Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Habitando con la muerte



grim-reaper.jpg

Habitando con la muerte
De Mauricio Rodríguez Medrano

(A continuación el cuento ganador el AXS en una nueva versión, la que hemos trabajado con su autor. Para seguir comentando y aportando. En todo caso agradezco la complicidad de Mauricio en animarse a reescribir su cuento)

La Muerte recorría a medianoche la calle principal del pueblo hasta llegar a la plaza central. Acarició la estatua de Simón Bolívar; caminó a la casa del Alcalde y lo obligó a jugar ajedrez, venciéndolo en tres oportunidades. Bajó las escaleras y salió al patio; cruzó la verja y se dirigió a la casa de la tejedora ciega de mortajas; golpeó su puerta y la saludó ofreciéndole la mano. Cruzó hacia la vereda del frente e ingresó a la casa del adivino; se entretuvo barajando unas cartas de tarot y dejó abierta la puerta de salida para que el ventarrón desplomara todo resquicio de perennidad. Caminó unas dos cuadras hasta llegar al cuartel y sonrió a un soldado que estaba de guardia; dobló la esquina e irrumpió en la hacienda del viejo Juan Lázaro, el único vendedor de ataúdes del pueblo, que había trabajado por más de cincuenta años, negociando las desgracias ajenas; paseó por el salón principal y marchitó unas flores barrocas pintadas en un cuadro; subió las escaleras; detuvo el péndulo del reloj empotrado en la pared que aún anunciaba las tres de la mañana; entró a la habitación del viejo; se acercó a los pies del catre, tropezó con un bacín lleno de enfermedad; blandió su guadaña cegadora y se preparó para hundirla en las entrañas de Juan Lázaro reclamando su último suspiro, pero desistió hacerlo porque se dio cuenta que el viejo –roñoso, deshonesto, miserable e idiota-, tres horas atrás, ya se había muerto.
Fuente: Ecdótica



10 Respuestas »

  1. Arturo Torres M. dice:

    Muy bien Mauricio,

    Me gusta el cuento. No sé a quien se le ocurrió cambiarle el título (a ti o a Marcelo) pero muy atinado, ya que el final tiene un diferente sentido. Ahora sí merece, con justicia, el premio recibido.

    En lo personal no me gusta escribir en un solo bloque, pero está bien, es tu estilo y lo respeto.

    Más, sigo protestando contra la decisión del jurado al añadir otro cuento para dividir el premio.

    Felicidades por tu trabajo y por tu forma de ser.

    Un abrazo.

  2. Ernesto Tarifa dice:

    No me gusta reincidir ni volver a los viejos temas, pero o definitivamente hay algo aquí que no funciona o yo soy muy poco perceptivo. El cuento simplemente no me dice nada. Los cambios estilísticos y el cambio de título colaboran, es cierto, a una mayor fluidez en la lectura pero el sentido del relato se me sigue escapando.
    En todo caso no le veo el mérito.
    Pero puede ser, otra vez, sólo cuestión de mi propia cabeza. En todo caso, la apertura a la corrección y reescritura (y por lo tanto a la crítica) es siempre algo muy valioso.

  3. Arturo Torres dice:

    Estmado Ernesto,

    Parece que tú y yo, somos más del gusto clásico. Pero debemos saber reconocer que el cuento es bueno.

    Imáginate por ejemplo la obra cumbre de Albert Hitchcock, “Los pájaros”:

    ¿Le encuentras algún sentido a esa obra? Nunca se llega a saber de donde llegan los pájaros y al final no se sabe qué sucede con los que escapan del lugar y si más allá, en otros lugares del estado o del mundo habían más pájaros.

    Pero es una producción muy bien realizada.

    En este trabajo de Mauricio, con el simple cambio del título, el cuento mejora radicalmente.

    Evidentemente, hay gustos y colores para cada persona. Lo rescatable de este cuento es que, Mauricio, nos pinta bien la escena.

    Un saludo cordial.

  4. Mauricio dice:

    Muchas gracias por la ayuda Arturo y Marcelo, porque creo que eso sí es la literatura: un cambio.
    Sé a que muchos todavía no les gustará, pero en la literatura como en la vida, hay de todo. Soy un escritor que espero que con el tiempo llegue a tener un gran nivel, al fin al cabo mis 22 años encima me incitan a ser mejor cada día.
    Gracias

  5. Mauricio dice:

    Marcelo te agradezco por interesarte en mi obra, porque es muy difícil que alguien lo haga cuando todavía no tienes un nombre (y no me refiero a mi bautizo). Ojalá tuviera un editor para que me colabore con los trabajos que realizo. Esta primera experiencia me ayudó mucho a poder trabajar mejor en mi obra.

  6. Marcela dice:

    Es bueno que gente joven esté ganando laureles en el campo literario, pero cuidado, no convirtamos a nuestra literatura en un cuaderno estudiantil atiborrado de borrones y tachaduras.
    Aunque alguna gente no le gusta la idea, yo creo que sería más saludable declarar desierto un concurso, que forjar (o forzar, como están intentando hacer) unos ganadores que por lo visto no lo merecían.

  7. Simplemente quería revindicar la idea de que la literatura, tal como lo dijo Ortega y Gasset, es un proceso de reescritura y que ya todo está escrito. La idea del cuento permanece, pero es un nuevo cuento, ciertamente, adicionado con un nuevo título, una imagen sugerente de La parca. Toma otro matiz. Lo que dice Ernesto es cierto, que a él no le dice nada el cuento, pero tampoco un cuento tiene que decir algo o tener una moraleja. En el cuento el autor se pasa de listo con el lector, juega con él sabiendo que todo es pura ficción. En poco espacio nos dice mucho, por lo que encuentro destacable el cuento.

    Sobre si se merece haber ganado o no, eso queda en la historia ya que para juzgarlo deberíamos haber leído los 398 cuentos restantes, cosa que sabemos no sucederá.
    A mucha gente no le gustará el cuento, lo encontrará aburrido, mal escrito y lo que sea, pero de eso tenemos millones. Es decir, es muy poco probable que a todos nos guste todo y hay mucha riqueza en poder diferir, en no estar de acuerdo.

    Este portal no busca que todos nos agarremos del brazo y caminemos juntos buscando el nuevo amanecer en la literatura boliviana. Ni mucho menos. Se presentan libros, autores, críticas, se los alaba, se los ignora, se los destroza, pero todo es válido. Sin embargo, tratamos de que el nivel para todo sea minimamente bueno.
    Hay mucha gente que no le gustó el cuento de Mauricio, yo lo encontré genial y por eso lo trabajé un poco con él, por que es algo que simplemente no hago, no se puede hacer eso. Era un juego literario de reescritura.

    Manden sus cuentos a ecdotica, sus libros, lo que quieran que lo publicaremos, lo haremos público, lo compartiremos. Les aseguro que habrá lectores, aunque sea pocos.

  8. Ernesto Tarifa dice:

    Marcelo, tu tarea me parece absolutamente loable y este espacio un terreno privilegiado para la comunicación, el diálogo, la crítica,la iniciativa y la apertura de nuestra literatura.

    Es cierto lo que dices: evidentemente no habrá nunca obra que nos agrade a todos por igual. Y creo, precisamente por eso, que todos los lectores podemos y debemos establecer parámetros según los cuales juzgar ésta o aquella obra o propuesta escrita. Es claro que estos parámetros, al pretender suscribir una disciplina artística como lo es la literatura, serán inevitablemente subjetivos, parciales y estrictamente personales. He ahí precisamente la dicha y el punto generador de la discordia.

    Mientras a mí el cuento de Mauricio (al que, por cierto, respeto mucho y al que apoyo para seguir escribiendo y abriéndose a la crítica y el comentario ajeno, especialmente teniendo en cuenta su edad) no me mueve especialmente, habrá sin duda otro al que conmueva.

    Estimado Arturo, de lo que se trata es de la evaluación personal, claro, pero al mismo tiempo creo que no pueden dejar de apreciarse ciertos mínimos lineamientos estéticos y lógicos. Yo no soy escritor ni crítico formal, pero según mi opinión el cuento, aunque mejorado, está opacado por la idea de poner al mismo tiempo en evidencia y en la sombra símbolos que son demasiado simples. Lo que quiero decir es que se trata, en el fondo, de algo demasiado evidente, pese a sus pretensiones.

    Pero esa es sólo mi opinión, como lo dije en el anterior post y lo repito ahora. Es posible que esté equivocado y que el cuento sea en realidad un gran cuento. Pero creo que eso es lo lindo de espacios como éste: que nos abren la puerta para lanzar pequeós debates y tratar de construir, desde nuestra perspectiva, una mejor forma de escribir y leer.

    De todas formas Mauricio debería seguir escribiendo con ganas. El potencial está. Se trata de seguir llevando el cántaro a la fuente hasta que, eventualmente, se rompa y de con algo valioso. Así que, querido Mauricio, puedes tomar y dejar mi opinión. Yo no la expreso con malicia ni ganas de hacer daño, sino simplemente como una crítica constructiva.

    En el fondo, tal vez, lo mejor sería que te sigas esforzando, sigas escribiendo y pruebes que soy yo el que está en un error con tus obras. O sino, simplemente y gracias a este espacio y a nuestra posibilidad de elegir, que sigas el camino que tú elijas y no tomes en cuenta mi humilde opinión.

    Gracias por dejarme expresarme.

    Ernesto

  9. Totalmente de acuerdo Ernesto. Ni siquiera trataría de convencerte que el cuento es bueno. A mi me gustó y es lo único que puedo decir. A veces, sin embargo, a uno le llegan cosas en el debido momento, por eso nos afectan de manera distinta. La temporalidad en la lectura, ese puede ser un lindo tema de debate, para un foro. Podrías leer lo que leíste cuando eras joven? Yo me acuerdo que leí a Borges en el colegio y la verdad es que no lo disfrute para nada. Ahora podría decir que Borges es difícil, todo lo contrario.

  10. rosse marie caballero dice:

    Sugerencias de estilo:
    Dice: “entró a la habitación del viejo; ” (en la habitación)
    “se dio cuenta que el viejo – “(se dio cuenta de que)
    -“, tres horas atrás, ya se había muerto.” (invertir el orden)(se había muerto tres horas atrás.)
    Rosse Marie

Escribe tu comentario