Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Maximiliano Barrientos y la ficción



El siguiente texto, brevísimo, es un fragmento de la participación de Maximiliano Barrientos en la inauguración: “Lecturas cruciales escritores y críticos revisan el canón”, Feria Internacional del libro de Santa Cruz 2009.

A continuación, Barrientos comparte sus consignas: porqué leer y porqué algunas de las lecturas y autores son cruciales.

*****

La ficción posibilita mirar de otra forma. Nos obliga a mantener una vigilia constante, a ser lúcidos, a pesar nuestro. Es un viaje a otras vidas.

La profundidad de la mirada de ciertos autores produce un cambio en la percepción que tenemos de nosotros mismos, y de los otros. Permite que nos acerquemos y comprendamos a las personas que nos acompañan y y también viabiliza algo que es aun más misterioso: permite saber quiénes eran una vez que se marcharon.

Leer ficción, buena ficción, leer los libros esenciales nos reintegra a un flujo constante, a una música que existe afuera y que en raras ocasiones conseguimos oír.

Leer a Juan Carlos Onetti y a Raymond Carver, a William Faulkner, a Salinger, a Johnson y a Moody, a Richard Ford y a Thomas Bernhard, a Hemingway, a Piglia, a Juan José Saer y a Roberto Bolaño, o leer a Borges, nos hace vivir con un plus, con un nivel de intensidad adicional. Se trata, en última instancia, de relacionarnos con las emociones desde un lugar privilegiado. “Las emociones moviéndose en el barro”, como escribió Moody en ese prólogo de Amy Hempel -los Cuentos completos de Amy Hempel– las palabras utilizadas para capturar los problemas de la conciencia, los desvelos del amor, el escepticismo y la lucha por la sobrevivencia.

Fuente: Youtube



Una Respuesta »

  1. Dax dice:

    Lo importante creo es que la ficción plantea paradigmas que no son del todo irreales, aún la creación más descabellada es reflejo de lo que se siente, vive y desea en cada personaje y situación argumental, pero ligado con un pensamiento propositivo-prospectivo. Por ejemplo, Orwell quien tuvo en su novela 1984 un sentido realista muy fuerte, a pesar de su ficción.

Escribe tu comentario