creo que en Latinoamérica haya demasiados escritores que vivan exclusivamente de la escritura. Yo, ahora mismo, como muchos, me muevo en los alrededores. Doy clases de literatura (que es otra manera de hacer literatura) y esporádicamente dirijo talleres. Aparte de eso, estoy muy involucrado con el cine.

Es el tercer premio que usted gana. ¿Qué representa la competencia en un concurso?
Ganar concursos no te hace un mejor escritor ni cerciora nada. Onetti siempre salía segundo y es uno de los más grandes escritores que haya dado el continente. Sobre todo en países como Bolivia, donde no existen estímulos de otro tipo, sirven para propiciar mejores condiciones económicas que te permitan seguir tomando en serio la escritura sin tener una soga al cuello.

Es decir: los concursos literarios en sí significan poco en relación a lo que facilitan, una mayor comodidad para lo que en verdad es importante, que es escribir libros significativos.

¿Qué tipo de escritor es usted?
Creo que no dispongo de la perspectiva necesaria para responder a esa pregunta.

¿Qué tipo de lector es?
Un lector agradecido y leal que vuelve cada cierto tiempo a sus escritores preferidos.
Usted fue elegido entre los 39 jóvenes narradores más destacados del continente para un encuentro literario en Colombia. ¿Cómo se sitúa en el contexto de la narrativa regional y en la boliviana en particular?
Lo que decía: quiero escribir libros significativos, que no caigan hechos pedazos un segundo después, y eso mismo es lo que me imagino que buscan también los demás. Lo que no significa que no haya unos que se exigen más que otros, unos que ambicionan y se entregan más.

¿Cuáles se constituyen en sus referentes literarios nacionales e internacionales?
Me parece sintomático que siempre se haga la distinción, que se siga teniendo tan presente. En la literatura, las fronteras no son tan palpables ni importan tanto. Si Coetzee me impacta de la manera en la que lo hace, entonces voy a intentar adoptarlo como modelo y voy a intentar aprender de su rigor, más allá de la nacionalidad que tenga. ¿En mi biblioteca quién está a su lado? Posiblemente alguien de otro siglo o de un país muy lejano al suyo. O por la proximidad del apellido, quizá, Carver y Cheever, cuentistas inigualables, o Canetti o Chéjov o Céline. Y un poquito más allá D’ambrosio, Delillo, Junot Díaz y Dostoyevksi. Y un poquito más acá Bolaño, Barrientos, Bernhard, el inmenso Beckett y Bellatín. Todos escritores que admiro y releo siempre.

¿Cómo se mantiene usted al tanto de las novedades literarias?
Cuando viajo vuelvo con la maleta llena de libros. Y cuando estoy acá ando encargándoselos todo el tiempo a los amigos.

Fuente: www.la-razon.com



Escribe tu comentario