Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Paola Senseve: “La poesía está en todos lados”



Entrevista a Paola Senseve
Por: Mauricio Murillo

La escritora cruceña presentó su segundo libro. Con éste ganó, el año pasado, el Premio Nacional de Literatura Santa Cruz de la Sierra.

Hace cuatro años, en 2008, Paola Senseve ganó el Premio Noveles Escritores con tan sólo 20 años. La obra que presentó para consagrarse fue un libro de cuentos titulado Vaginario. Pasaron tres años, y Senseve ganó otro premio, el Premio Nacional de Literatura Santa Cruz de la Sierra que entrega el Gobierno Municipal 2011. Para este certamen presentó un poemario titulado Soy dios. La Alcaldía cruceña, como parte del galardón, publica los libros ganadores cada año. Es así que Soy dios fue editado primero por el Gobierno Municipal de Santa Cruz. En estos días, el grupo editorial La Hoguera presentó una nueva edición del poemario de Senseve con distintos cambios y correcciones. Este relanzamiento, además, es importante debido a que, a diferencia de la primera edición, tiene un alcance comercial. Soy dios se podrá conseguir en las librerías de la ciudad. El poemario se presentó en el marco de la Feria Internacional del Libro, de Cochabamba, y en los próximos días se realizará un acto de estas mismas características en Santa Cruz. A propósito de esta nueva edición, Fondo Negro entrevistó a Paola Senseve.

– Tu libro se desarrolla en bastantes poemas que elaboran distintas temáticas, pero existe una línea general que permite una lectura global. ¿Qué temas trataste de abordar en Soy dios?

Toco temas muy diversos. La relación con el cuerpo, con el otro, con el oficio de escribir y sobre todo con la idea que se tiene de Dios.

– Soy dios salió antes publicado por la Alcaldía como parte del premio que se te otorgó. ¿Cuál es la diferencia entre la edición que presentó la municipalidad y ésta que entregaste en la Feria del Libro, de Cochabamba?

Me gusta pensar que son dos libros diferentes. Tienen la misma estructura, pero he cambiado el contenido, he aumentado poemas y he quitado muchos otros. Ha sido un proceso de edición largo, pero necesario. Ya entre ambos libros hay un año de distancia.

– El 2008 ganaste el Premio Noveles Escritores con un libro de cuentos. Tenías apenas 20 años. ¿Qué significó para ti esto y ser publicada tempranamente?

Quizá me tocó aprender de manera pública lo que otras y otros aprenden en borrador. Vaginario lo escribió una Paola de 20 años, bastante decidida, pero, como dices, prematura. Sin embargo, pese a toda la crítica y pese a la opinión que yo misma tengo de esa publicación, hay mucha gente que ha recibido ese libro con un cariño bastante especial; eso es algo que valoro de sobremanera.

– ¿Crees que has tenido un crecimiento entre tu primer libro y éste que presentas ahora? ¿Cómo te ves como escritora en estos distintos momentos?

Hubo un crecimiento, definitivamente. Hoy en día me es muy difícil reconocerme en Vaginario. En esa época de mi vida donde todo era velocidad. Mi segundo libro ha tardado tres años en surgir y realmente creo que todo ese tiempo se evidencia en la obra. Ahora tengo más paciencia y más respeto por mis propios procesos.

– ¿Qué significó para ti ganar el Premio Nacional de Literatura Santa Cruz de la Sierra del Gobierno Municipal 2011?

Significó otra oportunidad, una linda forma de publicar un segundo libro.

– Volviendo a Soy dios, ¿cuáles son las y los poetas que más te interesan? ¿Quiénes han influido más en ti?

Siempre he dicho que lo que no me gusta influye más en mí que lo que me interesa, entonces no lo menciono y aquello que me gusta es tanto y tan variado. Por ejemplo, últimamente he estado volviendo mucho a Fernando Pessoa. En Brasil descubrí a Carlos Drummond de Andrade y hay un grupo de poetisas que me encantan, como Rosario Castellanos, Sylvia Plath, Anne Sexton y otras. Ahora, de Bolivia me gustan mucho Emma Villazón y Jessica Freudenthal. En fin, creo que la poesía está en todos lados y es muy complicado determinar esa influencia.

– Al momento de encarar los géneros, ¿qué particularidades, diferencias y lugares comunes ves entre el cuento y la poesía?

El cuento tiene una fórmula determinada, mientras que la poesía no, y es esa libertad la que le da un atractivo especial. Ahora, hay poemas que también funcionan como historias, y hay cuentos que son ricos en metáforas y adornos propios de la poesía. Los géneros se pueden mezclar mucho, como todo. Tengo tendencia a la brevedad, tanto en cuento como en poesía y mientras más corto es el texto, más ambiguo puede resultar.

Fuente: Fondo Negro



Escribe tu comentario