Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Cuentos para toda la vida



Cuentos para toda la vida
Por: Andrés Rodríguez R.

Conocí el mundo y una de las facetas de Bartolomé Leal (Chile, 1946) a través de su columna dominical “Memorialistas & Viajeros”. Poco después, antes de adentrarme en su novela Morir en La Paz, conocí otra de sus facetas, la de coleccionista de cuentos.

Cuando el autor habla de Cuentos para 1 año, afirma que no se trata de una antología de los mejores, sino que es una selección de buenos relatos. Estas son historias que denotan el espíritu viajero de Leal. De la mano del chileno descubrimos, en la mayoría de los casos, a autores que no figuran en las principales repisas de los aficionados al relato corto (algunos de los autores son: George Orwell, J.D. Salinger, Margueritte Yourcenar, Máximo Gorki y Juan José Arreola, entre otros).

Cuando revisamos a los autores y sus historias nos topamos con una lista ecléctica que invita a la diversidad de personajes, estilos, narración, épocas y espacios geográficos. Lo lúdico es un aspecto importante en toda selección de relatos cortos y un gran plus que tiene Cuentos para 1 año por su atmósfera variopinta, que invita al acercamiento a autores o temáticas similares desconocidas. Esa es la ventaja de una selección, que ofrece historias aptas para todos los gustos, por lo cual extiende una invitación a los lectores a adentrarse a otros mundos que sirven como raíz del descubrimiento literario.

Una selección de historias en un compilado no es una tarea fácil, ya que se tiene el desafío de presentar calidad en las letras. Y aunque Leal diga que se trata de una lista subjetiva en base a su gusto personal, la calidad de la selección refleja un trabajo profesional, serio, riguroso, pero sobre todo cariñoso.

Las historias reflejan el espíritu viajero y cosmopolita del autor, un hombre de mundo que trae fragmentos de sus travesías para ser atesoradas en la conjunción de nuestro mundo literario.

Una de las grandes ventajas de la selección que ofrece Leal es que logra placer en la lectura. La importancia de Cuentos para 1 año radica en que sus autores tienen atmósferas fantásticas e inquietantes que llegan al lector de varias maneras. El ritmo del lenguaje de muchos de estos escritores recuerdan constantemente a la tradicional y ancestral oralidad, reflejando en su lectura, sobre todo a voz alta, el origen del cuento.

Algunas historias nos atraparán a pesar de la alteración de la ordenación y construcción de lo escrito y la ruptura de la realidad, de lo insólito, lo desconocido, lo histriónico o del enigma que se reconstruye en lo recóndito volviéndose algo verosímil.

Si algo hay que aplaudir a esta selección es su la sutileza. Este detalle es importante, porque cotidianamente y en muchas de nuestras lecturas nos encontramos sumergidos en lugares comunes y situaciones obvias. Es por este motivo que el empeño de Leal de eludir lo convencional es digno de alabanza, porque leeremos una variedad de casos, motivos, opiniones y puntos de vista que se distancian de recursos repetidos y de las temáticas trajinadas, como si se tratara de un alejamiento de la automatización de la literatura en torno a los mismos temas. Los cuentos empujan desde el interior de cada autor, abriéndose paso a pesar de todas las resistencias que podemos anteponer.

El cuento es uno de los géneros literarios que mayor vigencia tiene, por el simple hecho de que las personas jamás dejaremos de transmitir lo que nos cuentan. Esto es una verdad a pesar de lo que piensan muchas editoriales y editores, que dicen que los lectores prefieren una novela en lugar de varios cuentos.

La apuesta de Nuevo Milenio es arriesgada, transgresora. La selección de Leal no es otro acto que la celebración de la literatura mundial y de los autores olvidados o menospreciados, aquellos que gracias al chileno encuentran su lugar con sus similares.

Si algo debo reclamarle a Leal es respecto al título de la selección, ya que estos no son Cuentos para 1 año, son para toda la vida, para ser leídos en cualquier época y momento, ya que el efecto, al igual que un producto sublime, deja un buen sabor de boca que da gusto e invita a compartir.

Fuente: La Ramona



Escribe tu comentario