Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Momento: la poesía cruceña “goza de salud” y sigue creciendo



1


Momento: la poesía cruceña “goza de salud” y sigue creciendo
Por: Marcelo Suárez Ramírez

Libros, autores, actividades, lectores. Una fórmula que parece ideal al momento de hablar de la vitalidad de un género literario. Santa Cruz de la Sierra lo está experimentando con la poesía, que se reafirma como un arte que en Bolivia siempre tuvo un lugar de preferencia. Pero hoy más que nunca en el oriente boliviano.

En tiempos de Feria Internacional del Libro, la poesía se convirtió en una de las principales protagonistas, razón por la cual Brújula invitó a los autores Homero Carvalho, Gary Daher, Gabriel Chávez y Óscar Gutiérrez, ‘Puky’, y a la académica Claudia Bowles para que analicen el fenómeno desde varios ángulos.

Carvalho afirma que lo que está sucediendo en Santa Cruz es digno de tomar en cuenta por darse en el marco de diversas transformaciones sociales en el país. En el caso de la capital cruceña, la señaló como la ciudad donde se está construyendo el país. “Es la sociedad más boliviana de Bolivia y la poesía sucede donde están los poetas. Y acá hay poetas que no solo nacieron en Santa Cruz, sino que vienen de diversos lugares para mostrar la presencia de Bolivia en el mundo a través de la poesía”, expresó Carvalho, que durante la feria presentó la antología Los tres cielos, en la que participan 46 autores de diferentes generaciones, todos nacidos o relacionados con la región amazónica de Bolivia.

Gabriel Chávez opina que no en todos los países la tradición se renueva, se mantiene y se recrea. En ese sentido en el caso boliviano hay una línea de continuidad, pero a la vez de renovación. “El ambiente de los pueblos, desde el paisaje y el clima hasta el ambiente social, imprime un carácter a la poesía. Se escribe desde algún lugar”, señala Chávez. Óscar Gutiérrez dice, por su parte, que esa renovación se palpa en la salida de la poesía a la calle, con experiencias como la de la Calleja, que hoy es uno de los eventos que se inscrito como uno de los principales del género en la ciudad. Con cinco versiones hasta el momento, la actividad ha logrado convocar en algunas de sus jornadas hasta a 200 personas en la céntrica plaza cruceña. “Lo que hacemos es dar espacios para que la gente se aproxime y quede seducida por la magia de la palabra”, menciona Gutiérrez.

A todo esto, Bowles reclama un discurso acorde con las expectativas que se están generando. Propone y reclama reflexionar sobre el hecho poético, pues de esa forma se complementará el hecho literario, situación que dará lugar a la discusión, al trabajo didáctico y a un efecto multiplicador. “Mientras los hechos no se conviertan en discurso, La Paz y Cochabamba seguirán siendo el epicentro de la literatura nacional”, sentenció Bowles.

Daher coincide en que se están derribando algunos prejuicios y estereotipos respecto a la poesía, pero hay que mirar más allá para buscar una reacción en todo el país, especialmente en el occidente, respecto a lo que está pasando acá. “Una cosa es el discurso político que dice ‘yo soy el centro de América’, otro el hecho literario, y creo que estamos empezando a construirlo. Esto que está pasando tiene que ser un aguijoneo desde la Amazonia. Los espíritus de la selva viven en las ciudades, entonces propongo verlo como el yin y yang, con una cultura, como la nuestra, que es profundamente femenina y la de occidente, que es masculina, por la montaña. Es una hélice que tenemos que hacer girar. Nos han entregado la misión del verbo para cristalizar la misión de construir. Estamos empezando”, explicó Daher.

Uno de los aspectos en los que hubo consenso en la charla fue la necesidad de complementar la parte humanística y académica dentro de esta coyuntura. “Ante la falta de una carrera de Literatura, está el discurso periodístico, que tiene una consistencia adecuada, y el discurso de los poetas en cuanto crítico. Todo eso puede contribuir a ir cerrando la idea de lo que está ocurriendo acá, produciendo textos, haciendo valoraciones e intervenciones desde la mirada crítica”, indica Bowles. “No solo necesitamos carrera de Literatura, sino también de Historia. Ya se sabe que somos grandes productores y la locomotora del país. La parte económica está resuelta, hay que ver la parte humana”, complementa Daher.

Homero celebra que la Alcaldía haya contratado el proyecto de Gutiérrez, que junto al músico Gustavo Rivero se presenta en las bibliotecas de barrio con un espectáculo poético-musical que invita a un recorrido por las letras cruceñas. “Hace falta que alguien articule todo esto, lastimosamente las principales autoridades no están presentes en los eventos centrales de la cultura. Esta es la única ciudad de Bolivia donde no hay oficial de cultura”, protestó Carvalho.

Fuente: La brújula



Escribe tu comentario