Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Un ambiente caliente en la CMPCC, como el planeta mismo




Un ambiente caliente en la CMPCC, como el planeta mismo
Texto y fotografía de Marcelo Paz Soldán

Ha concluido la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra (CMPCC) en el Hotel Regina de Tiquipaya, Cochabamba, la que contó con la presencia del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías y representantes de distintas organizaciones y países.

Se leyeron las conclusiones de las diecisiete mesas de trabajo y se espera, a sugerencia del Presidente Hugo Chávez y Evo Morales, que éstas sean presentadas por los países del ALBA en la Cumbre de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático a celebrarse en México a finales de este año.

Entre las principales conclusiones que se tienen es que los problemas climáticos que aquejan al mundo se deben principalmente al modelo capitalista, al que se debe cambiar por uno que no promueva tanto consumo. Una de las coincidencias es que “Se debe cambiar el sistema y no el clima”, uno de los slogans recogidos por el presidente venezolano en su visita a Copenhaguen, Dinamarca, en diciembre de 2009.

Otro de los grandes problemas es que el país más poderoso del planeta, Estados Unidos, ha aumentado sus emisiones de algunos de los seis gases que causan el calentamiento global en un 35%, de acuerdo a la periodista e investigadora canadiense Naomi Klein, siendo el mayor responsable así como del consumo del 20% de la energía que se produce.

Hugo Chávez mencionó que si no se cambiaba el modelo, y si Estados Unidos no estaba dispuesto a reducir sus emisiones, el mundo “desaparecería”. Evo Morales mencionó que no era posible empezar a negociar sobre el calentamiento en el mundo en uno o dos grados, que simplemente el mundo no debería calentarse que terminaríamos “cocinados”. El representante de Ecuador denunció que su país estaba siendo chantajeado por la potencia del norte quienes han reducido una ayuda de 2,5 millones de dólares en cooperación ante lo que el Gobierno de Rafael Correa había respondido con pagar la misma cantidad de dinero si es éste firmaba el Protocolo de Kioto y recomendó una colecta mundial, sugiriéndole a Chávez se sume. Este le respondió, momentos más tarde, que esa plata debería ser utilizada por “el pueblo” para que participen en México en la defensa de los derechos de la madre tierra.

El representante de Ecuador mencionó que su país se suscribe al reconocimiento de la deuda climática, por lo que plantean la creación de un Tribunal de Justicia Ecológica en el mundo. Habló de la responsabilidad histórica que tienen los países desarrolladas en las emisiones per cápita por las que deben pagar, así como reducirlas.

Hugo Chávez aplaudió al presidente Morales por su moral y “carácter aguerrido” y por convocar a un evento de estas características. Reiteró que es el capitalismo el que está poniendo en riesgo el planeta y lamentó que haya fracasado La Unión Soviética en su modelo socialista, pero que estaban ellos para continuarlo. Habló también de la tiranía de los medios de comunicación y atacó a Estados Unidos quienes lo acusaban de terrorista, de narcotraficante, cuando eran ellos los que mataban. Parafraseo a Noam Chomsky “Agonía o sobrevivencia” y pidió ayuda para “quebrar la hegemonía del capitalismo, sino el planeta va acabar”. Habló del nuevo chantaje impuesto por Estados Unidos y su doble moral, disminuyendo la ayuda a los países en desarrollo, mientras mandaba más armas y hombres a Irak, lo que era autorizado por el Premio Nóbel de la paz, Barack Obama. Atacó a Naciones Unidas y mencionó que esta debía deshacerse si se dedicaba a cumplir los dictámenes de los Estados Unidos y no de los pueblos. Si esto no funcionaba se debería crear “Los Pueblos Unidos con sede en Cochabamba”.

Chávez finalizó convocando a los pueblos a Cancún, México dándole candela al ambiente a tan histórica cita, mientras el planeta se sigue calentando ya que aún no se encuentran soluciones consensuadas para los males que la aquejan.

Fuente: Ecdótica



Escribe tu comentario