Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Cuatro preguntas para René Antezana



Cuatro preguntas para René Antezana
Entrevista a René Antezana
Por: Alex Aillón

René Antezana dirigió el Festival Internacional de la Cultura en sus mejores tiempos. Ahora, este infatigable gestor cultural ha sido propuesto para el Premio Nacional Gunnar Mendoza. Puño y Letra conversa con él acerca del FIC, de sus posibilidades y de las cosas que deberían hacerse para fortalecerlo.

Viviste muchos años en Sucre, aquí dirigiste el Festival Internacional de la Cultura en una de sus versiones más memorables. Qué recuerdas de aquél trabajo, cuáles fueron los momentos e innovaciones más importantes en ese entonces. Cómo ves ahora el formato del FIC ¿Es viable? ¿Ha cambiado la dinámica cultural en el mundo?

Lo que intentamos en el IV FIC fue implementar el evento a partir de herramientas de planificación estratégica y desarrollando mecanismos de trabajo lo más eficientes posibles en todas las áreas que implica un festival. Por esta razón es que se montó una oficina central donde todas las áreas tenían condiciones para desarrollar su labor e incluso donde la venta de entradas de todos los escenarios tenía ventanillas donde el público podía adquirir hasta abonos para todo el festival. De igual forma se buscó integrar más campo-ciudad, así como las expresiones populares con las contemporáneas. Y se inició con el Festiniños por ejemplo. He visto que algunos de estos lineamientos (que vienen desde el primer FIC también) se mantienen o han mutado positivamente. Lo que me da mucha pena es que posteriormente al IV FIC, con el entusiasmo de los logros alcanzados, se promovió la creación de la Fundación Sucre Capital Cultural, cuyo fin era ese precisamente (Capital Cultural) y no sólo gestionar el festival. Pero esta iniciativa entre sociedad civil y Estado, ejemplo único para el país, ahora ha desaparecido. Una pena. Esa institución fue creada justamente para el mundo de ahora. Pero entiendo que los temas políticos primaron y se extinguió. El FIC siempre será viable pero considero que después de tantos años el formato no ha cambiado mucho, pero hay buenas señales actualmente; entiendo también que falta que la Gobernación nuevamente se reintegre a una propuesta común con otras instituciones chuquisaqueñas. Tal vez es hora de que quienes toman las decisiones se vuelvan a reunir y superen diferencias, que creo que es algo que no sólo los chuquisaqueños esperan, sino todos los bolivianos. Y animen a dar el nuevo salto de reingeniería hacia una mayor institucionalización, autonomía e independencia de los vaivenes políticos (y más presupuesto) para llevar al FIC al renombre internacional que se merece, puesto que Sucre y Chuquisaca tienen todas las condiciones para lograrlo.

Te han propuesto para el Premio Nacional de Gestión Cultural Gunnar Mendoza, cómo catalogas un premio de este tipo. Estás contento con tu postulación.

Cuando me lo dijeron me ruboricé, la verdad. No es algo que uno espera. Que se hayan fijado en mí ya es un premio, un halago. Los premios son tan subjetivos que es difícil juzgar si son justos o no. Yo pienso que están bien mientras cumplan su objetivo que es reconocer la labor de una persona, colectivo o institución por su aporte al desarrollo cultural del país, desde una trinchera local o nacional. Y que los jurados sean idóneos, que también es muy importante. Sinceramente, en mi caso, el premio ya está en la nominación. Y estoy muy agradecido aunque no estoy seguro de si merezco esta postulación.

Al primer René Antezana que conocimos fue al poeta. Dónde se encuentra la poesía en este momento de tu vida.

La verdad es que estuve en stand by (estacionado). Durante veinte años me alejé del mundo literario por razones personales y me refugié en la pintura que a es lo que ahora me dedico más. Eso no quiere decir que dejé de escribir. Por ahí tengo algunos textitos y espero encontrar una víctima editorial para que me los publique. O alternativamente, ahora que hay mayor facilidad para hacerlo vía artesanal opte por esa posibilidad. Eso significa que hace muy poco que he decidido salir de la cueva de Platón y del Tío. La verdad me siento un poco inseguro, pues el mundo ha cambiado mucho (tal vez ya estoy en remojo y fuera de época, ya nomás en la mutual) pues hay una gran y buena producción literaria de las nuevas generaciones, nuevos lenguajes y experimentaciones, nuevas estéticas; y además las redes sociales han impactado en todo ello y también en la manera de relacionarse entre creadores y de estos con el público, y no me siento muy preparado para enfrentarlo. Y por otro lado se lee poco a la vieja guardia. Pero lo intentaré, ¡qué diablos!

RENE ANTEZANA JUAREZ EN BREVE

Trabajó varios años en organizaciones de desarrollo social. En 1996 fue Coordinador del IV Festival Internacional de la Cultura en Sucre-Chuquisaca y en 1998 Director Ejecutivo de la Fundación Sucre Capital Cultural (hoy desaparecida). También se desempeñó como Editor del suplemento cultural y literario Puño y Letra del diario CORREO DEL SUR y fue consultor de UNESCO. En Tarija organizó el Seminario de Cultura y Desarrollo (2006) y el Centro Cultural Ágora. Fue uno de los promotores principales para la constitución de la Red TELARTES (2011) y fue su primer Coordinador Nacional hasta 2015 habiendo realizado múltiples actividades de articulación e incidencia en política pública. Como poeta ganó varios premios nacionales y publicó seis libros. Como pintor se conoció recién su obra a partir de 1998 habiendo expuesto en Bolivia y el exterior. Ha participado en diversos eventos, encuentros, seminarios y otros relacionados con gestión cultural y políticas culturales a nivel nacional e internacional.

POEMA

Nunca pude reinventarte

Pues ya los años se desnudan

En esta noche envejecida, atrapada

En el espejo de los adioses.

Dame tu larga risa enterrada

Te doy mi melancolía humillada.

Sé ese adiós bajo la lluvia

Seré la sombra que jamás abrazaste.

No me pidas que regrese

Ahora vivo en una cueva de decires

Fuente: Puño y Letra



Escribe tu comentario