Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Cuento del mes. Una selección de Bartolomé Leal. Enero 2009



muerte-de-un-soldado-americano.jpg

Enero 2009

Muerte de un soldado americano
Título: Muerte de un soldado americano
Autor: J.D. Salinger

El cuento del mes. Una selección de Bartolomé Leal trae el cuento Muerte de un soldado americano de J. D. Salinger quien nació en 1919 en Manhattan, Nueva York, hijo de un próspero tendero polaco judío y una irlandesa católica. Su novela The Catcher in the Rye (El guardián entre el centeno), publicada en 1951, es uno de los libros más leídos por los jóvenes del siglo XX. Sintetiza el anhelo de libertad y la rebeldía inherentes a ese período de la vida. Salinger escribió sobre todo cuentos en revistas, conociendo rechazos y censuras. A mediados de los sesenta decidió recluirse y abominar de cualquier exposición pública, con esporádicas entregas de libros de relatos. El que presentamos fue publicado en The Saturday Evening Post en abril de 1944. Recoge la experiencia del autor como sargento durante la segunda guerra mundial, y se muestra estéticamente cercano a la célebre novela. El primero de enero Salinger cumplió 90 años.

Fuente: http://www.ecdotica.com/cuento-del-mes/Muerte%20de%20un%20soldado%20americano.pdf



3 Respuestas »

  1. Bartolomé Leal dice:

    A propósito del cuento de J. D. Salinger “Muerte de un soldado americano”, quisiera mostrar brevemente, en siete puntos desordenados (podría haber más), por qué este cuento es a mi juicio magistral:
    a) Por el lenguaje. Salinger ha hecho una cuidadosa estilización del habla de un muchacho joven que ha estado enrolado, que no tiene mayor cultura para narrar, pero sí quiere expresar fuertes sentimientos. En traducción mucho de esto se pierde, naturalmente…
    b) Por los personajes. Burke es el principal; pero también el narrador, su esposa Juanita e incluso algunos comparsas, están graficados con precisión aunque sin demasiado detalle, con sencillez, de tal modo que uno los visualiza y construye en el curso del relato sin necesidad de latas descripciones…
    c) Por la emoción. La historia central, un sacrificio en ambiente bélico, es sin duda conmovedora. Pero hay otros elementos emotivos sutilmente sugeridos: la fealdad de Burke y su amor frustrado, la ternura de Mac para referirse a su esposa, las actitudes de los rudos militares, la ingenuidad de esos reclutas que se encierran en un refrigerador para no morir…
    d) Por la coherencia estructural. En el reducido espacio de un relato para revista, necesariamente fijado a priori, Salinger abrocha todos los elementos de la narración, no desperdicia una palabra: no reitera ni satura. Deja que limpiamente fluyan los elementos en juego, hasta el final…
    e) Por la unidad temática. El autor no se sale de un mundo militar que conoce (y no idealiza) y se restringe para no introducir factores perturbadores del relato. En torno a los personajes circulan a modo de coro, otros individuos que más o menos comparten ese mundo, y el narrador involucra al lector como si fuese uno más…
    f) Por la propuesta estética. Hay al inicio una referencia al cine y su visión estereotipada de la guerra, que es despreciada por el narrador. Salinger quiere mostrar con esto la abrumadora superioridad de la literatura para hacerse cargo de la realidad…
    g) Por los detalles [humorísticos] significativos. La broma con la suegra, el elogio de Chaplin, las medallas en la ropa interior, la forma de hablar de Burke (que en su muerte es “corregida” cuando las balas le sacan la mitad de la mandíbula), la urticaria de los niños, la descripción del otro feo que ayudó a Mac, el sobrenombre Mac que el narrador acepta…

  2. rosse marie caballero dice:

    Bartolomé, me has convencido. Escribiré un comentario en cuanto termine de leer este cuento, ok? Gracias y un saludo cordial.

  3. Excelente Blog, suas dicas me ajudaram muito.

Escribe tu comentario