Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Vargas Llosa vs. Libro electrónico



El día de hoy, Ecdótica plantea un debate a sus lectores: Libro de papel vs. libro electrónico. Con este propósito, iniciamos con un artículo que expone la postura apegada al libro de papel, de la mano de Mario Vargas Llosa. El autor expresa como idea central la sensibilidad entre el soporte y el contenido: “Cuando los escritores escriban solo para las tabletas, no lo van a hacer de la misma manera que lo hacen ahora para el papel.”

Vargas Llosa vs. Libro electrónico
El nobel peruano vuelve a pronunciarse contra el ebook y las tabletas.

Mario Vargas Llosa cree que la literatura que se escriba en libro electrónico será peor que la que se haga para el papel. Lo ha declarado tajantemente en su encuentro con Sergio Vila-Sanjuán en la Biblioteca Nacional de España el pasado miércoles, dentro del ciclo de conferencias El libro como universo con motivo de los 300 años de la institución.


Dirigirse al 1 hora, 9 minutos y 50 segundos en la línea de tiempo del video

Vila-Sanjuán quiso acabar su conversación con el nobel peruano haciendo mención al ataque que Mario Vargas Llosa hace contra el libro electrónico y las tabletas en su reciente libro La civilización del espectáculo, donde expone la banalización que este puede suponer sobre la cultura libresca. Sí, lo creo, deseando equivocarme, pero tengo ese temor. Contrariamente a lo que dicen con tanta seguridad los promotores y admiradores del libro electrónico, no creo que el soporte sea insensible al contenido. Y continúa Mario Vargas Llosa: Cuando los escritores escriban solo para las tabletas, no lo van a hacer de la misma manera que lo hacen ahora para el papel.

Para defender su postura, Vargas Llosa recurre al ejemplo de la televisión: Mi duda procede de lo siguiente: por qué la televisión ha banalizado tanto los contenidos, por qué ha sido incapaz de hacer lo que ha hecho el libro, convertirse en un transmisor e instrumento de grandes ideas, grandes creaciones poéticas, narrativas, etc. Y remata diciendo: La televisión apunta para llegar al mayor número, a lo más bajo (…) (Puede) convertir la historia y la ficción en un puro espectáculo. Es un temor, y ojalá sea infundado, ojalá la realidad me desmienta. De todas formas creo que sería una buena precaución mantener junto a esta irrupción incontenible del libro electrónico el libro de papel.

Las palabras de Vargas Llosa resuenan incómodas en los oídos de los usuarios de libro electrónico y tabletas… ¿Un temor totalmente infundado? ¿Es solo desconocimiento del medio? ¿O algo de razón tiene el autor? Ahí dejamos la inquietud…

Fuente: Estandarte



8 Respuestas »

  1. […] con el debate que hemos propuesto a los lectores: Libro de papel vs. libro electrónico. Compartimos la postura […]

  2. wilmer urrelo dice:

    No hay nada como el papel. Me parece que Vargas Llosa tiene razón: tarde o temprano la gente empezará a escribir así, como un vulgar noticiero.
    Por otro lado, ¿a qué huele una tableta? ¿Alguien me puede decir eso? ¿Se pueden hacer dibujitos (como me gusta hacer a mí a veces en las páginas en blanco de un libro) de los personajes de la novela que estás leyendo en una tableta? Nones. De todas formas, me parece que ambos van a convivir y que el libro tradicional aún tiene una laaarga y respetable vida.
    ¡Larga vida al papel!

  3. Todos parecen pensar que el libro va a desaparecer. Pero nadie parece siquiera considerar que los computadores tienen más probabilidad de desaparecer que los libros.
    Han subsistido los papiros egipcios y las tabletas fenicias, pero ¿quién se acuerda de los viejos IBM? Hace tiempo que pasaron al estado de chatarra.
    Los libros electrónicos existen sólo porque existen los computadores (Kindle incluidos). Desaparecido ese soporte, desaparecen dichos libros.
    Nicanor Parra decía que con la muerte el alma desaparece, sólo queda el cuerpo, que es eterno. Esa es la primera ley de la termodinámica, decía.
    Los libros electrónicos son sólo eso, espectros, ánimas, electrones sin masa. Desaparecerán con los computadores, mientras los viejos libros, físicos, permanecerán en alguna parte para testimoniar la continuidad, solaz o precaria, de la humanidad…

  4. Wilmer,
    A mi me parece que uno no escribe pensando en el formato y que si un libro es bueno lo seguirá siendo, a pesar del soporte en el que se encuentre. A mi gusto los libros digitales irán suplantando a los de papel cuando sean más económicos y que los soportes de lectura sean universales. Leer un libro electrónico en ipad no es difícil, sino que lo caro es tener precisamente un ipad que te puede llegar a costar unos US$ 600 (el Kindle Fire, por su lado, cuesta US$ 200). Hace muchos años las computadoras eran impensables para una mayoría de la población y ahora es un objeto común, como los celulares. Los libros digitales irán ganando adeptos con los años y el libro impreso tendrá su papel en la historia, pero será cada vez menor.
    Saludos,
    Marcelo

  5. Bartolomé,
    Me parece que las computadoras han evolucionado muchísimo desde la IBM y, es más, se han vuelto comunes a la mayoría de las personas. Los soportes para lectura de libros digitales, como el ipad y el kindle, aún no se han popularizado, pero una vez que lo hagan ganarán (mucho) terreno. Los soportes de lectura aún son muy caros, pero los libros digitales ya no lo son tanto. Ahora bien, un tema central de la discusión serán los contenidos. Un libro electrónico como tal es probable que no nos diga mucho, pero si el contenido es importante estaremos dispuestos a pagar por él y mejor aún si lo tenemos disponibles a un solo click. El problema se agudiza en países como el nuestro (Bolivia) en el que disponemos de muy pocas opciones del exterior (de libros del exterior, como novelas, textos académicos, etc.). Nadie quiere importar un libro de medicina o física de Estados Unidos o Europa por que resultan carísimos, pero el libro electrónico nos da la posibilidad de comprar uno solo y que nos puede ser de gran ayuda. Algo similar sucede en la industria gráfica en la que la impresión digital nos permite imprimir libros por demanda. Ahora los editores estamos “obligados” a hacer tirajes de 500 – 1000 ejemplares de un libros impreso pero debemos llegar al día en que únicamente tengamos la opción de imprimir un libro o comprarlo por digital.
    Saludos,
    Marcelo

  6. Bueno, Marcelo, no soy tan anacrónico como para desconocer que los computadores han evolucionado desde que me tocó hacer mi memoria de ingeniero civil con un computador IBM 360 (el primer microprocesador), hacia fines de los años 60.
    ¿Los computadores al alcance de todos? No me parece, dejando de lado el aspecto socio-económico. Los que tenemos acceso a un computador en realidad tenemos en arriendo, por un lapso, un espacio en la “nube”; pero no pasa mucho tiempo antes que ese computador que nos parece “propio” se transforme en un montón de basura inservible.
    Porque los computadores son una mezcla de subproductos del petróleo y minerales diversos, alimentados con electricidad. La parte petróleo no es reciclable y el petróleo se acabará algún día (véase la saga de “Mad Max”). La parte metales sí es reciclable. Eso es lo que se aprovecha de la chatarra electrónica, no los contenidos (el conocimiento) que hay “adentro” del computador. Sobre la energía eléctrica, sabemos bien que algún día será el tema central de la convivencia planetaria.
    El Kindle es un gadget, un producto comercial, no tiene nada que ver con editores y lectores. No tiene nada que ver con los libros en el límite. No tiene nada que ver con la cultura. Tiene que ver con el consumo de objetos inútiles, redundantes, que caracteriza nuestra civilización.
    No soy nostálgico de los libros impresos, sólo que me gustan, algunos son bellos. Hace unos días compré de segunda mano, a precio bajísimo, un libro de arte titulado “Etruskische Kunst”. En alemán, idioma en vías de desaparición. Fotos en blanco y negro. La probabilidad de que haya opción en Kindle es mínima. No me interesa, francamente. Por mientras, me esfuerzo por leer en alemán.
    No estoy en contra del libro electrónico. Si alguien me paga por defender los Kindle, puedo hacerlo, usando por ejemplo argumentos tan retorcidos y falaces como los que plantea brillantemente Volpi en este mismo sitio.

  7. José,
    Las computadoras no están al alcance de todos, pero ciertamente ya están al alcance de más personas. Yo pienso que no se puede pensar la modernidad sin ellos/as. Ahora la revolución de las computadoras ya no está en el mismo aparato sino en sus programas y aplicaciones. El poder de las computadoras va más allá del mismo aparato. He visto la saga de Mad Max y me fascina. Me encanta la idea de que algún día nos quedaremos sin petróleo. Muchas de las guerras modernas son por este líquido, que si, efectivamente algún día se agotará, pero aún no sabemos cuando. Y, paralelamente, los brasileros han avanzado muchísimo en bio combustibles, así que los seres humanos y nuestro ingenio de seguro nos llevarán por otros derroteros, pero lo de la tecnología, a mi modo de ver, es irreversible. Yo veo que en futuro los chicos tendrán que aprender con una ipad y utilizar varias aplicaciones en línea para sus clases. Verán sus textos en sus portatiles y descargarán aplicaciones para matemáticas, biología, etc. Eso, me parece también, es irreversible. Los seres humanos no podemos quedarnos en el pasado, aunque este haya sido mejor y lo siga siendo. De aquí a 20 años ya muy pocos leeran las revistas impresas y lo harán desde sus equipos. Mira mi caso, a mi me gustan algunas revistas americanas, entre ellas The economist, Time, Rolling Stones. Siempre le pido a mi hermano, cuando viene a Bolivia de vacaciones, que me las traiga por que acá simplemente no se las consigue. Ahora estoy suscrito a Time desde mi ipad y puedo seguir varios de los artículos que ahí publican, que son excelentes. Aún no me suscribo a The economist y Rolling Stone pero no pierdo las esperanzas (será cuando tenga unos pesos disponibles para ello). Yo se que lo mío es un caso particular, aislado, pero no debería serlo. Los chicos que aman las computadoras deberían poder leer Wired. Los que les gusta la literatura The New Yorker. Moda talvez Elle y así. Pero eso no puede quedarse ahí. Debemos, internamente, poder generar nuestros propios contenidos, revistas, libros o lo que fuera. Por ejemplo, ya deberían existir revistas de literatura on line para que no sólo la lean los bolivianos, sino aquellas personas que les interese dentro y fuera de Bolivia.
    Como editor el Kindle si tiene que ver mucho con nuestra industria. Debemos llegar a tener en Amazon nuestros libros disponibles, pero aún se nos es difícil, aunque muchos lo queremos no es fácil acceder a ellos (Amazon/Kindle).
    Ecdótica es el reflejo digital de Nuevo Milenio y no se parecen en nada.
    Saludos,
    Marcelo

  8. […] poco y sólo literariamente. En el pasado, por La tía Julia y el escribidor y El pez en el agua de Mario Vargas Llosa (en aquella época en que lo leía como con fiebre); en el presente, por dos amigos, Edmundo Paz […]

Escribe tu comentario