Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Novedades en la biblioteca gratuita: Una princesa de Marte



Ecdótica ha incluido en su biblioteca gratuita un nuevo libro: Una princesa de Marte, del autor Edgar Rice Burroughs. El libro ha sido la inspiración para una de las más recientes producciones de Disney: John Carter.

Puedes descargar el libro en formato ePub, para que lo leas en un dispositivo con iOS, como un iPhone, iPod Touch o iPad, haciendo click aquí. Puedes revisar otros título de nuestra biblioteca (en formatos ePub y PDF) haciendo click aquí.

A propósito de la película y el libro, reproducimos un artículo que puede despertar tu interés por nuestra descarga gratuita.

John Carter: una princesa de Marte, de Edgar Rice Burroughs

La casualidad ha querido que Disney estrenara la película cien años justos tras la publicación de la historia original, en All-Story Magazine, una de esas revistas pulp de la época donde tantos escritores norteamericanos se vieron obligados a publicar, en un intento por ganarse la vida con personajes e historias de género fantástico, donde predominaban el terror y la aventura y los mundos imaginarios. Literatura de evasión, normalmente ofrecida a bajo precio y con una pobre calidad de impresión donde convivieron autores como Lovecraft o Robert E. Howard.

En 1912, bajo seudónimo y al principio por entregas –luego fue recopilado en formato libro en 1917- se publicó esta historia bajo un título diferente –Bajo las lunas de Marte-, convirtiéndose en la primera de una saga fantástica, de capa y espada, ambientada en el lejano planeta Marte y que dio pie a 11 títulos en total, el último de ellos publicado en 1943, siete años antes de la muerte del autor. Llevaba escribiendo desde los 36 años de edad y había producido algo más de setenta títulos de muy diversos géneros –westerns, de aventuras, de ciencia-ficción, históricas- dejando para la posteridad un icono de la cultura actual como es Tarzán de los monos, coetáneo de publicación de su otro gran héroe, John Carter, y que vivió sus aventuras a lo largo de 24 novelas.

Una princesa de Marte
está narrada en primera persona por el propio Rice Burroughs, que reproducirá para sus lectores los diarios dejados a su cuidado por su tío John Carter, un soldado confederado que tras la Guerra Civil Americana marchó a ganarse la vida en Arizona, donde descubrió una mina de oro que lo hizo rico. Pero alrededor del personaje de Carter existen ciertos misterios que son aquí revelados, como su inexplicable reticencia a envejecer o los diez años que permaneció separado de sus seres queridos y durante los cuales nadie supo qué fue de él.

Es entonces cuando el autor, tras estas pinceladas de realidad, nos sumerge en una historia de fantasía pura que mezcla una serie de elementos a priori imposibles de juntar, pero que al final dan como resultado una novela tremendamente original, sobre todo si tenemos en cuenta cuando fue escrita y vista cien años después un canto al poder de la imaginación y la aventura. John Carter, por motivos que quedan sin explicar, despierta en la superficie del planeta Marte, tomando contacto casi de inmediato con una tribu de marcianos verdes de enorme tamaño que lo llevan consigo. Pronto, las habilidades para la lucha del ex soldado y la ventaja que le otorga la baja gravedad del planeta, que lo dota de una agilidad y fuerza sobrehumanas, le conseguirán honores dentro de una cultura dedicada a la guerra en su última expresión y en continúa confrontación no solo con otros clanes de su misma especie, sino con otras razas de marcianos, esta vez de color rojizo y aspecto humanoide.

Es en la descripción del planeta Marte –sus habitantes lo conocen como Barsoom, del ahí el nombre de esta serie de libros: Serie Barsoom- y en sus diferentes culturas y razas donde destaca Burroughs: un planeta que se encuentra al borde de la extinción y cuyas dos razas dominantes se llevan aniquilando la una a la otra desde hace cientos de años. Poseen tecnología avanzada que les permite mantener una atmósfera respirable en el planeta y tienen artilugios voladores, naves de gran tamaño y armas de rayos. Sin embargo son las que menos y optan por viajar a lomos de diferentes criaturas con las que tejen lazos telepáticos, una de las cualidades comunes a todos los habitantes del planeta y combatir directamente a espada.

John Carter vivirá un carrusel de aventuras constantes situado justo en medio de una guerra antigua y en la que se verá obligado a participar si quiere salvar la vida de la bella Dejah Thoris, una princesa de la ciudad de Helium, de los marcianos rojos, capturada por sus enemigos y sentenciada a un futuro atroz.

El paso del tiempo ha sido fundamental para ver esta novela con otros ojos, ya que su influencia ha sido enorme en la literatura posterior y sobre todo en el cine, de ahí quizás el tremendo batacazo comercial que se ha pegado la versión fílmica de la Disney. Famosísimas películas como Star Wars deben mucho al arte de Burroughs –aunque la situación del coliseo y la lucha a muerte en El ataque de los clones deban más a Quo Vadis? que a John Carter, como erróneamente se ha insinuado- e incluso en recientes superproducciones como Avatar, que cuenta una historia con muchos elementos en común, en especial lo de la telepatía.

Pero para los lectores aficionados al género fantástico, Una princesa de Marte es una delicia, un cocktail explosivo de aventuras sin descanso que mezcla lo imposible una y otra vez: cuando no está dando saltos de diez metros lucha contra unos simios blancos terroríficos; cuando no cabalga a lomos de enormes bestias se enfrenta espada en mano a sus enemigos; huye de sus captores, rescata a la princesa, se convierte en caudillo de una guerra. Son tantas las ideas vertidas por Burroughs que hay muchas descabelladas, como el hecho de que Carter y la princesa acaben juntos y tengan un retoño, ¡que debería de nacer de un huevo! O que todos los habitantes de Marte anden desnudos y no desarrollen una tecnología más acorde para poder vivir mejor. Por eso hay que acercarse a esta novela con ojos expertos y disfrutar de la inocencia que desprende, pese a estar repleta de cruentas batallas y muertes, ya que no son pocos los que caen ante el filo de la espada del terráqueo.

Antes este tipo de historias se contaban así y nos encontramos ante una de las piedras fundacionales del género, tanto de ciencia-ficción como de fantasía épica de capa y espada. Es una pena que no se reivindique el trabajo de Burroughs una vez que uno de sus personajes más famosos ha sido traído de vuelta gracias al cine, que ha heredado ese papel que tenían las revistas pulp de la época como entretenimiento de masas.

Fuente: Soy Leyenda



2 Respuestas »

  1. felipe dice:

    Ya se estreno John Carter, la pelicula no fue del todo mala, pero la empresa que llevo a cabo el proyecto resulto mas un lastre que una ayuda, las batallas son violentas pero sin sangre, la desnudez es muy recatada, la fantasia se queda a medias, el heroe muy escualido como para ser John Carter

    En cuanto a si es o no ciencia ficcion, el ciclo de novelas de John Carter, personalmente para mi,es ciencia ficcion, aunque los sucesos son fantasticos no se deja de decir que tiene una explicacion racional, Star Wars es ciencia ficcion a pesar de tener espadas y tener algo tan inexplicable como la fuerza

    Ademas de que hay detalles interesantes, naves impulsadas por luz, que de hecho es posible, armas que tienen elementos radiactivos, que me recuerdan a las armas gringas de uranio empobrecido, ademas de otros elementos como aparatos que trasmiten imagenes de la tierra (no bolas de cristal ni nada), y la princesa es una cientifica

    En toda regla es ciencia ficcion, como avatar y como star wars, incluso respeta el espiritu ateo racional de que todo tiene una explicacion y no se debe a la intervencion de ningun dios, que de hecho no ocurre en avatar o en star wars que postulan una teologia diferente pero al fin al cabo teologia, John Carter se enfrenta a los dioses y descubre que son tan humanos como el y que las religiones son falsas ademas de perversas

    Es ciencia ficcion mas que fantasia, inclusive los detalles de la capacidad sobrehumana son explicados por la menor gravedad del suelo marciano, aunque un tanto exagerados, pero ese esquema se repite en superman

    La ciencia ficcion esta en John Carter mas que la fantasia

    En cuanto a si es literatura de evasion, para la prole, son adjetivos injustos, la literatura desgraciadamente nunca ha sido para las masas, sobre todo en aquellos tiempos donde no todo mundo sabia leer

    Ademas la ciencia ficcion es considerada por muchos de sus mismos autores como el unico genero util, porque fomenta la ciencia , la curiosidad, e incluso preguntas trascendentales como que somos y hacia donde vamos, ningun genero literario serio se hace esas preguntas son mas de naturaleza social, mas dramaticos pero no se ocupan mucho de temas filosoficos

    Ademas la ciencia ficcion fomenta la lectura, cosa que los generos serios muchas veces no hacen, el quijote no deja de ser para muchos jovenes un ladrillo, las obras de shakespeare una formula mejor que el valium para dormir

    Inclusive la ciencia ficcion a traves de las letras hace adelantos, como en la maquina del tiempo de H.G. Wells que seguro Einstein supo de ella, o las montañas de la locura que le da forma a la teoria sobre el origen de la vida extraterrestre, inclusive una de sus criaturas mas fantasticas, la de organismos surcando en el espacio, se empieza a creer como posible, segun una cientifica es posible que organismos parecidos a medusas atraviesen el espacio

  2. HUGO RIVERA dice:

    SOY DE LOS QUE LES GUSTA LA CIENCIA FICCION, PUES CREO QUE LA HUMANIDAD ” FUE IMPLANTADA” EN ESTE PLANETA, Y QUE NUESTRO ORIGEN ES EXTRATERRESTRE. TENGO MUCHA S MAS COSAS PARA COMENTAR PERO LO DEJO DE ESE TAMAÑO.

Escribe tu comentario