Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Los vagidos del gato (o, tal vez, gata)



rosse-marie.jpg

Los vagidos del gato (o, tal vez, gata) ¿Narrativa objetivista o del absurdo?
Por: Rosse Marie Caballero

(Se ha llevado a cabo la segunda versión del concurso nacional de cuento de la Alcaldía de Cochabamba y la escritora de uno de los cuentos recomendados «Los vagidos del gato (o, tal vez, gata)» Rosse Marie Caballero, nos comenta en exclusiva para ecdótica algunos de los detalles narrativos que están detrás de historia. Agradecemos la gentileza de Rosse Marie y a nuestros lectores les informamos que tenemos uno de sus cuentos disponibles en nuestra biblioteca para su lectura y para que conozcan un poco más la narrativa de esta autora)

En el Segundo Concurso Nacional de Cuento “Adela Zamudio” 2008, convocado por la H. Alcaldía de la ciudad de Cochabamba, cuatro fueron los cuentos recomendados por su calidad, a decir del Mgr. René Rivera Miranda, presidente del jurado calificador. Entre ellos figura el cuento mencionado “Los vagidos del gato (o, tal vez, gata)” de la escritora cochabambina Rosse Marie Caballero.

Según la apreciación del artista plástico y crítico Carlos Rimassa, el relato encaja dentro de las características de la narrativa de los años 50, desgajado del existencialismo europeo: el objetivismo. Escritores como los franceses Jean Cau o Natalie Ferautte entre otros cultivan este tipo de literatura. En Bolivia, el escritor Marcelo Quiroga Santa Cruz, con su obra Los deshabitados se acerca también a este estilo. Actualmente, la ganadora del Premio Nobel Elfriede Jelinek, en su libro Las amantes caracteriza a sus personajes dentro de esta línea, emparentada muy de cerca con el absurdo. Los autores narran aconteceres cotidianos como mostrando que ‘la vida es una pasión inútil’, hechos intrascendentes, prolegómenos del SINSENTIDO existencial. Algunos directores de cine como Antonioni, con la película Los primos, se suman a esta corriente, La noche, La calle, Los primos, La hora 25, etc. concuerdan también con el estilo objetivista, estas películas muestran un transcurrir lento e incluso pusilánime de las cosas, hasta bordear la inanición.

El cuento Los vagidos del gato (o, tal vez, gata) narra el acontecer lánguido de una relación inexistente (que sin embargo existe) entre la vida de una mujer solterona, la señorita A., y el devenir de la cotidianidad de la antagonista, la señorita E., que otrora fuera su mejor (y única) amiga de la adolescencia:

“Después la señorita A. no tuvo más amigas, y tampoco tuvo vida”.

Decimos relación inexistente porque entre ambas mujeres no existe una relación comunicacional (ninguna se comunica con la otra), sin embargo, paradójicamente están relacionadas por un remoto pasado que, al parecer, fue determinante para el presente que están viviendo.

La señorita E., en su afán de hacerse guionista de obras de teatro, crea dos personajes: la señora Gittan, ‘¡quien nunca vio un árbol azul en persona!’, refiriéndose a los árboles de jacarandá, y su marido, un ex funcionario jubilado cuyo salario constituye oro en polvo para las aspiraciones de la señora. Gittan o Gitti, o simplemente G., se sale del libreto y su creadora no puede controlarla, y nadie puede sin embargo controlar a la señorita E. tampoco:

“La pizpireta de Gittan sale cuando quiere del guión; la señorita E. no la puede controlar, nadie controla, sin embargo, a la señorita E. tampoco, quien también se sale del guión. En esta historia nadie parece seguir ningún libreto; tan sólo Mlle. Aguirre, que ha venido escondiendo su amargura a través de largas noches de soledad, interna y externa”.

La historia discurre en un hálito de soledad e incomunicación de la protagonista, quien, en una época en que “diferir sobre la preferencia sexual es un execrable pecado, la señorita A. tiene que permanecer incólume ante la trizadera de su corazón. Ve cómo sus compañeros de colegio le envuelven en discretas y sutiles bromas por la atenta compañía de Eve. Según ellos, la bella A. nació echada a perder, como huevo huero, como un ángel inalado. ¿Y sus perfumes? ¡Para qué tanto alarde!”

“La señorita A., que bordea los cincuenta, ha tenido que emigrar al extranjero a buscar empleo (o marido, que es lo mismo). En el extranjero quizá pueda ser alguien. En su país no es nadie. La señorita A. no es nadie, concretamente una solterona, y quiere ser alguien, concretamente una mujer”.

La señorita A. vive la soledad que ella misma se impusiera por ser diferente al común de la gente. Sueña y ama en silencio con su amiga de antaño, la antagonista señorita E.; sin embargo, ante la menor posibilidad de aproximación entre ambas la protagonista huye, convirtiendo la historia en un eterno ciclo de idas y venidas.

Los vagidos del gato (o tal vez gata) no enseña nada, no pretende nada, apenas narra algo, apenas denuncia entre líneas la alarmante soledad de sus personajes, apenas se aproxima a la realidad escondida en sus corazones y sus más intrínsecos deseos:

“La señorita E. piensa que su obra está saliendo de toda lógica, que se está desviando; no va a ninguna parte, no parece una obra literaria, más bien una baba, “casi una secreción”… (como denomina Marcelo Quiroga Santa Cruz a su novela Los deshabitados)… No dice nada, no es nada, no va a nada, no llega de nada. Es un absurdo. La señorita E. está consciente de que no llegará a su meta: hacerse escritora, como tanto le pide papá”.

En esta historia la vida parece ser una pasión inútil.

Fuente: Ecdótica



72 Respuestas »

  1. r m dice:

    Me gustó leer el artículo acerca de Los vagidos del gato. Qué significará exactamente los vagidos del gato, no?

  2. Luis Archondo (Bolivia) dice:

    !Pero bueno!
    Si el artista plástico Carlos Rimassa nos pone aquí su apreciación, me imagino que este cuento debe ser tan bueno como lo son los dos primeros lugares del II concurso de cuento de axs.

  3. Noelia dice:

    Amigo Luis,

    Leí tus comentarios sobre los ganadores de Axs, puede que tengas razón con esos cuentos. Con todo respeto debo llamarte la atención con el comentario que colocas aquí, ya que si Carlitos Rimassa fue parte del jurado de Axs, no implica que el cuento de Rosse Mary sea malo, peor aún si sólo lo imaginas y no te consta. Estás cometiendo el error de caer en una falacia. Sería interesante que comentes el cuento de ella misma que está en la biblioteca gratuita.
    Ahí sí podriamos valorar mejor tu crítica.

  4. Luis Archondo (Bolivia) dice:

    Noelia:
    Debo darte razón con tu llamado de atención. No leí los vagidos del gato.
    Me pides que comente el cuento de Rosse Mary: “Enigmas de la esfinge”. ¿Pero qué podría comentar de ese trabajo? Todo en ella resulta chocante y críptico.
    Digo chocante porque en varios lugares del cuento, la protagonista antepone sus partes íntimas (su clítoris, su pelvis, su pubis, sus ovarios, etc.). Chocante por las palabras de grueso calibre que utiliza (“grandísima puta” … “maldito h de p”, etc.). En realidad me recuerda a Sigmund Freud, que en su sicoanálisis, todo lo relaciona con el falo del padre. Nada y nadie se salva.
    Al final, su relato gira en torno del ajedrez. Nunca he sido jugador ni siquiera de regular para abajo, pero cuando lo jugué nunca se me pasó por la mente mis partes íntimas. Sería muy interesante que una sicóloga, versión femenina de Freud, nos haga conocer los traumas mentales de la autora. Digo esto porque a mí se me hace que esta señora tiene ciertos problemas de carácter sexual.
    Este tipo de obras, son tan malas como leer a Corin Tellado. Peor aún, porque vaya Dios a saber qué pasa por la mente de la autora; al menos a Corin Tellado se le entiende, cursi a más no poder, pero se le entiende. ¿Tú sabes lo que la autora quiere decir? Lo que es yo, no logro descifrar sus enigmas por ninguna parte.

  5. Me parece, sin ánimo de intervenir, que existe una confusión. Entiendo que Rosse Marie es finalista del premio de cuento en Cochabamba y no ha participado del concurso digital de AXS, del que presentamos los cuentos ganadores, que también han recibido fuertes críticas. Chaly Rimassa ha sido jurado del Premio AXS y entiendo no tiene nada que ver con el de la ALcaldía.
    Respecto a Enigmas de la Esfinge, me parece que lo que la autora quiere decir, es que la narradora cuenta su amorío con su amante, la que parece una partida de ajedrez por lo compleja de la situación que ella atraviesa.

  6. Los Vagidos del Gato (o, gata) tampoco entiendo a qué se refiere Rosse Marie por que el cuento no lo leí, ni tampoco lo publicamos. Trataremos de conseguirlo y publicarlo en nuestro blog o biblioteca.

  7. Arturo Torres dice:

    Estimados amigos:

    Sin la intención de dar mi biografía, debo decirles que mi persona es directivo de la asociación departamental de ajedrez de Cochabamba y llegué a conocer en persona a Rosse Mary. Ella cursó clases de ajedrez en la asociación. No juega mal y creo que escribe bien.

    Leí la obra de Rosse Mary que se encuentra en la biblioteca gratuita de esta página y considero que ella nos muestra algún amorío, como dice Marcelo, relacionándolo con el ajedrez.

    Es un relato muy oscuro y algo soez en algunos momentos, pero pienso que ella nos transmite sus sentimientos más puros, que los vivió en un istante o época dada.

    Cuando Luis menciona a Freud, me recuerda a un libro de ajedrez, titulado «La psicología del jugador de ajedrez» de Ruben Fine, ajedrecista y doctorado en psicología, que desarrolla toda una tesis freudiana, en el que compara a la pieza de Rey del ajedrez, con el falo paterno. Una teoría que afirma que el jugador de ajedrez es un homosexual reprimido, que pretende, con lograr el jaque mate al rey contrario, liberarse de la opresión fálica del padre o alguna cosa parecida.

    ¡Santo Cielo! A ver si algún día, ustedes logran consiguir esa barbaridad de libro de Fine.

    Pero no creo que en este caso suceda algo parecido con Rosse Mary ni tampoco con el 95% de los ajedrecistas masculinos.

    Un saludo cordial.

  8. Arturo Torres dice:

    Solo quise observar y corregir el error mío, como de Luis y Noelia.

    El nombre de la autora es ROSSE MARIE, tal cual lo escribe Marcelo. Siempre confundo estos dos nombres, ya que es más común Rosse Mary; como también se llama una ajedrecista cochabambina.

    Saludos.

  9. Rosse Marie Caballero dice:

    Hola, Arturo Torrez:
    Gracias por acordarte de mí. Claro, yo fui el pasado invierno a actualizar mis conocimientos de ajedrez en cuanto a la notacion algebraica. Esto, para escribir mi novela, que por ahora está esperando un resultado internacional, ojalá le vaya bien a la pobre. Conoces tú a Archondo? quién será y cómo será, no? Habrá amado a alguna mujer? Habrá sido él amado por alguna mujer? Qué tendrá contra Carlos Rimassa, no? Una de estas tardes vuelvo a la asociación. Tengo tu libro «clavado en el centro de mi encéfalo».

    Y tú, Noelia, todo bien? No te conozco, pero gracias por tu tiempo y por ser una persona equilibrada en tus opiniones, me caes bien! Yo apenas escribo algo, ves?, pero me fascina.

    Luis?? Quién eres que tan agresivo pareces? de dónde eres? Me encanta que hubieras leido mi cuento y disfruto de tus comentarios, me mato de risa con tu furia, me encantas!

    ¡Hasta la próxima partida!
    rosse marie caballero

  10. Rosse Marie o Rosse Mary (es igual) dice:

    Marcelo:
    Qué bueno que hagas notar que «te parece que lo que la autora quiere decir, es que la narradora cuenta su amorío», lo que significa que un autor o autora no necesariamente escribe » su » propia historia (como parece interpretar nuestro crítico Archondo). Olvida él estos elementales gaffes del oficio, eh? Llevará el crítico algún amor mal comprendido? Qué será exactamente lo que le molesta, no? Me gustaría descifrarlo!
    Gracias.

  11. Arturo Torres M. dice:

    Hola mi amiguita Rosse Marie:

    No conozco al amigo Luis, sin embargo no he notado resentimiento. Sólo que su crítica es un poco dura. Talvez lo que pasa es que sencillamente no entendió tu cuento y quiso practicar algo de psicología.

    Gracias a Dios, no puso en práctica su análisis freudiano en mi obra «de la bitácora de un camionero» parece que le gustó muchísimo ¡Menos mal, me salvé de su artillería!

    En cuanto a Carlos Rimassa, debo darle la razón; en el concurso de axs se aplazó olímpicamente. No lo conozco en persona, pero que el hombre se aplazó, se aplazó, junto a los Sres. Chávez.

    Estimada Rosse Marie, espero tener el placer de recibirte en la asociación de ajedrez.

    De mi poemario, lo que te tiene clavada es, al parecer, mi prólogo. Me imagino que te ha dado hasta pesadillas con las palabritas: «PERTURBADORES» y «GROTESCA»; y no podía ser para menos, ya que estuve casi un mes poniendo en su lugar diferentes calificativos, hasta que me encontré con ellas, ya que estas definen fielmente y con precisión lo que quiero decir.

    Un beso y un prieto abrazo desde el reino de los 64 escaques.

  12. Rosse Marie,
    Me alegra que hayas entendido que lo que quise decir es que una cosa es el personaje y otro la autora. Por lo general los lectores tienden a relacionar ambos hasta el punto de confundirlos en uno solo.
    Hoy hemos recibido una copia de la carta que le enviaron los padres del Don Bosco a Los Tiempos en la que se quejan de Río Fugitivo de mi hermano Edmundo. Me dolió leerla, qué te puedo decir, por que muchas de las cosas ahí no son ciertas, son ficción.
    El hermano del protagonista, Alfredo, se droga y además muere. Como ves, yo estoy vivo, al menos eso creo.

  13. Arturo Torres M. dice:

    Hola estimado Marcelo:

    Lo que pasa es que actualmente existe cierta devaluación (si el término cabe) con respecto de la calidad de lectores.

    Estoy de acuerdo que una obra «X», esté impregnada con el yo del autor, su concepción, su modo de ver el mundo que le rodea; pero esto no significa que todo lo que escribe, necesariamente y por fuerza, tenga que ver con su realidad.

    Al cuento como también a la novela, es la ficción, principalmente, que les da vida.

    No se qué habrán comentado los padres de Don Bosco sobre la obra de tu hermano; pero no me preocuparía mucho, pues en mi caso, lo que menos me interesa en este mundo son los comentarios de los curas. La religión que ellos profesan, no tiene moral alguna para comentar sobre la existencia humana.

    Desde el principio de los tiempos, los cruzados inquisidores han intentado hundir en oscurantismo la ciencia, las artes y el intelecto humano.

    ¿A quién le puede importar en pleno siglo XXI la opinión de los curas?

    !Y menos a tí, que ya formas parte del mundo de los muertos!

    Un abrazo.

  14. Nunca había pensado que estar muerto literariamente –y no literalmente– tuviera sus ventajas (como seguro, ya dios lo dispuso, debe tener sus desventajas). Una de ellas, claro, es que lo que se diga no me afecta, pero, como de verdad estoy vivo, al menos así lo creo, me afecta.
    Río fugitivo es polémico, lo será, pero literariamente es lo mejor de mi hermano, especialmente en novelas (en cuentos me quedo con Dochera).
    La carta de los padres del Don Bosco saldrá en Los Tiempos mañana domingo, como debe ser, y en ecdótica también lo publicaremos el día lunes. La próxima semana estará dedicada a la nueva edición de Río Fugitivo que es de Nuevo Milenio, hermana mayor de Ecdótica.

  15. Arturo Torres M. dice:

    Qué bueno estimado Marcelo que salga ese comentario.

    Así tendré alguna idea del pensamiento del clero… claro que, para entender al clero, claro deberé tener el pensamiento y la idea sobre el libro de Edmundo.

    ¡Claro que compraré el libro a pesar de la idea del clero que no lo tengo nada claro!

    :mrgreen:

  16. Luis Andrade S. dice:

    A propósito, hoy llegó al correo este temible y letal:

    EPITAFIO

    Aquí yace Luis Archondo
    insufrible criticastro
    que fue en vida muy cachondo
    mal escritor y poetastro.

    Censuraba el insolente
    en las obras literarias
    palabras de uso corriente
    como puta, mierda y pelvis.

    Murió un dia de tiricia
    endiablado y muy a solas
    con la lengua en su trasero
    Q.E.P.D.+

  17. Luis Andrade S. dice:

    No en vano dice la doctora en literatura Elena Ferrufino, que con «esta joya literaria de exquisito manejo lingüístico, casi encantatorio», refiriéndose a Enigmas de la esfinge, Rosse Marie Caballero se consagra como una de las voces novedosas de la literatura boliviana contemporánea. Peón cuatro Rey.

  18. Guido S. A. dice:

    Distinguidas personas que visitan este portal, un saludo cordial, es la primera vez que yo lo hago, me parece fantástica la idea, pues es hecho en Bolivia y estos emprendimientos deben ser apoyados, felicidades al promotor de tan excelente idea, ya que se convierte en un lugar donde, los que gustamos de la buena palabra, la literatura, las nuevas opciones literarias, descubrimos espacios donde deleitarnos, saber que no todo es conflicto y amenaza, creo, que todos los habitantes de este hermoso país, tenemos suficiente con la política nuestra de cada día, asunto que nos indispone e indigesta, creo que este espacio es alentador y hermoso.
    Por lo expuesto, debo manifestar mi disconformidad, pues me llama la atención, que en un lugar donde debe reinar la poesía, la buena palabra, la técnica literaria, la tolerancia y otros aspectos de la personalidad de las personas “sabias” un personaje llamado Luis Archondo, manifieste de manera ruin e insultante y equivocada, una crítica sobre algo que no se ha leído aún; he buscado por todos lados el cuento Los Vagidos del Gato, y no lo encuentro; me gustaría saber si éste personaje ha escrito alguna ó algunas obras, que le permitan llamarse o decirse crítico, su nombre no es conocido en el mundo literario, eso quiere decir, que es un perfecto desconocido; una persona que no entiende las nuevas propuestas literarias con nuevos estilos, es por que, o no sabe leer o no sabe escuchar, Luis Archondo, sea digno, bájese del pedestal en el que equívocamente se encuentra, aprenda de los siguientes refranes:
    “Un triunfador respeta a aquellos que saben más y se preocupa en aprender algo de ellos” – “Un perdedor se resiste a todos los que saben más y sólo se fija en sus defectos”.
    “Un triunfador sabe que la adversidad es el mejor de los maestros” – “Un perdedor se siente víctima durante las adversidades”.
    “Un triunfador consigue ver el bosque en su totalidad” – “Un perdedor se fija sólo en el árbol que le toca plantar”.
    Es posible, que se encuentre dolido por su calificación o descalificación en el concurso convocado por AXEs, probablemente su cuento ó su escrito era muy infantil y no gozó de una buena propuesta literaria, sea inteligente, no trate de denigrar a nadie que seguramente es mejor que usted desde todo punto de vista.
    A la señora ó señorita Rosse Marie Caballero, felicitarla por su nueva propuesta literaria, debo ser muy sincero al decirle que su literatura, su propuesta literaria, la lingüística utilizada en su obra Enigmas de la Esfinge y Otros relatos, es una propuesta encantatoria, llena de desafíos con gracia, arte, amor, el complemento perfecto para una lectura apasionante y especialmente espectacular.

  19. Gracias en lo que se refiere al portal. Trata de ser un espacio literario únicamente, aunque toca otras artes igual de encantadoras pero no de manera tan radical. Está concentrada en la literatura boliviana o en literatura universal vista por los bolivianos, como es el caso de artículo de Marcelo Suárez sobre Le Clézio, ganador del Nóbel recientemente.

    Ecdótica busca ser imparcial y neutro y trata de apoyar en la construcción de una identidad literaria boliviana (por pretencioso que esto suene) y en la mayoría de los casos trata de ser favorable o propósitivo en cuanto a artículos, ensayos, libros, etc. Nos busca, para nada, ir en contra de la producción literaria o lo que se hace en Bolivia, pero a veces esto no se puede ocultar o negar como ha sido el caso del libro de Nashira Cuba.

    Sobre el cuento de los vagidos, que ciertamente es polémico sin siquiera haber sido leído y ojala pronto lo tengamos ya sea en nuestro sistema de noticias (blog) o biblioteca gratuita, se ha relacionado a este cuento, de manera injusta, con otro cuento de Rosse Marie que está en nuestra biblioteca. Uno y otro cuento pueden tener personalidad propia, como de seguro lo tienen.

    Sobre Luis Archondo, si bien creo que fue exagerado al hablar de Enigmas de la esfinge (el cuento si leído de Rosse Marie), pienso que no es necesario descalificarlo tan bruscamente. Y no me refiero a que tenga o no la razón, sino que simplemente puede haberse equivocado en su juicio, como ciertamente pienso que lo hizo, sino que todos nos equivocamos, incluso los más avezados lectores. Está el caso, por hablar en términos locales, del libro Felipe Delgado que en una primera oportunidad fue rechazada su publicación por Los Amigos del Libro y luego se convirtió en un referente fundamental de la literatura boliviana.

  20. Luis Archondo (Bolivia) dice:

    Luis, ibas bien con la rima hasta que, como pobre proyecto de poeta fracasado que eres, esta te abandonó desde la segunda estrofa en adelante.
    Una cosa es lo que pueda decir Elena, tendrá sus razones propias de valoración; ¿pero qué dices tú, además de insultar? nada por supuesto.
    En cuanto a Guido, decirle que no participé del concurso de AXS, así que mi comentario no tiene nada que ver con que me sienta dolido por algo que nunca busqué encontar.
    El que mi persona sea un desconocido en el mundo literario, no implica que no tenga capacidad de crítica. Por ejemplo, no te conozco, a lo mejor eres tan conocido como Cervantes Saavedra, pero nunca oí tu nombre; con esto no quiero decir que no tienes el derecho de expresar tu opinión, esta puede ser muy buena o muy mala.
    No sé que puedas entender tú por «propuesta encantatoria». Si al menos escribieras en idioma castellano, a lo mejor entendería; pero el lenguaje tan personal tuyo y de Elena, sólo puede explicar que les haya agradado la obra que nos ocupa.
    Y está bien, contra gustos y colores ajenos, no me meto y menos aún con el surrealismo.
    Si comenté algo fue a instancias de Noelia; porque de propia gana, nunca lo hubiera realizado; es una obra que no vale la pena siquiera de tomarla en cuenta.

  21. Arturo Torres M. dice:

    ¡Veinte comentarios! y con este último mío, ¡Veintiuno! y todo empezó con una opinión «a priori» sobre un trabajo que nadie lo leyó… Paradojas de la existencia humana.

    Estimada Rosse Marie, si pudiéramos publicar estos comentarios en la prensa escrita, te aseguro que no quedaría ni uno sólo de tus ejemplares disponibles en plaza en lo que queda del mes que cursamos.

    Un beso mi amiga.

    ¡Eres un éxito!

    Ya escribiré a tu e-mail cualquier momento.

  22. Guido S. A. dice:

    Que lamentable, llegar nuevamente a éste portal con el afán de leer algo rescatable y volver a encontrar las palabras insultantes de un personaje desconocido, pena, por que seguramente dejaré de verter opinión alguna, lo siento por el director de esta buenísima idea.

  23. rosse marie dice:

    Archondito:
    Recuerdo a Galilei cuando en su tiempo le conminaron a responder que la tierra no se movía, él dijo en un aparte «Y sin embargo se mueve…» Enigmas de la esfinge, en tu opinión, «es una obra que no vale la pena siquiera de tomarla en cuenta». Y sin embargo… te mueve!
    (aparte) Cuántos años tienes? podemos ser amigos? Escríbeme al correo
    Hasta la próxima partida…

  24. rosse marie dice:

    Amigos:
    Leyeron «Vaginario», de Senseve o algo así? He sentido como si ella con un cuchillo finísimo nos fileteara la piel, el alma, y ella (la narradora), como si nada, contándonos de sus penetraciones con papá! Me desmayo, y alguien se escandalizó con mis palabrotitas, imaginen ese relato! La muerte!, y con solo 21 años de edad. Para sorprenderse realmente, y estoy en el dilema de seguir el mal ejemplo de creer que la autora es la misma protagonista, o el buen ejemplo de creer lo que una nada tiene que ver con la otra… Me consuelo con lo último porque si no, ¿habrá la chiquita ésta tenido esa penetrante e indeleble cruel experiencia con su papá? Sin embargo lo denuncia (narra) muy bien!

  25. Luis Andrade dice:

    (VERSION CORREGIDA PARA ARRECHONDO)

    EPITAFIO

    Aquí yace Luis Archondo
    insufrible criticastro
    que fue en vida muy cachondo
    mal escritor y poetastro.

    Censuraba el insolente
    en las obras literarias
    palabras de uso corriente
    como puta, mierda y ANO.

    Murió un dia de tiricia
    endiablado EL MUY PAJERO
    con la lengua en su trasero
    Q.E.P.D.+

  26. Sí leí Vaginario y pude conocer a Paola en la Feria del Libro de Cochabamba. Es verdad que su narrativa es muy buena. Leí el cuento que menciona Rosse Marie y también me pareció muy bien escrito, sin embargo, la temática ya fue explorada por otros escritores, así que más bien supuse que era ficción. En ese caso, no me dio la impresión de que la autora estuviera hablando de ella, sino más bien jugando con sus lectores, que ellos sientan lástima o algo así.
    Pero ya ven literatura y vida están mezclados y es mejor creer que todo es ficción, así uno no se enloquece buscando realidades donde probablemente nunca hayan existido.
    También hoy salió una carta publicada en los tiempos del colegio don bosco donde se quejan de río fugitivo. edmundo señala, textualmente: la realidad es un buen punto de partida pero nunca de llegada. es decir, entiendo que se refiere a que si bien los narradores pueden basarse en hechos reales (que les puede haber sucedido a ellos mismos o no) pero a medida que se desarrolla el relato, la escritura, esta se va transformando.
    Leí alguna vez un ensayo de Jorge Volpi (el mexicano de En busca de Klingsor) y él mencionaba que uno puede decir que lo contrario a la verdad es la mentira, pero en literatura eso no tenía sentido. Uno puede puede decir que la historia es verdadera, pero no puede decir que la ficción es mentira.

  27. Arturo Torres M. dice:

    Hola Marcelo:

    ¡Hombre que estáis filósofo hoy, con esta tu última frase!

    El reclamo de la dirección del colegio, me parece que está fuera de lugar.

    Lo que sí, junto a esa carta de reclamo de Don Bosco que apareció hoy en Los Tiempos, tengo el privilegio de aparecer junto a tu hermano Edmundo, mientras me firma el libro de su autoría «Río Fugitivo» que, actualmente, lo estoy leyendo.

    Paladear la obra de un escritor de ese nivel, es un placer diferente.

    Marcelo, te agradezco que me lo hayas presentado y, más aún, como amigo tuyo.

    Un abrazo.

  28. Hola Arturo,
    Na’ más tome algo que lo digo el genial Volpi y no es de mi autoría. Sí, ví que eras tu y mantení la foto.
    me alegro que lo hayas podido conocer.
    Un abrazo y suerte,
    Marcelo

  29. rommy dice:

    Enigmas de la esfinge es una obra bastante filosófica, es linda, realmente muy linda por la forma tan sutil que tiene la autora al expresar la realidad de una relación amorosa. Quien no entienda este cuento debería preocuparse en cambiarse de cerebro.
    Romaneth

  30. Rosse Marie dice:

    Rommy?
    Qué fuerte tu última frase. Pero bienvenida a este portal! Hacía falta otra mujer. Es importante que las mujeres nos animemos a participar y decir nuestra voz. Imaginas que años atrás dejábamos que nos insultaran » cabellos largos, ideas cortas»? Han pasado siglos de postergación del género femenino. Recuerdas que en Bolivia una mujer no podía emitir su voto hasta 1959? Después de la Reforma agraria del 52? Y parafraseando a Adela Zamudio:
    «Él de sandeces se jacta porque es hombre»? Ahora, en pleno siglo XXI, es una alegría que existan caballeros que respetan a las damas y no se atreven (aunque piensen y sientan diferente) insultar a una dama. Y si, considerándose varón, insultan a una dama, ten por seguro que no es un verdadero varón.
    Qué bueno que te haya gustado mi cuento. Un abrazo, y hasta pronto!

  31. Luis Andrade S. dice:

    Sin comentario:

    CUARTETOS PARA ARCHONDO

    El puritano de Archondo
    dicen que me ha replicado
    diciéndome amablemente
    que soy «poeta fracasado».

    Realmente este mi tocayo
    sólo me hace un homenaje
    pues me alegra ser poeta
    aunque sea fracasado.

    ¿En qué consiste el fracaso?
    ¿En publicar troche moche?
    ¿En estar en todas partes
    por todo en mundo nombrado?

    No alcanzo a comprender
    a este señor condenado
    que es lo que quiere decir
    con eso de fracasado.

    ¿Habrá leído mi obra?
    ¿Sabrá de mi trayectoria?
    ¿O por no ser «famoso»
    seré un poeta fracasado?

    Lo condenable sería
    que sin ser poeta ni nada
    con ser simple y silvestre
    sería un simple fracasado.

    Pero este asunto de letras
    recién sólo ha comenzado
    ya vendran otras batallas
    con Archondo el criticado.

    Para mejor referencia
    de mi furioso adversario
    le transcribo un epitafio
    que me escribieron de paso:

    «Aquí yace Luis Andrade
    buen discípulo de Sade
    Pasa pronto caminante
    no sea que se levante»

    Blanca Elena Paz

    Si el tal crítico Archondo
    me escribiera uno mejor
    o quien sabe uno igual
    yo seré su admirador.

  32. Guido S. A. dice:

    Amigos:
    Parece que la paz a vuelto a éste lugar de cultura insospechada, ya que no hay más malos comentarios, palabras agresivas ni personas dispuestas a seguir peleando o discutiendo.
    Gracias a Dios, solitos de automarginan, seguramente podré verter opinión más adelante, una vez tenga algo serio y bueno que decir.

    Felicidades Marcelo, un abrazo a la distancia para ti y tu hermano, ayer vimos el programa en el canal 11, salio muy bien y fue bueno conocer un poco más de Edmundo.

  33. Guido,
    Se hace lo que se puede y ya ves, es poco.
    Marcelo

  34. rosse marie caballero dice:

    Hola, Guidito
    Gracias por participar! Te invito a que pasees por este portal (Ecdótica) y encontrarás interesantes artículos. Me encantaría que Carlos Rimassa tambien participe, pero creo que él se resiste a usar la internet. Rimassa es más un hombre de café que de chat.
    A Marcelo, felictaciones por la Feria del libro y por su tiempo empleado al esparcimiento con la literatura.
    Torres? Por qué no me escribes? me encantará tu comentario sobre Enigmas de la esfinge, y te ruego decire dónde leer tu Bitácora del camionero, ok
    Saludos,
    Rosse MArie
    Un abrazo

  35. Rosse Marie,
    La bitácora del camionero está en nuestra biblioteca y lo puedes descargar gratuitamente. También está tu cuento de Enigmas de la esfinge.
    Qué raro que no lo hayas visto.

  36. Guido S. A. dice:

    Amigos:
    Acabo de ver el anuncio de reedición del libro de Rosse Marie Caballero «Hojas de Eva», lo leyeron? para mi es simplemente maravilloso, la ternura, la idea, el amor, lo real, lo cierto, adquieren formas distintas y espectaculares, no es un simple poemario, es mucho más, los que no leyeron ese libro, haganlo y quedaran como yo, les aseguro.
    Rosse Marie soy un fan tuyo, mil felicidades y sigue adelante con ese Don que Dios te dió, eres realmente espectacular, no soy escritor pero sí se apreciar las buenas obras, las buenas propuestas literarias, la buena lectura es en descanso para los ojos, la mente y el corazón. ¡Felicidades!

    gUsUa

  37. Arturo Torres M. dice:

    Estimada Rosse Mary,

    Últimamente estuve super ocupado con esto del ajedrez, ya que se jugaban varios torneos nacionales, que merecía mi mayor atención.

    Leí tu libro que adquirí en la última feria que se realizó en Cochabamba y que tan gentilmente me lo firmaste.

    Dentro de él, debo decirte que el cuento que más llamó mi atención fue «LA PAREJA».

    Un duro golpe a la virilidad masculina; como que me dolió un poco desde mi posición de hombre. Pero no está nada alejado de la realidad. Conozco y sé de muchos casos parecidos que viven esta situación como una realidad, por diferentes circunsatancias.

    Ya voy a escribir a tu correo.

    Por otro lado, mi humilde cuentito «De la Bitácora de un Camionero», tal cual lo señala el amigo Marcelo, lo encuentras en la misma biblioteca gratuita de ecdotica.

    Un sincero abrazo desde el castillo de negros y blancos pasillos del «deporte ciencia»

    Un abrazo.

  38. rosse marie caballero dice:

    Gracias, Marcelo:
    Me pareció haber leído ese título en alguna parte (fuera de esta página) pero no recordaba exactamente dónde. Por supeusto que lo voy a leer. Ahora estoy terminando de corregir una tesis, pero luego que la termine estaré disponible para lecturas extras. Es asombroso cómo hay gente que lee tanto, especialmente los varones (como Rimassa). Será porque no tienen que preparar la cena? ni lavar el servicio, ni bañar niños? Será que no trabajan fuera? No dan clases, no reciben clases, no limpian el jardín? No es una excusa, pero me encantaría saber cuántas mujeres en Bolivia leen y cuánto. Qué te parece, Marcelo? Hagamos una encuesta? Y respecto a los varoncitos, podríamos averiguar cuántos prefieren leer sencilleces y cuántos complicarse la vida con buenas lecturas, eh?
    En mi casa me preguntan, «¿No crees que esta mesita de noche es muy pequeña para que quepan tantos libros? Con esto no quiero decir que leo una montonada, sino que sí, me encanta leer, pero no me alcanza el tiempo!!! Y en la Internet? Apenas se puede robarle tiempo al tiempo para disfrutar de las letras… o no les pasa lo mismo?
    Ahora, como dicen los españoles, ‘voy a por’ La bitácora…
    Un saludo.
    Rosse Marie Caballero

  39. rosse marie caballero dice:

    Guidito:
    Gracias por tu tiempo! Y por tus comentarios. Me siento honrada de que además de todo lo que significas para mí, me confieses que eres mi fan. Qué maravilla!

    Arturito:
    Estoy navegando hace horitas por la inter, y no logro abrir tu ‘cuentito’ He visto que Miguel Lundun la llama novela. Pero si tú dices ‘cuentito’ cuento debe ser y no cuentito, porque hay personas que de humildes se pasan, y no quieren reconocerse a sí mismos, claro que entiendo que también podría tratarse de una ironía tuya, no? Tú, el experto en ironías, como Odiseo, el experto en ardides.
    La pareja? Sí ese cuento me ha conmovido aquí en Bolivia, especialmente en Sta. Cruz. Recuerdo que el año 98 lo mandé al concurso nacional Walter Paz Mendez y me dieron el segundo lugar!! Qué bien, no?Pero cuando me fui por las europas, Francias especialmente, el cuento no me impactó. Así también era la vida por allá. Sin embargo, en España se lo encomendé a un africano, profesor de literatura, y ya leíste cómo le impresionó.
    A todo esto, creo que un cuento gusta o no, impacta o no, dependiendo del lector y sus circunstancias. Hay quienes prefieren leer lo ‘sencillo’, sin trabas; pero también hay quienes prefieren complicarse con autores como (por nombrar a alguien) Juan Rulfo y su Pedro Páramo. O arrebatarse, con autoras como Elfriede Jelinek y su Pianista.
    Hasta pronto!! Seguiré intentando leer tu Bitácora.
    Rosse Marie Caballero

  40. Rosse, por qué no compartes con tus lectores tu cuento La pareja? Yo leo muchísimo, vivo de ello y te cuento que preparo la cena, baño a mis hijas, las llevo al colegio. La lectura no es cuestión de genero, no debería serlo.
    No entiendo por qué no puedes bajar el PDF de la bitácora. Lo que pasa es que tienes que entrar a la pestañita que dice biblioteca y de ahí te lo bajas gratuitamente. Dime si pudiste por favor.

  41. Arturo Torres M. dice:

    Estimado Marcelo,

  42. Arturo Torres M. dice:

    Hola Marcelo,

    ¿Sabes lo que sucede? Algo que no puedo explicarme:

    Cuando pongo el enlace de Miguel en este comentario, me rechaza.

    De todos modos, te aconsejo que entres al buscador de google y pongas allí «de la bitácora de un camionero y en el número dos de la lista, encontrarás el blog de Miguel, con el nombre de veneno lundico.

    Saludos cordiales.

  43. rosse marie caballero dice:

    Gracias por la sugerencia, Marcelo
    Ya Arturo me envió el cuento «De la bitácora,,,» a mi correo, acabo de imprimirlo, y ‘a por él’. Después podré comentarlo.
    Por supuesto que compartiré mi cuento La pareja, con gusto. Mañana o pasado te lo envío. Gracias por tus comentarios!

  44. Sí, excelente. Escribe un comentario al cuento de Arturo.
    Agradecido también por lo de tu cuento La pareja.

  45. rosse marie caballero dice:

    Querido Arturo
    Leí las diez primeras pg. de tu cuento (por motivos de presupuesto), por lo que te escribo lo siguiente:
    Tu narrativa, en este particular caso que nos ocupa, se asemeja a mi Enigmas de la esfinge en la sobreadjetivación. Recuerda que Huidobro dice “Cuando el adjetivo no da vida mata”. Encuentro demasida precisión en el uso de adjetivos, que sin embargo contrasta con la realidad de los personajes. Personajes con un uso casi perfecto en el uso del lenguaje que difumina el realismo costumbrista al que me parece que se encamina tu cuento. A excepción del ‘cambita’ los interlocutores parecen fingidores en su modo de hablar.
    Sin embargo, hay en tu obra una riquísima pulcritud que me lleva a reflexionar acerca de lo que se esconde detrás de un aparentemente simple camionero: Un poeta culto e inmáculo en el uso del lenguaje. Sabio, en especial en la pg. referida a “La cadena insufrible del tiempo que nos engrilla al trabajo ingrato de la conducción de transporte… (…)… Pero la vida es eso, el especializarse en algo y repetirlo hasta el cansancio, con la perfección que ofrece la experiencia y concluye el día en que…” Letal! Una sentencia letal de la experiencia cotidiana de trabajar, de correr hacia donde nadie sabe…
    Me encantó esa figura. Uno que otro errorcillo de puntuación o de gramática (’Y he aquí que me tienes’. Debería decir Heme aquí -muy forzado-. Pero sería mejor ‘Aquí me tienes’… -para los que aman la sencillez-). Alguna comas ausentes, en el caso de los vocativos. Y bueno, va, pero… reitero, hasta donde leí, encuentro que deberías eliminar algunos adjetivos.
    Un abrazo, poeta!
    Espero jugar ajedrez con un ‘capísimo árbitro del tablero’, un día de estos.
    Atte.
    Rosse Marie Caballero

  46. rosse marie caballero dice:

    AMIGOS: Pasando al asunto de la difusión de nuestra literatura, el amigo René Rivera MIranda, Director del programa Fe de Erratas, tuvo la amabilidad de visitarme en casa, y la entrevista saldrá este domingo 16, nov, hrs 13:00 por Canal 11. Les invito a criticarme, por favor!
    Un gran abrazo,
    Su amiga, Rosse Marie.
    REPRIS SABADO 19, misma hora.

  47. Te vemos el domigo entonces.

  48. rosse marie caballero dice:

    Arturito: Tu Dulcinea española (Del rosal del verbo) no se llama por ventura la criolla Nashira?
    El título de tu lobro me recuerda a una historia de Garcia Marquez? Del Rosal del Virrey,lo paradojico es que en aq

  49. rosse marie caballero dice:

    Tu libro Del rosal… decía que lo paradójico es que la primera (y única) rosa que llegó a aquella villa la llevó el Senador Onésimo Sanchez… Y sin embargo el pueblo se llamaba El rosal del Virrey! El cuento se titula ‘Muerte constante más allá del amor’.

  50. Cuál historia de García Márquez?

Escribe tu comentario