Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Entrevista a Emilio Martínez



ciudadanox5.jpg

Emilio Martínez: “La Gran Mentira se va derrumbando”
Por: Mónica Oblitas

El libro “Ciudadano X: La historia secreta del Evismo” ha sido un éxito de ventas en todas las ciudades del país; escrito hace un año, ya va en la quinta edición. Ha sido, además, el libro más vendido en la Feria del Libro en Santa Cruz. Con un completo trabajo de investigación, cada una de estas ediciones aporta nuevos datos que, en forma literaria pero no menos real, develan muchas coincidencias con el actuar del gobierno del MAS en la voz del Ciudadano X.

Ahora, con “X2, Lo que Unasur no dijo”, su más reciente libro, X afirma -mucho antes de saberse públicamente- que varias de las personas dadas por muertas por el organismo dirigido por Rodolfo Matarollo están vivas y que existe todo un plan detrás de lo sucedido en El Porvenir.

El autor, que vive en Santa Cruz, quiere que se conozca la otra versión de los hechos. De todo ello trata esta entrevista.

¡OH!: ¿Cómo explica el éxito de su libro?

Creo que es una cuestión de fondo y forma. De fondo, porque evidentemente el tema tratado era atractivo. La gente quiere entender este proceso político tan complejo y en el que todos estamos inmersos de una u otra manera. Sin embargo, eso por sí sólo no bastaría para explicar la buena recepción, ya que existen muchos otros libros que abordan el gobierno de Evo Morales y que no han logrado la misma repercusión. Por eso digo que también es una cuestión de forma, por la fusión entre periodismo y literatura, la estructura narrativa utilizada y, sobre todo, por el personaje del Ciudadano X, que le dio amenidad y agilidad al libro.

¡OH!: Imagino que varios no han quedado contentos, ¿ha recibido amenazas?

Hubo presiones para que cambie parte del contenido del libro, de una ministra de Estado y de una empresa ligada a George Soros. Presiones que obviamente no he atendido.

¡OH!: ¿Cuánto tiempo investigó para la primera edición?

Comencé a reunir material desde la campaña electoral del 2005, por entonces sin el propósito de escribir un libro. Luego se fueron dando algunas conversaciones que aportaron datos de primera mano, de varios protagonistas de los hechos. Recién en el 2007 nació la idea de plasmar toda aquella información acumulada en una obra. El trabajo de redacción propiamente dicho insumió todo ese año.

¡OH!: ¿Ha tenido fácil acceso a la información?

No puedo generalizar. En algunos casos hubo apertura inmediata y en otros el camino fue más problemático.

¡OH!: ¿Qué ha sido lo más difícil de escribir este libro?

Es evidente el riesgo que implica saltar a la palestra con un libro de estas características, que cuestiona a un proyecto político que se caracteriza por su fanatismo e intolerancia. Pero como siempre digo: esto es como un deporte de alto riesgo, hay quienes saltan en paracaídas mientras otros escribimos libros.

¡OH!: ¿Cuánto de cierto y cuánto de novela hay en Ciudadano X?

El único elemento literario o imaginario es el personaje del Ciudadano X. Pero todo lo que él cuenta es, lamentablemente, una realidad.

¡OH!: ¿Por qué el Ciudadano X idealiza tanto al modelo oriental, que también muestra varios problemas estructurales y ha tenido actuaciones radicales que no solamente han sido propaganda del MAS?

No hay tal idealización. Rescato aspectos del modelo económico de Santa Cruz, como una menor dependencia de las empresas con el Estado, en comparación con el tipo de capitalismo patrimonialista que domina en la sede de gobierno. Si la economía de La Paz depende en un 70% de la administración pública y sólo un 30% del emprendimiento privado, es probable que en Santa Cruz se dé la relación inversa. Otro aspecto que destaco es la experiencia del cooperativismo, tanto en los servicios básicos como en rubros agroindustriales. Un know-how que sería interesante compartir con otras regiones del país. En mi libro también hay una visión esperanzadora de la burguesía emergente en El Alto, microempresarios con una notable cultura de emprendimiento.

Sobre el segundo punto de la pregunta, el radicalismo del proyecto político de Evo Morales ha generado una polarización evidente, que a veces provoca reacciones poco inteligentes en diversos sectores de la población. No veo cómo atribuirle ese problema al “modelo oriental”.

¡OH!: ¿Cómo explica que en el sistema, según X manejado por la oligarquía occidental y la logia TAU, haya habido presidentes de Tarija y Santa Cruz que gobernaron este país por casi 25 años (Banzer, Paz Estenssoro y Paz Zamora) con gabinetes marcadamente orientales y chapacos?

La pregunta se contesta por sí misma: en 184 años de vida republicana, sólo 25 gobernados por mandatarios nacidos en Santa Cruz y Tarija. Lo que nos deja un saldo de 159 años en manos de gobernantes de occidente. Entre éstos hubo de todo, incluyendo varios presidentes salidos de las filas de los grupos de poder señalados.

¡OH!: ¿Qué opina de las ex autoridades de épocas pasadas, en las que no mencionaban el tema autonomía, pero que hoy agitan la bandera autonomista como asesores de los prefectos o líderes cívicos?

Hay quienes han buscado reciclarse, por supuesto, subiéndose a la creciente ola autonómica. ¡Si hoy hasta Evo Morales y Carlos Mesa se dicen autonomistas! Pero también es cierto que la autonomía es un nuevo nombre para una vieja aspiración, que antes recibía otras denominaciones: descentralización departamental en los años ´80 y ´90, regalías regionales en los ´50 y ´60, federalismo a fines del siglo XIX y comienzos del XX… Para ser justos, hay que reconocer que algunos políticos, y pienso sobre todo en cruceños que ocuparon altas funciones públicas en gobiernos pasados, previamente habían promovido desde ámbitos cívicos iniciativas para la descentralización departamental y municipal.

¡OH!: ¿El ciudadano X es uno o son varios?

Desde el prólogo de la primera edición se explicita que el Ciudadano X es un personaje literario, que recoge los testimonios de muchas personas pero que es algo más que la simple suma de voces. Sin embargo, la imaginación de muchos lectores ha hecho que se especule sobre “la verdadera identidad” del Ciudadano X; un factor que también ha contribuido al atractivo del libro.

¡OH!: ¿A qué gobiernos o políticos admira Emilio Martínez?

En América Latina, podría mencionar al gobierno de Álvaro Uribe por la política de seguridad democrática que ha puesto contra las cuerdas al terrorismo de las FARC, reduciendo notablemente la incidencia de los secuestros y asesinatos en la vida diaria de los colombianos.

En otras latitudes pensaría en personajes como Lech Walesa y Vaclav Havel, un dirigente sindical y un intelectual que condujeron a sus respectivos países, Polonia y Checoslovaquia, del totalitarismo a la democracia liberal, convirtiéndose en dos de los estadistas más grandes de las últimas décadas.

¡OH!: ¿Cuál es el panorama que le espera al país con estos resultados?

El 60-40 era bastante previsible, así como la división del país en dos territorios que apoyan al SÍ y al NO. Es un dato de la realidad que una y otra vez vuelve a reflejarse en los distintos procesos electorales de los últimos años: una mitad demográfica de inclinación colectivista y centralista concentrada en una porción menor del territorio, contra una casi mitad de la población extendida por 2/3 del espacio geográfico de Bolivia, que busca combinar democracia, autonomía y economía social de mercado.

La permanencia de la polarización oriente-occidente en estos resultados arroja serias dudas sobre la aplicabilidad de la nueva Constitución. Si tuviéramos un gobierno razonable y con sentido común, lo primero que debería hacer con estos resultados sería descartar la aplicación por decreto, verticalista, para buscar una vía de aplicación concertada que reconozca y respete la voluntad popular expresada en amplias regiones, donde se dijo NO al texto constitucional. Poblaciones que, en cambio, han dado un claro respaldo a sus Estatutos Autonómicos como normas fundamentales a aplicarse en sus departamentos. Si el gobierno de Evo Morales no sabe leer esta realidad y elige el camino de la imposición, acabará generando más enfrentamientos y violencia.

¡OH!: ¿Por qué considera que Unasur ocultó parte de la información respecto a Pando?

En mi nuevo libro, “X2: lo que Unasur no dijo”, se anticipaba el dato sobre tres personas, incluidas como fallecidas en el Informe Mattarollo, que en realidad están vivas. Pocos días después de publicado el libro, varios medios de comunicación confirmaron este hecho. Otro de los ejes principales de X2 es la investigación sobre la planificación de la violencia en Pando por parte del gobierno, algo que el reciente testimonio de Blusher Alpire también contribuye a confirmar. En esas páginas explico que Unasur desarrolló cierta complicidad con el gobierno de Evo Morales, a partir de la afinidad que varios de sus mandatarios integrantes fueron construyendo en una organización común que los agrupa desde 1990: el Foro de Sao Paulo. Pero a pesar de estas estructuras internacionales, poco a poco la Gran Mentira tejida en torno a los sucesos de Porvenir se va derrumbando.

Fuente: Los Tiempos



Escribe tu comentario