Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




EL NACIONAL DE CUENTO 2008



Jurado declara desierto premio “Franz Tamayo”

Premio Nacional de Cuento Franz Tamayo fue declarado desierto por un jurado calificador compuesto por cinco escritores bolivianos que recomendaron la publicación de nueve menciones especiales, previa “rigurosa edición”.

El equipo de expertos señala en el acta firmada el 7 de noviembre y facilitada ayer por la Oficialía Mayor de Culturas que inicialmente escogieron diez obras, pero una, correspondiente al narrador y poeta beniano Homero Carvalho, fue descalificada por errores en la inscripción.

Los 149 trabajos participantes fueron puestos a consideración de William Camacho (ganador de la versión 2006), Mabel Vargas (ganadora en 2007), Wilmer Urrelo Zárate (Premio Nacional de Novela 2006) y los narradores Manuel Vargas y Roberto Rivera.

Camacho indica que “de los 30 cuentos que tuve que leer en la fase de preselección, ninguno reunía los requisitos mínimos como para optar al premio, pero, ya que tenía que elegir al menos tres para que fuesen leídos por el resto del jurado, opté por “los menos malos”, cosa que luego me enteré también les había sucedido al resto de mis colegas”.

El documento rubricado por los cinco literatos señala que la decisión de declarar desierto el concurso se debió a que “considerando el prestigio del premio, el jurado no percibió un trabajo literario profesional ni un manejo idóneo del oficio de escribir en ninguno de los trabajos”.

Fuente: La Paz|La Prensa



13 Respuestas »

  1. Ernesto Tarifa dice:

    Qué cosas. ¿Y cuáles son las menciones?

  2. No se dice quienes son las menciones! Y tampoco dicen si este año habrá un libro con los cuentos mencionados. Tampoco mencionan si el cuento de Homero, que fue descalificado por una mala inscripción, hubiera sido una mención nomás o el cuento ganador. Esta y muchas dudas del Franz Tamayo de este año, serán despejadas en algún momento… esperamos, pero sólo lo mencionamos por si acaso.

  3. Se ha armado una buena polémica sobre este tema ya que está circulando una nota que Edmundo Paz Soldán no ha ganado el Juan Rulfo, lo que no es cierto. http://estanteboliviano.blogspot.com/

  4. Carolina dice:

    EL JURADO DE NOTRA DAME

    El jurado estuvo conformado por cinco escritores: el vallegrandino Manuel Vargas, el cruceño Roberto Rivera y los paceños Wilmer Urrelo (Premio Nacional de Novela 2006), Willy Camacho (Premio Tamayo 2006) y Mabel Vargas (Premio Tamayo 2007).

    CRISPADAS DECLARACIONES

    Camacho indica que “de los 30 cuentos que tuve que leer en la fase de preselección, ninguno reunía los requisitos mínimos como para optar al premio, pero, ya que tenía que elegir al menos tres para que fuesen leídos por el resto del jurado, opté por “los menos malos”, cosa que -luego me enteré- también les había sucedido al resto de mis colegas”.

    El documento rubricado por los cinco literatos señala que la decisión de declarar desierto el concurso se debió a que “considerando el prestigio del premio, el jurado no percibió un trabajo literario profesional ni un manejo idóneo del oficio de escribir en ninguno de los trabajos”.

    AQUI EMPIEZA LA TRIPODOLOGÍA FELINA

    Sin embargo, advirtiendo la necesidad de “una rigurosa edición”, recomendó la publicación de las siguientes obras:

    El objeto encendido y la forma perfecta, de Luis Eduardo Ramos Paoli; El vuelo de la garza, de Luis Dante Gorena Vargas; Hacia una teoría unificada del moco, de Francis Schwitzgebel-Torrez; Qué jodida es la vida,Shakira, de Inés Gonzales Salas; Chicos a la oscuridad, de Liliana Colanzi; Las cosas, de Guillermo Augusto Ruiz Plaza; Una Bolivia para el recuerdo, de Iván Coaquira Alí; Me pega porque me quiere, de Ernesto Calizaya Flores, y La dirección, de Elzira Nayra Terceros Paz.

    La décima mención, según el acta, era el relato El Deshabitado, firmado inicialmente con el pseudónimo de “Gregorio Buendía”. Homero Carvalho

    CASOS SIN RESOLVER – LAS GRANDES INTERROGANTES (CURRICULUM DE LOS GANADORES)
    Luis Eduardo Ramos Paoli: ¿?
    Luis Dante Gorena Vargas: Mención 2005: ¿?
    Francis Schwitzgebel Torres: Ya publicó cuentos en algunos libros de antologías, cuentos de terror inspirados en Lovecraft, Warikasaya, cuentos stronguistas, etc.
    Inés Gonzales Salas: Licenciada en Letras y escritora.
    Liliana Colanzi : sobre cuentos eroticos de Blanca Elena Paz. Es comunicadora social, cursó la licenciatura en la universidad UPSA (Bolivia) y realizó una maestría en la Universidad de Cambridge (Reino Unido). Ha sido periodista de diversos diarios y revistas de su país. Sus relatos han sido incluidos en tres antologías de cuento boliviano.
    Guillermo Augusto Ruiz Plaza: Reconocimeinto premio de poesía Yolanda Bedregal (Prosas sacras)
    Iván Coaquira Alí: ¿Hermano de Oscar Coaquira Alí, que escribió “La vuelta al Alto en ochenta K’ajs” y “La poética del carnaval”?
    Ernesto Calizaya Flores: Escribió en “Microrrelatos líderes y Eróticos” (también en este libro escribió un cuento G. Rivero que fue jurado de este último concurso). También autor de “Los cuentos del tio”.
    Elzira Nayra Terceros Paz: ¿?
    Homero Carvalho: nació en Santa Ana del Yacuma, Beni, Bolivia, en el año de 1957: vivió su infancia en ese pequeño pueblo amazónico y se crió en la ciudad de La Paz. Estudió sociología y es periodista autodidacta.
    Publicaciones:
    -Biografía de un otoño, cuentos. Ediciones “Pasquín”, 1983. Bolivia
    -El Rey Ilusión, cuento infantil. Ediciones “Embalaje” Museo Rayo, 1989. Colombia.
    -Seres de Palabras, cuentos. Ediciones “Cabildo”, 1991. Bolivia
    -Territorios invadidos, cuentos. Ediciones del Norte, 1992. USA
    -Historia de Angeles y Arcángeles, Editorial Municipal, 1995. Bolivia
    -Ajuste de Cuentos, cuentos, Primera Edición, 1996. Argentina.
    -Ajuste de Cuentos, cuentos Segunda Edición, 1999. Bolivia
    -Memoria de los espejos, novela. Edición Municipal, 1996. Bolivia.

    CONCLUSIÓN:
    Casi todos son escritores con trayectoria, que raro ¿no? ¿amigos de la rosca? Que casulidad que el cuentito escogido como finalista sea justo de un escritor reconocido.

    Sobre un jurado: Camacho dice que los cuentos “perdedores” contenían graves errores gramaticales y ortográficos. Yo le puedo mostrar, también, sus graves errores en su “cuentito” ganador.

  5. Ernesto Tarifa dice:

    Jajajajaja!

  6. Marcelo dice:

    No entiendo muy bien las conclusiones, así que si fueras tan gentil en aclarar a qué te refieres con amigos de la rosca? A qué rosca te refieres, quienes la componen? La verdad que yo sólo he leído y conozco a Homero Carvalho y Liliana Colanzi. A los otros no los conozco. Francis Schwitzgebel Torres parece más un seudónimo, a menos que la conozcas personalmente, claro. A qué te refieres con que casualidad que el cuento escogido como finalista, eso me confunde un poco (creo que no había ganador y todos los cuentos eran finalistas).
    Me gusta muchísimo la idea de que compartas con nosotros los errorcitos gramaticales de Camacho que parece que se ha subido a una tarima demasiado alta para él.

  7. Blanca Elena Paz dice:

    Una aclaración:
    Mi nombre es Blanca Elena Paz y no he presentado ningún cuento a concurso.
    Liliana Colanzi escribió un artículo sobre dos trabajos míos (hace algunos años). Al parecer, han publicado pocas líneas del currículum de ella y aparece justamente la información que señalé.

  8. Maira dice:

    Soy Maira Camacho; estoy de acuerdo con el jurado, la literatura nacional apesta y los premios de literatura forzados no hacen mucho para remediarlo. Desafortunadamente, esta opinión incluye las obras de los miembros del jurado – yo sólo respetaba el concurso bajo la juraduría de Cárdenas, que es una de las pocas lúcidas personas que dirigió el concurso -. Estoy de acuerdo con Marcelo cuando dice que el Camacho se cree la teta de tarzán, pero debo decir que yo no conozco a muchos de estos ganadores ni finalistas. Será que todos son seudónimos? Nunca vi a Carvalho (pero me sorprende lo que dicen de que mandó dos cuentos, qué pena). Será que es un pseudónimo también?

  9. Carmiña dice:

    Estoy DECEPCIONADÍSIMA con Homero Carvalho. Debería retirarse de todos los concursos y pedir una disculpa públicamente.

  10. Rosy dice:

    Bueno, para que lo sepan, el Wilmer Urrelo, aparte de ser un pervertido de primera (o sea, a quién se le ocurre hacer seguimiento de casos de pedofilia desde la juventud… HELLO? ANYBODY HOME?) no tiene la mínima sensibilidad literaria. Su trabajo de edición en libros de literatura infantil es atroz. Y su novela, dios, un pésimo clon de Vargas Llosa. El Camacho… bueno, otro cloncito boliviano de Borges. Los demás, insufribles snobs.

  11. Nancy Zegarra dice:

    Estoy de acuerdo con Carolina. Es DEMASIADO SOSPECHOSO que TODOS los que recibieron la mención sean personas que ya han publicado antes.

  12. Rene peredo dice:

    Rosy babosa, el Camacho no tiene NADA de Borges, todo se lo plagió al Vargas Llosa, pero a la mala. Y ese su cortecito de pelo se lo plagió al Vin Diesel, sólo que le faltó robarse también la testosterona que debe acompañar a todo quien ose utilizar ese corte de pelo, si es que no quiere verse como un escroto depilado.

  13. Luis Dante Gorena dice:

    Pus claro que esto de las benditas premiaciones literarias huele mal. Veamos: ¿Por qué será que Adolfo Cárdenas casi lloró cuando se enteró que su novela Periférica Boulevar no había sido premiada sino la de Juan Claudio? ¿Será que alguno de sus cuates del jurado ya le habían soplado que el susodicho iba ser seguro ganador? Otro ejemplo más: Recuerdo que leí una nota de prensa hace unos años atrás que denunciaba que el ganador de la novela premiada “Alguien más a cargo”, cuyo nombre no recuerdo, había estado comentando a sus cuates, mucho antes de darse el veredicto del jurado (parece ser que ienvalentonado por las copas), que iba a ser el seguro ganador del concurso de marras, cosa que sucedio finalmente. Miren no más, además de escritor había sido adivino. Recuerdo también la entrevista a Mabel Vargas, luego de adjudicarse la versión XXXIV del Franz Tamayo, en la que se deshacía en elogios por quién consideraba su “maestro”, o sea su ídolo Adolfo Cárdenas, quién se supo después había sido parte del jurado (seguro el más influyente) y que luego habría de premiarla. Qué extraña coincidencia, ¿no? Recuerdo también algo mucho más extraño: En el año 2005, yo había sido convocado, en mi calidad de finalista de la XXXII versión del Franz Tamayo, al quinto piso de la Casa de La Cultura para recibir el respectivo diploma y un ejemplar de muestra del libro recientemente impreso (luego nos entregarían los otros diez). Tanto la ganadora, Giovanna Rivero, como los finalistas apenas sí nos estábamos conociendo en aquel momento. A mi lado estaba quién había sido “Mención de honor”, Rúben Chacón que, según el jurado, había estado a punto de arrebatarle el premio a la ganadora; éste se me acercó en el intermedio del vino y me preguntó por mi cuento, y cuando le recordé su título me dijo algo que me dejó absolutamente pasmado: “Ah, muy bueno tu cuento, me gustó…”. Entonces, habría que preguntarse, ¿cuándo y en que momento se podría haber leído un un cuento participante antes de su publicación cuando se supone que estos sólo están en poder del jurado y luego en manos del editor hasta su publicación? Por último, yo no sé de que tanto se jacta el tal Williams Camacho ( a quién, por cierto, no tengo el disgusto de conocerlo), si ese su cuentillo ganador del “Estido”, es de lo más burdo y chabacano, aún más bodrio que el también ganador del año 2002 “El avión y la miel” de Guillermo Aguirre. ¡Por favor! De paso se da el lujo de critar las faltas ortográficas de los concursantes; el burro hablando de orejas.
    Yo seguiré participando, aunque no tenga la hoja curricular de escribidor que este individuo exige; que si bien nunca pagué para que algún editor me publique, sí tengo más de 200 artículos y columnas de prensa (especialmente de Publicidad, asignatura que imparto en algunos institutos y universidades privadas desde hace varios años atrás) publicadas desde 1995 hasta la fecha, en El Diario, Ultima Hora, Presencia y otros. Una última columna publicada con mi firma la pueden leer en El Diario, 15 de marzo, 2009, bajo el rótulo de “Casa tomada”.

    Disculpas por hacer tan extensa mi bronca

Escribe tu comentario