Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Crítica a Lazos Familiares, la nueva antología de Edmundo Paz Soldán



4_dochera.jpg

Los lazos familiares de Edmundo Paz Soldán
Por: Martín Zelaya Sánchez

I
La nueva colección de cuentos Lazos de familia de Edmundo Paz Soldán, publicada por editorial La Hoguera y presentada en la reciente Feria Internacional del Libro de Santa Cruz, muestra cinco breves relatos que tienen como hilo conductor la niñez y juventud de sus protagonistas y, ante todo, una halo de misterio y antinaturalidad propios de la sociedad individualista y mediatizada actual, pero no siempre del todo bien resueltos y justificados.

II
El ámbito barrial, casero y coloquial boliviano –cochabambino, esencialmente- se refleja hábilmente en los diálogos –interiores y externos- las familias, los amigos, y las características de los lazos amistosos y la vida y ocupaciones de los colegiales. Muy contraria en esencia, pero eje también central del libro, es la violencia, el suspenso psicológico y social que, el autor lo nota y nos lo hace notar, se apodera cada vez más de manera lenta pero constante, de nuestra cotidianidad.

III
La lucha interna de la adolescencia y la preponderancia determinante que en esta etapa tienen las influencias de terceras personas, trae a la mente escenas asombrosamente familiares rescatadas de lo más lejano del bagaje personal. Destaca esta situación en los protagonistas de Roby, el segundo relato, y Los otros, el cuarto, quizás el menos realista temáticamente, pero también el mejor resuelto en cuanto a lo estilístico.

IV
La droga, las armas blancas, los asesinatos, el divorcio y el sexo, tocados siempre poco y de manera no siempre natural en nuestra literatura, se filtran en estas páginas de manera tangencial, secundando a la trama central, pero con un efecto no menguado en el fondo. Quizás como nos abordan, estas mismas particularidades, en la vida real.

V
Es innegable la habilidad del autor para manejar y combinar escenarios, sucesos y personajes. Es inevitable también que cualquier lector boliviano se identifique con el paisaje y el ambiente generales tan bolivianos, valga la redundancia, de sus tramas, pero tampoco deja de asomarse como persistente, la sensación de que siempre cabría esperar más, y exigir más en un autor con el reconocimiento de este cochabambino.
Hay escritores que venden y atraen mucho, que triunfan y entusiasman; pero hay otros, los menos y los más valiosos, que cautivan, trascienden y dejan imágenes e ideas difíciles de borrar. Aún, con todos sus logros, Edmundo Paz Soldán no se acerca a trasponer esa barrera.

1
La barricada: Dos hermanos –él y ella- una misterio policial en la casa vecina; la locura; la curiosidad y el morbo. El peligro que acechó y uno sólo se enteró cuando ya pasó por completo.

2
Roby: Tres amigos inseparables y un hermano mayor en el pozo de la delincuencia juvenil. La manipulación, el miedo y la avidez por la aventura, desencadenen en una serie de vandalismos y un poco creíble y letal golpe final.

3
El ladrón de Navidad: Un pequeño y su madre, desclasados, abandonados pero aún aferrados a la vida acomodada. Miami, el sueño americano, el viaje de negocios disfrazado de placer, los supermercados en Navidad y la tentación, contagiosa, heredable, de tentar a tener más, lejos de conformarse.

4
Los otros: En la cotidiana y rutinaria vida entre la casa y el colegio, entre el rígido papá y la comida de mamá, de pronto, por el más mínimo cambio en la disciplinada rutina, ¿no le asalta a uno la duda de que los actores tan conocidos de su trama diaria, son impostores, disfrazados de sus seres queridos?

5
Lazos de familia: Un niño se convierte en el único e indisoluble lazo entre dos adultos, sólo cuando es fruto de lejano su amor. El mal carácter de la madre solitaria y las esporádicas apariciones del papá consentidor, dan a este relato un trasfondo que sin embargo, se resuelve con esposas y pistola, ante la mirada no del todo inocente del adolescente.

Fuente: www.ecdotica.com



Escribe tu comentario