Síguenos en



Follow Me on Pinterest





Donaciones

Ayudanos a difundir libros gratuitos

Recomendamos




Por un mundo sin muros



Poetas y participantes en la velada literaria “Por un mundo sin muros”.

Por un mundo sin muros
Por: Javier Claure C.

El jueves 21 de este mes, en las instalaciones de la Casa de Actividades Culturales de Sundbyberg (Estocolmo), se realizó a las 18 horas, una lectura poética en honor al Día Internacional de la Poesía, declarado por la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). Evento efectuado en sincronización con el Liceo Poético de Benidorm y el Movimiento Poético Mundial. Además, en colaboración con la Asociación Cultural Kimun y la Asociación Educativa Vuxenskola. Angelica Pérez, presidenta de la Asociación Kimun, abrió el acto con un breve discurso y dio la bienvenida al público presente. Por su parte, Mario Castro y Javier Claure, organizadores de la velada literaria, tomaron la palabra para referirse al encuentro poético, y a esos muros que existen en el mundo. Muros de discriminación, de exclusión y de opresión.

Pues en esa tarde de invierno sueco, al hechizo de la amistad, la paz y por un mundo sin muros, cinco poetas, de diferentes nacionalidades, se dieron cita para hacer conocer sus versos. En el mundo actual en donde prima más la prepotencia de ciertos Estados, la imagen, el dinero y las cosas materiales, la comunicación entre seres humanos, a veces, se ha vuelto efímera y amenazante. En este contexto, la poesía es un medio de comunicación completa y tan necesaria en estos tiempos de discordia y de falsa espiritualidad. La poesía es diversidad, es producto de la mente humana y de la sensibilidad ante momentos felices de la vida, pero también de esos vértigos que vibran en las cuerdas del alma. Es así que se leyeron versos dedicados al amor, a la naturaleza y a la parte social. Es decir, versos inspirados en ese sentimiento universal que da sentido al diario vivir. Porque los poetas, como todas las personas que tienen dos dedos de frente, quieren un mundo más incluyente, más justo y sin muros.

Fuente: Ecdótica



Escribe tu comentario