Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Reseña de Fantasmas asesinos de Wilmer Urrelo




Sobre Fantasmas asesinos
Por: Mauricio Rodríguez

El horror paraliza o como dice Baudelaire: el horror puede ser un oasis en medio de un desierto de aburrimiento. Algo que atrae, que envuelve. Así también es la literatura. La buena literatura. La literatura que es como un paracaidista envuelto en llamas que cae en un campo de centeno. Un paracaidista que cae y no recita versos bucólicos ni elegías. Un paracaidista que cae. Que sólo cae.

Fantasmas asesinos de Wilmer Urrelo se basa en la premisa de Baudelaire para hacer funcionar su maquinaria de causa-efecto. Una maquinaria dividida en tres partes: «Obsesiones de un idiota (I)», «Un niño rojo», «Obsesiones de un idiota (II)».

En la primera parte un estudiante se obsesiona con el asesinato de un niño. Ese estudiante es llamado loco. Es huérfano de padre. Camina sin timón, a la deriva. El loco tiene otra obsesión: las novelas de Vargas Llosa. Los capítulos de esta parte son intensos, son un homenaje a Vargas Llosa.

En la segunda parte se revela cómo fue el asesinato del niño, las personas implicadas, el horror que carcome, el horror que envuelve, y apenas hay un humilde faro en las costas de la muerte. Personajes: un asesino con labio leporino, una banda criminal, un ex torturador que se convirtió en policía. Todos destinados a la tragedia.

En la tercera parte el loco descubre que su obsesión por el asesinato del niño es igual a su obsesión por la literatura. No hay diferencias. Espejos. Un gran salón de espejos. Cualquier obsesión destruye. Condena. Es como una maldición que arrastra a quien lo toca. El escritor chileno Roberto Bolaño decía: «Toda maldición es como una epifanía: quema».

Faulkner decía: «Toda influencia es inevitable». Tal vez el error de esta novela es la notoria influencia. Influencias: Fantasmas asesinos de Urrelo está divida en tres partes. Sigue la estructura de Los detectives salvajes. Fantasmas asesinos: sustantivo más adjetivo. «Los detectives salvajes»: artículo más sustantivo más adjetivo. Luego está el personaje joven que descubre que la literatura es igual al horror. Otras influencias: Vargas Llosa. Algunos guiños (de los demasiados que hay en esta novela): Chicas azúcar, Mayta, Lima, la estructura de la segunda parte es la estructura de Conversación en la catedral, es la estructura de La casa verde, es la estructura de La ciudad y los perros.

«Un relato policial o negro debería suceder en los laberintos de la imaginación, jamás en un sitio que el lector conozca porque la verosimilitud se pierde», decía Borges. La trama de Fantasmas asesinos sucede en La Paz. Otro error: utilizar nombres ficticios para lugares y colegios que son conocidos por un lector paceño (este lector cree que todo es una máscara que encubre nombres reales y luego compara la realidad con la ficción y descree y sigue buscando y descree más). Otro error: El gusano también es comparado con la realidad. Aparecen nombres: Paz Estensoro, René Barrientos y el personaje se hace inverosímil.

Dentro de los Premios Nacionales que se entregaron desde La vida me duele sin voz de Gonzalo Lema, Fantasmas asesinos es la más lograda junto a La toma del manuscrito de Sebastián Antezana.

Aún recuerdo cuando leí Fantasmas asesinos por primera vez. Fue hace tres años. El dueño de la editorial no tenía dinero para pagar una de mis ediciones. Le pedí llevarme novelas de su estante. Tirinea, Fantasmas asesinos, De la ventana al parque, Sagrada arrogancia. Leí como si me quedará sólo eso. Leí a veces sin comer, a veces sin dormir. Descubrí que hacer buena literatura también había sido posible en Bolivia; y de cuando en cuando miro un paracaidista en vuelto en llamas cayendo en un campo de centeno.

Fuente: Ecdótica



13 Respuestas »

  1. Sergio Sánchez dice:

    Sí me gustó, sí, es un gusto leerla, sí coincido tiene lugares frecuentados (qué no lo tiene, algún lado oscuro del Illimani que no haya explorado algún pincel tal vez); “Nihil novo sub sole” dijeron hace siglos… es muy pertinente una localización específica y al mismo tiempo medio confusa, creo que eso me gusta de imaginarme las callecitas de Londres que Conan Doyle dibuja, o la identidad de la Ciudad de la Furia que Andrea Echeverri recitaba en un unplugged al ahora más ido que venido Cerati. Pero sí, lamentablemente insisto en que la realidad ha superado la ficción frecuentemente y quien no se acuerda del caso del libro: del niño y de lo que pasó; probablemente lo justo (no necesariamente lo literario) era esconder algunas cosas en el relato para no seguir violando a los vivos que lo conocieron… (un abrazo Mauricio)

  2. Cecilia Fernández dice:

    Hola Marcelo Paz, soy literata y también tengo una crítica sobre el mismo libro. Dónde puedo enviarla?

  3. Hola Cecilia,
    Me la puedes enviar a pazuco@gmail.com
    Muy agradecido
    Marcelo Paz Soldán
    http://www.ecdotica.com

  4. Estimado Sergio
    Me quedé con la curiosidad de saber a qué te referías con esconder algunas cosas en el relato. A cuáleste refieres?
    Saludos
    Marcelo Paz Soldán
    http://www.ecdotica.com

  5. Mauricio Rodríguez dice:

    Saludos Sergio, lo que se trato de hacer es de picar al lector para que lea, porque hace mucha falta la crítica en Bolivia para crear lectores, una crítica sencilla pero que incite a la lectura, nada de erudiciones sin sentido o para demostrar que el crítico sabe m´ñas que el lector-escritor. Es grandioso que Marcelo Paz Soldán me haya dado la voz para publicar estos textos. Saludos y a seguir leyendo.

  6. […] en una La Paz ochentera y noventera, Fantasmas Asesinos abre (sí, esa es la palabra: abre) un estilo casi inédito en las novelas bolivianas escritas […]

  7. ariel dice:

    es el peor libro q pude leer asta la segunda parte si entendi despues de eso es cualquier cagada perodo pero los profesores q pidan leer ese libro tiene retraso mental. Prefiero la literatura clasica

  8. hugo dice:

    al contrario del amigo ariel para mi fue uno de los mejores libros que pude leer la sencilles y la forma de hablar e interactuar de los personajes me atraparon desde la primera pagina

  9. magio dice:

    yo pienso que para q entendiendolo te guste tanto, tienes que tener cierto tipo de patologias …… je je je, es muy crudo relata una realidad que no debe convertirse en apologia para los adolescentes que estan en un periodo impresionable.
    Respecto a la forma de escribir, me parece muy buena…………

  10. valeria dice:

    chic@s sera que me pueden dar un pequeño resuemen de este libro porfavor!

  11. Carmen dice:

    Según recuerdo compre Fantasmas Asesinos en la Feria del Libro hace unos 5 años , incluso esta autografiado por el autor, sin embargo no lo leí por que la primera parte me provoco algo de miedo en inquietud. Hace como 3 semanas retome la lectura desde el principio. Me capturo de tal forma que no se como explicar la obsesión que creo en mi, me atrapo en sus personajes y situaciones y no podia detener la lectura. Muy buena obra realmente, ojala la hubiera leido antes.

  12. Osmar dice:

    Tiene q ser un poco mas largo el resumen

  13. Osmar dice:

    Es q no llegue a entenderlo perfectamente

Escribe tu comentario