Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Eduardo Mitre: “Mi vida está marcada por los viajes, las ausencias y los retornos”




Eduardo Mitre: “Mi vida está marcada por los viajes, las ausencias y los retornos”
Entrevista a Eduardo Mitre
Por: Claudia Eid

Eduardo Mitre es como su poesía, poseedor de una delicadeza y profundidad que llegan de forma sorpresiva por su humildad.

No es muy afecto a las entrevistas, a que le tomen fotografías o a los periodistas, pero una vez que comenzamos a conversar, fue muy amable y generoso con nosotros, nos habló del libro que está por presentar en Cochabamba y de algunos temas que se tornan indispensables dentro de su trabajo.

Actualmente vive en , Nueva York y sigue impartiendo cátedra en la Universidad de St John’s.

¿Cuándo comenzó a gestarse este libro?

El origen del libro se dio con la lectura de un ensayista, Vladimir Yankelevich. Y bueno, me apasionó ese libro sobre todo en el capítulo que se refiere a Ulises, por su complejidad, y fui gestándolo poco a poco. Recuerdo que en Dartmouth College di un curso que contemplaba la novela, tan compleja de (Juan) Rulfo, “Pedro Páramo”, pero fue un éxito. Y un poema de Ramón López Velarde, Octavio Paz y de algún otro narrador, fue un curso con un material bastante breve.

Años más tarde, en St John’s University, en Queens, Nueva York, donde enseño, para el curso de graduados que impartí, ahí ya comencé con la escritura y fíjate que el libro sigue la misma estructura de los otros libros de poesía boliviana, de “Cuatro constelaciones”, “Pasos y voces”, es decir, que consta de dos partes, la primera de comentarios a los poemas incluidos de autores latinoamericanos del siglo XX, entre ellos hay cuatro bolivianos, no podía extenderme.

¿Cómo eligió a esos cuatro poetas?

Los poemas elegidos se refieren a la experiencia del regreso, en Shimose y Saenz es muy claro. Urzagasti tiene un poema bellísimo que comparo con un cuento de Cortázar.

¿Cree que el regreso (tema recurrente en su trabajo) se relaciona con venir de una familia de migrantes?

Interesante tu pregunta, porque no lo había pensado, es decir, en qué medida es también sobre migración. Me hace pensar porque mi padre no tuvo la experiencia de su tierra (Palestina), lo trajeron cuando era bebé, pero cuando me hablaba de su tierra, lo hacía como si la conociera, fabulaba, a partir, yo creo, de lo que le contaba mi abuela.

“Pedro Páramo” también se relaciona con eso ¿no? Volver para buscarse.

Sí, es la búsqueda de la identidad, de la raíz, el origen y las semillas. Creo que a un nivel biográfico, mi vida está marcada mucho por los viajes, las ausencias y los retornos. He escrito un libro que se llama “La luz del regreso”, que está dictado por la experiencia de un retorno. Y hay varios, me he puesto a revisar mis poemas y hay varios en diferentes libros.

¿En qué está trabajando actualmente?

La fiebre o el ansia por publicar se me ha apaciguado, pero estoy escribiendo algo que ya podría ser un libro, es un conjunto de poemas que aún no tiene título. También estoy esperando que se reedite “Cuatro constelaciones”, espero que sea relativamente pronto con Plural, creo que el libro ahora está en su punto, porque en la relectura a distancia en la manera que digo muchas cosas han sido corregidas.

¿Suele hacer mucho esto de releer y corregir?

Sí, de vez en cuando releo y hay una distancia crítica, ya no estás tan inmerso en el libro, ya te vuelves lector más que autor.

Por ejemplo, hay un libro también de crítica, “El árbol y la piedra”, que es el primero de esta serie que publiqué en Caracas, que se refiere a la vanguardia. Releí ese libro y no le hice ninguna corrección. En otros posteriores he visto cuestiones de detalle en la forma, pero no en relación a lo que digo.

En el romancero dice “Me atengo a lo dicho”, yo “me atengo a lo escrito”.

Obra poética

Su obra poética comprende: “Morada” (Caracas, 1975), “Ferviente humo” (Cochabamba, 1976), “Mirabilia” (La Paz, 1979), “Desde tu cuerpo” (La Paz, 1984), “El peregrino y la ausencia: antología” (Madrid, 1988), “La luz del regreso” (La Paz, 1990), “Líneas de otoño” (México D.F., 1993), “Camino de cualquier parte” (Madrid, 1998) y “El paraguas de Manhattan” (España, 2004).

La casa editorial Le Cormier de Bruselas ha publicado dos antologías bilingües de su poesía: “Mirabilia” (1983), traducida al francés por Ives Froment y “Chronique d’un Retour” (1997), con traducción al francés por Frans de Haes. Poemas suyos han sido incluidos en varias antologías de poesía hispanoamericana, y varios de ellos traducidos al inglés, francés, italiano y portugués.

Fuente: Lecturas



Escribe tu comentario