Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




En recuerdo de Roberto Bolaño



bolanoalzada.jpg

En recuerdo de Bolaño
Por: María Paula Bandera

El martes 15 de julio se cumplieron cinco años de la muerte del narrador chileno Roberto Bolaño, y María Paula Bandera publicó este sábado en el diario “Clarín” un recuerdo del escritor y su innegable importancia literaria en América Latina. Para ello entrevistó a tres escritores latinoamericanos últimos: Edmundo Paz Soldán, Andrés Neuman e Iván Thays. Así dice el reportaje:

Para el escritor peruano Iván Thays, en menos de diez años, Bolaño se ha convertido en un referente para todos los escritores de América latina. Esto obedece a distintos factores. Según el escritor argentino Andrés Neuman, además del inmenso talento literario de Bolaño, influye la falta de referentes literarios claros y unánimes en los últimos años. También, dice Neuman, la capacidad de Bolaño para poetizar como nadie la trayectoria de rebeldía, búsqueda y desilusión de los jóvenes latinoamericanos de los años 60 y 70. A esto añade que la literatura latinoamericana, tal como se entendió desde el boom de los años 60, necesitaba un broche y a la vez un cambio de tema, funciones que Bolaño cumplió. Admirador de Borges, Cortázar y Di Benedetto, el chileno Bolaño se definía a sí mismo como un autor latinoamericano (…) Escribir maravillosamente bien no era para Bolaño el pasaporte seguro a una literatura de calidad. Se trataba de saber meter la cabeza en lo oscuro, saber saltar al vacío, saber que la literatura es un oficio peligroso. En las palabras y en los hechos de Bolaño hay un jugarse el todo por el todo, un arriesgar todo por la literatura, dice Edmundo Paz Soldán, escritor boliviano y editor del libro Bolaño Salvaje. Era un autor que no ahorraba polémicas. Decía en voz alta que no soportaba la poesía de Octavio Paz, que leer a Antonio Skármeta le revolvía el estómago y que Isabel Allende no era una escritora. Sospecho que Bolaño tenía una máxima que nunca formuló explícitamente, pero que parecía cumplir con jocoso rigor: toda la complicidad para los jóvenes, ninguna piedad para los consagrados, recuerda Andrés Neuman, quien fue su amigo. Iván Thays anota que Bolaño huía de todo estrellato: Sabía bien lo difícil que era el camino y aunque estaba orgulloso y consciente de la calidad de su propia obra, no estaba dispuesto a convertirse en una estrella distante . Lo cierto es que hoy su literatura brilla y cada día conmueve a más lectores.

Fuente: http://notasmoleskine.blogspot.com



2 Respuestas »

  1. Excelente artículo, un tema sustantivo.

    A la hora de establecer cánones, importa la disparidad de voces en un mismo autor. No dudaría por tanto en pensar en Vargas Llosa como un autor total, con pocas caídas en su obra (salvo “Los cuadernos de don Rigoberto” y otra por allí); tampoco dudaría en descartar a Julián Marías, un bluff sin interés ni contenido; y salvaría al Pérez-Reverte de una obra tan formidable como “La reina del sur”, tal vez la mejor novela negra escrita en español… Para mí son más canónicos Saer, Bolaño, del Paso, Bianciotti, Rubem Fonseca, Germán Espinosa, Eduardo Mendoza, si de modelos (y no de mercados) se trata.

  2. El comentario anterior es de José Leal. Lo siento por la omisión.

Escribe tu comentario