Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Preposiciones



preposiciones.jpg

Cacería de gazapos
Por: Pedro Shimose

Un caricaturista se pelea con la sintaxis. En uno de sus diálogos se lee: “El Gobierno las mentiras de Rada las convierte en escándalo…” (El Mundo, 22/06/08). Lo correcto sería decir: “El Gobierno convierte en escándalo las mentiras de Rada…”.
Otros cometen errores de concordancia. Leo: “Cerca de un millón de habitantes carecen (sic) de cédulas de identidad” (El Diario, 03/06/08). Debería escribirse: “Cerca de un millón de habitantes carece de cédulas de identidad”, porque el verbo ‘carecer’ concuerda en número con el sujeto “un millón de habitantes”, singular, pues se habla de “un millón”.
Reviso la hemeroteca familiar y me topo con el titular de un diario que comenta la belleza imponente de una ‘magnífica’ modelo. Dice: “Ella es un placer ‘a’ la vista” (sic) (EL DEBER, 04/03/07). Debería decirse: “Ella es un placer ‘de’ la vista”. A propósito, les contaré una anécdota. En una conversación con Dámaso Alonso, en ese entonces director de la Real Academia Española, le pregunté sobre un libro de poemas que él preparaba desde hacía tiempo:
-¿Cuándo publicará Gozos a la vista?– le pregunté.
-¡Ya quisiera yo tener gozos ‘a’ la vista!– me respondió pícaramente.
El título verdadero era Gozos de la vista y contenía poemas sobre la belleza contemplada. Tal el caso de la ‘magnífica’ fotografía publicada para regocijo de los lectores.
Un comentarista declara, a propósito de los despropósitos del Presidente: “De todas maneras, todavía está a tiempo ‘para’ (sic) arreglar esta situación” (ED, 27/06/08). Debería decirse: “De todas maneras, todavía está a tiempo ‘de’ arreglar esta situación”. Tal como están las cosas, parece que al ‘Presi’ no le da la gana de rectificar nada.
El uso de los verbos en español no resulta nada fácil. A veces, incurrimos en el error de inventar verbos innecesarios. El otro día, sin ir más lejos, un diario nos sorprendió con el siguiente titular: “El Gobierno irrespetó (¡!) / la institucionalidad” (El Nuevo Día, 11/06/08) al informar de la anómala designación del nuevo comandante general de Policía. No existe el verbo ‘irrespetar’. Por lo tanto, es más correcto decir: “El Gobierno no respetó / la institucionalidad”. Y si se quiere evitar la cacofonía: “El Gobierno violó / la norma institucional”.
Otro titular llamativo: “Sudán: un avión ‘se arde’ (sic) / y mueren 30 de los 204 pasajeros” (El Nuevo Día, 11/06/08). El verbo ‘arder’ no es reflexivo. Bastaba con decir: “Un avión arde en Sudán / y mueren 30 pasajeros”.
Otra noticia nos informa que, en el referéndum tarijeño, “el MAS apuesta ‘a’ (sic) la abstención” (El Nuevo Día, ídem). Debería haberse escrito: “El MAS apuesta ‘por’ la abstención”. Como es sabido, el MAS perdió la apuesta.
Entregarse ciegamente a las nuevas tecnologías informáticas tiene sus bemoles. Un periódico cruceño descuida la corrección cuando publica: “Quien más cambios va tener (sic) va ser (sic) el Gobierno boliviano, que se va ver (sic) obligado a tomar en serio…” (El Mundo, 22/06/08). Quien va a tener que tomarse en serio estas deficiencias técnicas va a ser el jefe de Redacción, porque en correcto castellano debe decirse: “Quien más cambios va ‘a’ tener va ‘a’ ser el Gobierno boliviano, que se va ‘a’ ver obligado a tomar en serio…”. La preposición es una partícula invariable que une dos palabras estableciendo una relación de dependencia entre ellas. ¡Las preposiciones, colegas, las preposiciones! // Riberalta, 18/07/2008.
Fuente: EL Deber



Escribe tu comentario