Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




“La historia se repite, aunque con matices”



“La historia se repite, aunque con matices”
Siete preguntas a propósito de Los ingenuos, libro de Verónica Ormachea Gutiérrez
Por: Rodrigo Urquiola Flores

1. Después del libro Entierro sin muerte – El secuestro de Doria Medina por el MRTA, en el que abordas, desde la perspectiva de la crónica periodística-literaria, un suceso “real”, ¿cómo ves esta incursión en la narrativa de ficción que llevaste adelante con Los Ingenuos?, ¿qué significa Los Ingenuos dentro de tu carrera como escritora?

Cuando escribí Entierro sin Muerte me di cuenta todo lo que podía crear, pero no era posible porque debía regirme por los cánones de la crónica literaria. A partir de aquello decidí escribir Los Ingenuos, que fue la novela que siempre quise escribir. Los Ingenuos ha sido una revelación incluso para mí. Nunca imaginé que tuviera tanta acogida entre los lectores y que ganara la Mención de Honor del Premio Nacional de Novela.

2. En Los Ingenuos la trama novelística es un camaleón, en varios momentos posee una trabajada concepción histórica del momento narrado y, a momentos, esta rigidez se quiebra para dar paso a la ficción, a la invención literaria. ¿Qué es la historia para Verónica Ormachea?, ¿es un género narrativo o es que la literatura es un género que bien puede ser histórico?

La historia me apasiona y escribí la novela desde la óptica de los caídos, algo que no se había escrito. La trama es ficción que está enmarcada dentro del contexto histórico de la época, lo cual se convierte en una novela histórica, que es el género literario que más me gusta.

3. La familia Gonzáles de Tezanos Pinto, tal como su mismo apellido parece indicarlo, es una familia rica, aristocrática, orgullosa de la sangre española que corre por sus venas. Lo contrapuesto a ellos, otra familia, que habita en una misma casa que bien podría significar Bolivia, es la familia que conforman Sebastián y la Jacinta, campesinos, gente pobre, o, como a veces los llaman despectivamente “indios”, que son la sirvienta y su hijo. Los Ingenuos habla de lo que le pasa a estas dos familias en un delicado momento de nuestra historia nacional, la revolución del 52, ¿qué es Bolivia para Verónica Ormachea?, ¿en algún momento pensaste, mientras escribías Los Ingenuos, en el momento actual que nos toca vivir?

Bolivia, es un país mestizo al que amo y al que le debo mucho. Cuando escribía la novela no me di cuenta que algo similar ocurriría en momentos actuales, los lectores me lo hicieron notar. Por eso el libro sigue interesando al público. Porque históricamente, la historia se repite, aunque con matices.

4. Son tiempos turbulentos los que nos toca presenciar cuando leemos Los Ingenuos, Bolivia es algo así como un ave fénix que muere para volver a nacer de sus propias cenizas. Las imágenes de las balas atravesando las paredes de los inocentes, el linchamiento y posterior colgamiento de Villarroel, el “Mamertazo”, la presidencia de Hugo Ballivián y la posterior revolución que encumbra a Paz Estenssoro en el poder. ¿Cómo fue el trabajo de investigación para escribir Los Ingenuos?, ¿qué cosas nuevas descubriste de Bolivia?, ¿ayudó la memoria familiar?

Descubrí la verdad de la revolución, porque desgraciadamente la historia la escriben los ganadores. El trabajo de investigación fue complejo. Tuve que recurrir a bibliotecas privadas, fuentes primarias, testimonios de partidarios del MNR así como falangistas, militares y víctimas de la revolución. Yo no había nacido cuando estalló la revolución.

5. Sebastián, el hijo de la sirvienta, está enamorado de Juliana, la hija de los dueños de casa. Ella le corresponde. A lo largo de la novela y debido sobre todo al momento político ambos se ven separados y hacen una vida muy distinta a la que se imaginaron en un principio. ¿Qué son las clases sociales para Verónica Ormachea?, ¿existe el racismo en nuestro país o existe el clasismo?

En todas las sociedades del mundo hay distintas estratos sociales. Desgraciadamente en Bolivia existe el racismo y el clasismo que es algo que se debe eliminar.

6. En Los Ingenuos se da una amplia y pormenorizada descripción de lo que significó la Revolución del MNR para los oligarcas, los nuevos desposeídos, y para los presos políticos. Redescubrimos, también, los campos de concentración. Después de cinco decenios, ¿qué es la Revolución del 52 para la Bolivia actual?, ¿era necesaria?, ¿qué sucedió con aquellos “ingenuos” que creyeron en ella ciegamente y que sucedió con aquellos “ingenuos” que la defenestraron?, ¿qué pasó con los “ingenuos” que la sobrevivieron?

La revolución del 52 para la Bolivia actual tiene cierto significado, un ejemplo claro es que hoy tenemos a un presidente originario. Un representante de las mayorías gobierna el país. Ésta fue necesaria para crear una clase media, hoy consolidada. Muchos “ingenuos” que creyeron en ella, se desilusionaron porque fue terriblemente cruel y destrozaron a sus familias; los que la defenestraron emigraron y nunca más volvieron a Bolivia y los que la sobrevivieron, la mayoría se hicieron ricos por la corrupción que fue instaurada por el MNR.

7. El gobierno de Hugo Chávez te impidió asistir a la feria del libro de Caracas en 2009. Una vez más, esta vez dentro de tu vida personal, se vio a un solo ser humano confrontado contra el poder. En Los Ingenuos se manifiesta una radiografía de la degeneración que provoca el poder en otros simples seres humanos. ¿Qué es el poder, esa fuerza invisible y aparentemente indestructible, para Verónica Ormachea?

El poder, mal llevado, es muy peligroso porque los gobernantes hacen uso y abuso de él. Así me ocurrió cuando me negaron participar en la FIL de Caracas. Aquello fue por mi condición de periodista porque escribí que Evo y Chávez eran dictadores, lo cual ratifiqué.

Fuente: Ecdotica



Escribe tu comentario